En agosto, elecciones universales en la multisindical. Se creó Comando 26 de Abril para promover el Apruebo Nueva Constitución. Fortalecer defensa de derechos de los trabajadores.

Equipo ES. 26/01/2020. Finalizó el 12 Congreso de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), efectuado en estos días en el Estadio Víctor Jara, donde se adoptaron acuerdos que serán gravitantes no solo para la mutisindical, sino en el escenario social y político del país.

En agosto próximo se realizarán las elecciones de dirigentes de la CUT con el sistema de voto universal, se creó el Comando 26 de Abril (fecha del plebiscito para aprobar o rechazar un nuevo texto constitucional) para promover el Apruebo una Nueva Constitución y se indicó que habrá un fortalecimiento en las luchas en defensa de derechos de las y los trabajadores.

Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, dijo que “en tiempos donde exigimos más democracia y donde hemos dicho no podemos no tener una nueva Constitución, nos hemos puesto a la altura de los desafíos. Lo hacemos con convicción y coherencia. Creemos que hoy día es el tiempo de más participación y democracia, no menos”.

Asimismo, sostuvo que “si no estamos permanentemente en estado de alerta y movilizados, lo más probable es que el Ejecutivo insista con el discurso de que los han escuchado y, sin embargo, seguir legislando iniciativas como la que vimos estos días, como la tramitación exprés con la que se pretendía aprobar la reforma a las pensiones”.

Entrevistado en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, el vicepresidente de la multisindical, Eric Campos, indicó que “estamos preparados para ese desafío” de la elección universal. Informó que en la ocasión se elegirán a los consejeros nacionales, a la directiva nacional, y a dirigentes regionales y zonales de la Central.

Sobre el Comando 26 de Abril, el dirigente expresó que “definimos que sería un error histórico no participar y concurrir” al plebiscito donde se debe aprobar o rechazar el tener una nueva Carta Magna, y por eso se conformó esa instancia donde estarán sectores sociales y sindicales de todo el país. Puntualizó que sobre todo hay una preocupación e interés desde la CUT de participar en el proceso constituyente y lo que será la elaboración de la nueva Constitución para “bregar por los temas y los derechos de los trabajadores”, y por eso el Congreso aprobó la creación del Comando 26 de Abril.

Del 12 Congreso de la multisindical salió el fortalecer las luchas labores con objetivos como tener un salario mínimo de 500 mil pesos, mejorar sustancialmente las pensiones, mejorar las condiciones del seguro de cesantía, garantizar el derecho a huelga sin amarres y respaldar demandas sectoriales como vivienda, salud y educación dignas y accesibles.

Campaña internacional para cesar violaciones a DDHH

En el marco de la antesala de la inauguración del 12° Congreso Nacional de la CUT, delegaciones  sindicales provenientes de 14 países junto a dirigentes de la Confederación Sindical Internacional (CSI) y de la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA), lanzaron este viernes, en la sede de la CUT, la campaña internacional para exigir al  Presidente de Chile el cese de las violaciones a los derechos humanos que se están registrando en el marco de las protestas sociales comenzadas el pasado 18 de octubre.

Así se informó en el Portal de la CUT, donde se refirió que la iniciativa -de la Vicepresidencia de Relaciones Internacionales de la CUT- convoca a organizaciones y personas naturales de todo el mundo a unirse, suscribiendo una carta (adjunta en el sitio web de la campaña) la cual debe estar dirigida al Presidente de Chile; si estás en el extranjero, despacharla a las embajadas o consulados de nuestros país.

En tanto, se reportó que Víctor Báez, secretario General Adjunto de la CSI (la organización sindical más grande del mundo, representa a 200 millones de trabajadores en 163 países) enfatizó la necesidad de sumarse a esta campaña para romper el cerco comunicacional de los grandes medios de prensa del mundo: “En Europa hay un silencio total de este movimiento; no llega la información. Y eso, es producto de un cerco mediático impuestos por los grandes medios de comunicación y por el Gobierno. Hay una campaña de desinformación (…) Por eso es necesario tener una política de comunicacional más agresiva de parte del movimiento sindical chileno y del movimiento sindical internacional para indignar a la opinión pública de los países a nivel mundial”.