La diputada dijo que es momento de preocuparse de los jóvenes segregados por la PSU. Apuntó que están trabajando en un nuevo mecanismo más democrático.

Daniela Pizarro. Periodista. 27/01/2020. Este lunes y martes miles de estudiantes rendirán la Prueba de Selección Universitaria (PSU) que quedaron pendientes en el proceso anterior que fue boicoteado por los secundarios. La mañana de este lunes se vivieron nuevas manifestaciones y hubo locales donde se postergó por horas la rendición, además, se quemaron y se filtraron facsímiles.

Respecto a este escenario se refirió en entrevista con ElSiglo.cl la diputada del Partido Comunista (PC), Karol Cariola. Dijo que la bancada está estudiando un nuevo proyecto de mecanismo de admisión. Y criticó a la ministra de Educación, Marcela Cubillos, por enfocar su discurso en la criminalización. Sostuvo que no es tiempo de mirar las formas de movilización sino el fondo de las demandas.

¿Este es el último año de la PSU?

La PSU es un órgano de admisión que partió muerto, porque nació como una forma transitoria, sin embargo, se prolongó durante 15 años. Es un mecanismo segregador. Es muy lamentable porque todos los años tenemos que lamentar la realidad de que miles de jóvenes quedan fuera en vez de que pueda ser una manera de democratizar el acceso a la educción superior. Los jóvenes han demostrado esto con movilizaciones que han ido creciendo, pero que el gobierno lejos de iniciar un proceso de debate político, lo que ha hecho es reprimir a los estudiantes y criminalizar con la ley de seguridad interior del estado. Usar el mazo para resolver un problema político se vuelve negativo. Hay que reformular el acceso a la educación superior y cambiarlo por uno más democrático.

¿Un sistema universal por ejemplo?

Con las Juventudes Comunistas estamos trabajando un mecanismo que está basado en el principio de acceso universal, pero que también tiene una mirada de largo plazo porque esto implica generar las condiciones desde la educación superior para tener los cupos necesarios para que el acceso universal sea una posibilidad real. No solo pasa por generar el acceso sino de la capacidad para recibir a esos estudiantes.

¿Cómo ves las críticas a las formas de protestas de los secundarios?

Quedarse en las formas siempre será más fácil. Este es el momento de discutir lo de fondo, porque de lo contrario tendríamos que discutir todo lo que ha ocurrido en estos meses en el país, donde las distintas formas de movilizaciones han sido muy diversas, precisamente porque durante todos estos años el fondo ha sido tan dramático, en cuanto a desigualdad, violencia, ante los ciudadanos que no tienen posibilidades. Entre forma y fondo yo no sé que es más violento, pero creo que en esa discusión no hay que perder tiempo y debemos enfocarnos en los jóvenes que durante años han pateado piedras, porque no han logrado ingresar a la educación superior.

¿Cuál es la evaluación del rol que está jugando la ministra de Educación?

La ministra de Educación no habla de educación solo habla de seguridad interior, solo habla de seguridad pública, solo habla de represión. Ese ha sido su rol desde que ingreso al Ministerio, primero reprimiendo en el Instituto Nacional y criminalizando el movimiento estudiantil. Esa es la huella que ha dejado Marcela Cubillos en el Ministerio de Educación.