“Mientras más drástica sea la cuarentena, más eficiente va a ser”. “Estábamos con la pendiente que habían estado Italia y España…entonces es un factor importante las medidas drásticas”.

Santiago. 24/03/2020. El Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, entrevistado en Radio La Clave, sostuvo que “es evidente que si lo que uno quiere es frenar la expansión del contagio, mientras más drástica sea la cuarentena, más eficiente va a ser”.

Precisó que “el tema es cómo balancear lo deseable que es la cuarentena, para quienes piensen desde el punto de vista de evitar el contagio, versus las necesidades de que se mantengan ciertas actividades esenciales, como el suministro de alimentos. Ese es un balance que lo tiene que hacer la autoridad, en el entendido que ya no hay nadie que piense que haya ventajas en no tener a la gente en un estado de cuarentena más drástico. Eso es demasiado obvio para que entre siquiera a ser cuestionado”.

Ennio Vivaldi, quien es médico, opinó que “lo que estamos viendo es un retardo respecto a las realidades inevitables. Hoy hay un número de personas contagiadas que no conocemos, que ni siquiera están sintomáticas. Hay un número de personas que se van a agravar y que andan por la calle tranquilas y que a lo mejor en quince días más van a estar graves en una UCI. Ese es el concepto que ha estado presente en los técnicos cuando recomiendan medidas drásticas”.

En la entrevista con Radio La Clave, manifestó que “si uno ve la curva, nosotros estábamos con la misma pendiente con la que habían estado Italia y España hace tres semanas. Entonces también es un factor importante cuando tomo las medidas drásticas en función de si estoy abastecido o no, sino también tiene que estar metido cuando tomamos las decisiones, es que lo que estamos viendo hoy no es como que freno hoy día y empiezo a retroceder, sino que freno hoy día y la frenada se va a empezar a ver en 10 días más. La suerte ya está echada para los próximos diez días. La gente va a comenzar a hacer la enfermedad”.

Vivaldi apuntó que “si no hacemos algo distinto a lo que hizo Italia y España, estamos terminando la semana cuatro, en la semana seis o siete tendremos colapsado nuestro sistema. A mediados de abril tendríamos una cantidad tan importante de enfermos graves, que no tendríamos cómo darle cabida en los hospitales. Ese es el dato que mejor refleja la necesidad de reforzar las medidas preventivas”.

El Rector de la Universidad de Chile explicó que “es totalmente distinto que esos pacientes vayan apareciendo de a poco o todos al mismo tiempo. Si aparecen de sopetón, copan toda la capacidad que tengamos de tratamiento intensivo. Sin embargo, si somos capaces de tomar estas medidas preventivas, aunque fueran los mismos que van a infectarse, vamos a tener una capacidad de respuesta adecuada”.