El arquitecto envió una misiva a autoridades ante el hecho en que se borraron grafitis y afiches realizados durante la protesta social.

Equipo ES. 20/02/2020. El pasado miércoles, grafitis afiches, murales, fotos y grafitis pintados en el centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) de Santiago, durante las jornadas de movilización social, aparecieron borrados con pintura gris y roja. Se está investigando para determinar quiénes realizaron esa acción, borrando lo que se considera una expresión artística y cultural de este momento.

Ante eso, el Premio Nacional de Arquitectura 2019, y uno de los diseñadores y arquitectos del emblemático edificio que ahora alberga al GAM, Miguel Lawner, envió una misiva a las autoridades del centro cultural, donde expresó, entre otras cosas, que hacía llegar la solidaridad “a raíz de la acción cobarde y anónima de cubrir con pintura, los muros del Gam, que en estos meses de insurrección popular, han acogido las demandas de un pueblo alzado en  busca de reencontrarse con la solidaridad y la fraternidad”.

Lawner escribió: “Históricamente, los muros han sido el receptáculo natural de las demandas formuladas por un pueblo alzado contra los regímenes sordos a sus demandas.

Así fue durante la revolución bolchevique  de 1917, cuando el poeta Maiakovsky, formuló el famoso Decreto Nº 1 de las Artes, llamando a acabar con el arte encerrado en los museos, llevándolo a las calles. Asi fue como se pintaron los muros, los techos, los tranvìas, de Moscú, San Petersburgo y Vitebsk.

Así fue durante la revolución agraria  mexicana de 1910, cundo Diego Rivera, David Siqueiros y Clemente Orozco, llevaron la pintura mural a niveles desconocidos hasta entonces.

Así fue en los muros de Paris durante el alzamiento ocurrido en Mayo de 1968, cuando los muros de la ciudad se colmaron de consignas como Prohibido Prohibir o Seamos realistas: pidamos lo imposible.

Así fue el año 1970 en Chile, con la brigada Ramona Parra, hermoseando los muros de todo Chile con el programa de la Unidad Popular: el cobre para todos los chilenos; medio litro de leche gratis para todos los niños; la tierra para el que la trabaja; los niños nacen para ser felices, etc”.