Respuesta a “acusaciones miserables, vulgares, e infundadas” de parte del gobierno de EU. “Desde Estados Unidos y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia” al país.

 Agencias. 26/03/2020. El gobierno de Estados Unidos acusó, en una conferencia pronunciada por William Barr -Fiscal General de los Estados Unidos-, al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y a otros 13 de sus funcionarios venezolanos de narcoterrorismo y corrupción, y ofreció recompensas millonarias por información que lleve a su captura.

El Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó  las acusaciones y las calificó como “una nueva modalidad de golpe de Estado”. De acuerdo con un comunicado difundido por Arreaza, el gobierno de Donald Trump realiza “acusaciones miserables, vulgares, e infundadas” para intentar minimizar la lucha de Venezuela contra el narcotráfico. “La política de cambio de gobierno por la fuerza en Venezuela está destinada al fracaso. Ofrecer recompensas al estilo de los vaqueros racistas del lejano oeste demuestra el desespero de Washington y su obsesión con Venezuela”, apuntó Arreaza, al tiempo que consideró que ese ataque de Trump solo busca conquistar más votos en Florida, ante la elección presidencial en EU.

El canciller consideró que estas acciones también develan la profunda frustración de la Casa Blanca por la paz que hay en Venezuela, y el manejo que ha hecho el gobierno del presidente Maduro frente a la pandemia del coronavirus. “Las instituciones democráticas venezolanas garantizan la protección del pueblo ante cualquier acción desesperada de Trump”, finalizó Arreaza.

A la par, el Departamento de Estado difundió un comunicado del secretario de Estado, Mike Pompeo, en el que se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por información que lleve al arresto o procesamiento de (Nicolás) Maduro; mientras que dan 10 millones de dólares por autoridades como Diosdado Cabello o Tarek El Aissami.

Colombia, Estados Unidos y la contra venezolana

Sumado a esta situación el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó hoy la denuncia sobre planes violentos contra la nación sudamericana fraguados desde Colombia en complicidad con el Gobierno de Estados Unidos.

“Ratifico mi denuncia. Desde Estados Unidos y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente”, aseveró el mandatario en la red social Twitter.

El jefe de Estado presentó evidencias este miércoles sobre una conspiración de grupos irregulares radicados en Colombia para ejecutar asesinatos selectivos de altos funcionarios del Gobierno y generar violencia en el país.

Nicolás Maduro, compartió parte de la información sobre la captura de un individuo llamado Jorge Alberto Molinares Duque, poseedor de un arsenal de armas y equipos tácticos de guerra en la ciudad colombiana de Barranquilla. Este arsenal comprendía 26 fusiles de asalto AR-15, 36 culatines para fusil, 28 visores nocturnos de dos ojos, 9 visores nocturnos de un ojo, 8 silenciadores de fusiles, chalecos y cascos tácticos, radios de comunicación, entre otros. Añadió que Molinares Duque iba a entregar el arsenal a una persona, alias Pantera, que forma parte del grupo terrorista en la ciudad adyacente de Riohacha.  Alcalá habría organizado “al menos 3 campamentos (…) para entrenar a grupos de asalto contra Venezuela”, sostuvo el Fiscal General de Venezuela, Tarek Wiliam Saab.

Medidas Tomadas por el gobierno Bolivariano de Venezuela

Saab anunció este jueves que el Ministerio Público abrió una investigación contra el diputado opositor Juan Guaidó y el mayor general retirado del Ejército, Clíver Alcalá, por el intento de golpe de Estado contra el Presidente, Nicolás Maduro.

“Cliver Alcalá declaró públicamente que junto a Guaidó y asesores norteamericanos pretendían bañar de sangre a Venezuela”, denunció Saab, al tiempo que adelantó que se han designado a dos fiscales para las correspondientes investigaciones.

De acuerdo con el Fiscal, Alcalá confesó abiertamente que el intento de golpe de Estado fue planificado en Colombia con ayuda de EE.UU., y dinero robado al Estado venezolano.

Ante este escenario, el Gobierno de Venezuela informó que denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estos planes dirigidos a generar violencia y desestabilización. “Denunciaremos ante la ONU los nuevos planes violentos organizados desde Colombia para generar ataques terroristas y asesinatos selectivos a autoridades en Venezuela. Desde 2018 informamos al gobierno de Colombia sobre estos planes y nada hacen. Todo indica que los apoyan y financian”, indicó el canciller Jorge Arreaza en la red social Twitter.