“Para establecer la participación o responsabilidad de agentes del Estado y sus líneas jerárquicas” en agresiones. No hay “avances significativos” en cuanto a las recomendaciones.

Equipo ES. 12/03/2020. Continúan siendo negativos los informes y declaraciones de organismos internacionales respecto a la situación de derechos humanos (DDHH) en el país y el papel que están jugando el gobierno y Carabineros, especialmente.

Ahora, el representante para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los DD.HH. (ACNUDH), Jan Jarab, hablando a nombre de esa entidad, sostuvo que frente a las situaciones que se producen en el país, es necesarios instar “a que se realicen investigaciones prontas y completas para establecer la participación o responsabilidad de agentes del Estado y sus líneas jerárquicas, así como determinar si se trata de patrones o conductas reiteradas en el actuar policial”.

Esto va en la línea que se sostiene de responsabilidades del general director de Carabineros, Mario Rozas, y del ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y de procesar a uniformados que estén involucrados directamente en casos de agresiones, abusos, golpizas, no cumplimiento del protocolo y ataque con efecto de pérdida de ojos en víctimas civiles.

Jan Jarab llamó a que el gobierno hago caso de las recomendaciones dadas por ACNUDH (hay otros organismos internacionales y regionales que también hicieron recomendaciones) y refirió que se siguen vulnerando los DDHH en Chile.

El funcionario internacional explicitó que respecto a las recomendaciones al gobierno de Sebastián Piñera, el organismo de la ONU “no pudo constatar avances significativos” y manifestó que se “hace un llamado a todas las autoridades, sobre todo aquellas con responsabilidad directa en DD.HH., a redoblar sus esfuerzos para implementar de forma efectiva las recomendaciones del informe, así como cualquier medida orientada a garantizar la plena vigencia de los derechos humanos en Chile”.

El representante de ACNUDH, dijo que “seguimos recibiendo alegaciones sobre vulneración de derechos en Chile, en el marco de manifestaciones sociales”. Reiteró que “por ejemplo, los cartuchos de gas lacrimógeno nunca deben dispararse directamente a las personas, pues ello los hace potencialmente letales”. Y añadió que oficina “sigue recibiendo información sobre el uso indebido de estas armas por personal de Carabineros, en varios casos con consecuencias graves como trauma craneano o pérdida de la visión”.

Es un hecho que los lesionados en los ojos siguen sumando por el accionar de Carabineros, a lo que se agrega que el alto mando de esa institución no logra que se cumpla el protocolo y particularmente frente a los casos de heridos con pérdida de uno o ambos ojos, el general director Rozas sigue sin reconocer responsabilidad alguna, ni ha mostrado investigaciones que permitan esclarecer los hechos.

A eso, las declaraciones del funcionario de Naciones Unidas incluyeron que siguen conociendo “con preocupación relatos y registros audiovisuales recientes sobre atropellos producidos por carros policiales y golpizas por parte de Carabineros, y en particular información de agresiones contra brigadas voluntarias de salud, periodistas, observadores de la sociedad civil e incluso del Instituto Nacional de Derechos Humanos”.