No perder el trote

Lo que el país requiere y la ciudadanía demanda es que no se pierda la intensidad de todo lo que se habló y proyectó para prevenir y encarar los siniestros.