El epicentro fue en Jamaica y se percibió en Cuba, Bahamas, Islas Caimán, Jamaica, Haití y Honduras. Hay peligro de tsunami en la costa caribeña.

Granma. La Habana. 28/01/2020. Servicios Geológicos estadounidenses reportaron la ocurrencia de un sismo de magnitud 7.3 con epicentro en Jamaica, que fue percibido además en Bahamas, Islas Caimán, Jamaica, Haití, Honduras y Cuba, durante la tarde de este martes.

Con una profundidad de 134 km en Bahía Montego, Jamaica, el sismo puede ocasionar réplicas, según reporta el Servicio Geológicos estadounidense.

Con una magnitud calculada en 7,1 en la escala de Richter se registró en todo Cuba, según confirmó a Juventud Rebelde, Carlos Rodríguez en detalles preliminares, observador del puesto Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas de Santiago de Cuba.

El sismo fue perceptible en varias provincias, como GuantánamoSantiago de Cuba, Granma, HolguínLas TunasCamagüeyCienfuegosLa Habana, Pinar del Río y el Municipio Especial de la Isla de la Juventud.

El jefe de servicios sismológicos Nacional Doctor Enrique Arango aclara que hasta el momento no se reporta de manera oficial ninguna alerta de tsunami para Cuba.

El Servicio Sismológico Nacional de Cuba registró 264 réplicas, hasta las 5:00 a.m. de hoy, del terremoto de magnitud 7.1 ocurrido este martes al sureste de Cuba.

Las réplicas se están concentrando unos 300 kilómetros al oeste del terremoto principal, exactamente al sur de Islas Caimán, informó en la noche de ayer el Doctor Enrique Arango Arias, jefe del Servicio Sismológico Nacional y vicedirector técnico del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS) a través de la red social Facebook.

El movimiento telúrico ocurrió en el mar, a las 2:10 p.m., a 123,6 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo Cruz y se sintió en todo el territorio nacional, con mayor fuerza en las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey.

El Doctor Enrique Arango Arias confirmó que no se reportaron daños materiales ni humanos, y que teniendo en cuenta el mecanismo geológico de la falla de Oriente, no había peligro de tsunami para Cuba.