El presidente del PC indicó que el gobierno quiere establecer leyes y medidas que afectan a los asalariados en medio de la crisis sanitaria y que frente al Covid-19 “ha ido por detrás de los acontecimientos”.

Equipo ES. 29/0372020. Guillermo Teillier coloca el eje en la situación de los trabajadores y sectores vulnerables en el marco de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus. Y establece que el gobierno los está dejando desprotegidos.

El gobierno “quiere establecer leyes y medidas que afectan a los trabajadores”, dice, como el proyecto de teletrabajo y trabajo a distancia y el dictamen que permite que los empleadores no paguen sueldos.

Expresa que ante las necesidades se está privilegiando el beneficiar a empresas y consorcios: “El gobierno está privilegiando a unos pocos, a los beneficiados por la crisis sanitaria en sus empresas y negocios, y el peso recae sobre los trabajadores y lo sectores más vulnerables”.

Teillier, participando en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, anota que “se observa que hay una situación de desesperanza, de confusión de la gente, porque está la presencia del coronavirus pero también la posibilidad de que no se paguen los sueldos, de que los trabajadores sean despedidos. Junto a eso, se ven aglomeraciones en el transporte, en algunos supermercados, no hay turnos en distintos centros de trabajo”.

Junto al peligro de perder parte o el total del salario, de quedar sin la fuente de empleo, el timonel del PC señala que se anuncia el alza del precio del pan, subió mucho el gas, que subieron los remedios e insumos médicos, los repartos a domicilio, hay muchas alzas que están recayendo en la gente.

Explica que en el Parlamento, la Bancada Parlamentaria del Partido Comunista (PC) propuso postergar el pago de permisos de circulación, la deudas hipotecarias y de consumo, el que se suspendiera el pago de servicios, y que el Estado pudiera subsanar la carga onerosa que sufren cientos de miles de familias. Un apoyo a cientos de miles de asalariados.

El dirigente informa que se logró elevar la cantidad de personas que recibirán el bono por la crisis actual, que será de 50 mil pesos por carga familiar, pero explicita que no se pudo elevar ese monto. “El Ministro de Hacienda dijo que nuestra exigencia de que fuera de 100 mil pesos era anticonstitucional, eso es así, porque con las actuales leyes los diputados podemos aceptar o rebajar una propuesta del Ejecutivo, pero no podemos subirla”, argumenta. Insiste, eso sí, que “éticamente teníamos que plantearlo, tenía sentido pedir que el bono fuera por más dinero”.

Insiste que en lo que viene, un tema central será la protección de la salud y de los derechos de los trabajadores. En una crisis sanitaria que tiende a prolongarse.

Gobierno a la zaga

Sobre la situación en que se desenvuelve la expansión del coronavirus, Guillermo Tellier apunta que “observamos mucha desesperanza e inquietud en la gente porque el gobierno no toma medidas de fondo (contra la pandemia), va a la zaga de lo que plantean especialistas, trabajadores de la salud y organizaciones de la sociedad”.

Indica que “todo se pretende resolver en el marco del sistema neoliberal que fue el que desmanteló la salud estatal y pública, fue el que privatizó la salud en el país e impuso el lucro en salud”. Ahora se ven los resultados negativos de todo eso.

Insiste en que se está beneficiando un grupo minoritario y empresarial con esta crisis y ejemplifica: Se van a disponer camas de hospitales privados, y eso se pagará a las empresas de salud, todo al sector privado se le está pagando.

El presidente del PC enfatiza que en la etapa abierta hace algo más de un mes, “el gobierno ha ido por detrás de los acontecimientos, ha respondido parcialmente, con atraso, no toma todas las medidas drásticas necesarias, de fondo, como decretar una cuarentena total, junto con un plan integral que abarque todas las necesidades frente a esta situación”.

Manifiesta que “estamos en una situación donde lo principal es salvaguardar la vida de las personas, de chilenas y de chilenos, evitar que el costo de la crisis sanitaria lo paguen los trabajadores y detener que la elite se siga beneficiando de esta crisis”.