Desde este viernes ‘Regalé mis ojos’ estará en todas las plataformas digitales. El músico se presentará a las 18:30 en la Plaza Dignidad. En entrevista con El Siglo dio detalles.

Daniela Pizarro Amaya. Periodista. 05/03/2020. Desde las 00:00 horas de este viernes la canción ‘Regalé mis ojos’ que Nano Stern dedicó a Gustavo Gatica -el joven que producto de un ataque policial quedó sin visión- estará disponible en todas las plataformas digitales. Además el músico por primera vez tocará la canción en la zona cero de las manifestaciones a través de los balcones de Radio Dignidad a las 18:30 horas de este viernes.

Stern también presentará un show íntimo en el Club Amanda el sábado 14 de marzo, donde repasará los éxitos de su discografía, luego de volver de la gira internacional que lo llevó por Australia, Argentina, México, Nueva Zelanda, Canadá y Rusia.

En entrevista con ElSiglo.cl  Nano Stern contó detalles de cómo surgió ‘Regalé mis ojos’, la cercanía con la familia del joven estudiante de sicología y explicó por qué decidió ceder a Gustavo lo derechos de autor de la canción.

¿Cómo surgió la idea de hacer una canción para Gustavo Gatica?

Nunca surgió la idea fue una circunstancia muy especial. A mediados de noviembre fui una semana de gira fuera de Chile y en Australia me entero de lo que pasó con Gustavo. El caso me removió completamente, porque fue un nuevo hito, un paso más en la escalada de brutalidad que estábamos viviendo. Ese era el primer concierto de la gira y estaba muy conmovido, me acuerdo que me quedé parado en el camarín y pegado en el teléfono mirando lo que estaba pasando y ahí me encuentro con una entrevista que le hicieron a la mamá de Gustavo, donde señaló que su hijo dijo: ‘regalé mis ojos para que la gente despierte’. Leí esto y te juro que me quebré, al ver que de esta tremenda tragedia personal Gustavo le dio un sentido colectivo. Empecé a darle vueltas y dije no puedo cantar nada más que esto, o sea, tenía eso en mi cabeza y la canción salió en cinco minutos. Entonces no hubo una idea sino que una reacción intuitiva. Al otro día le pedí a alguien que me grabara y yo mismo edité el video y la canción y después se viralizó en millones de personas.

¿Cómo fue la acogida de la familia?

El video lo vio la familia y ahí comenzó el nexo con ellos. Al principio me urgí un poco porque me empezaron a llegar muchos comentarios de gente que decían ser sus amigos de la universidad, donde me decían que no podía hacer de esta historia casi como algo romántico, porque claro Gustavo no es que quiso regalar sus ojos sino que un ataque policial se los arrebató. Ahí me dijeron que Gustavo nunca había dicho esa frase entonces empecé a investigar, porque si no lo dijo tenía que borrar esa parte. Me puse en contacto con su hermano y no hubo ningún problema, porque efectivamente Gustavo dijo esa frase y le encantó la canción.

¿Cómo fue la experiencia de ir a cantar la canción a casa de Gustavo?

Gustavo se transformó en un icono por una situación trágica, pero no deja de ser un joven que acaba de cumplir 22 años, que estudia, que tiene sus dinámicas, entonces, fui muy tranquilo tratando de desdramatizar la situación, conversamos muchos, nos reímos, o sea, todo muy tranquilo en buena onda. Es una familia que tiene una gran entereza porque les tocó vivir varios episodios complejos en el último tiempo. Yo llegué con mi guitarra con el fin de entregar un momento de alegría y en ese marco han ido varios músicos, estuvieron en su casa los Inti Illimani, Illapu y hasta la Banda Conmoción. Con todo esto reafirmé la necesidad de visibilizar estos casos, porque nadie se está haciendo cargo de esto y el Estado que es el responsable no ha entregado ningún tipo de ayuda.

¿Qué te parecen las vocerías del gobierno donde aseguran que ellos no tienen ninguna responsabilidad antes las violaciones de los derechos humanos?

No lo puedo creer. Si la responsabilidad no la tienen ellos, entonces, quién ¿el funcionario que mandaron a disparar? no. Aquí hay una responsabilidad política y parece que en Chile están volviendo las prácticas de la dictadura. Han pasado cuatro meses y nadie sabe quien le disparó a Gustavo. Es realmente terrible.

Este viernes se libera la canción y la vas a presentar en la Plaza de la Dignidad ¿Cuál es la carga simbólica de esa presentación?

Una tremenda carga simbólica. Imagínate poder cantar en el primer viernes de marzo en la Plaza Dignidad donde ocurrió todo esto. Creo que la música tiene eso de poder resignificar los espacios. Hace algún tiempo me invitaron a tocar en la inauguración del memorial del Estadio Nacional, donde canté ‘La vida es un gran regalo’, junto a todas las madres, esposas, abuelas, hijos y familiares de las víctimas de la dictadura, eso fue inolvidable y es un ejemplo de que la música resignifica los espacios. Creo que algo así puede pasar el viernes, estoy muy contento y agradecido de poder estar ahí, donde además va a cantar Illapu y esperamos cantar juntos con Roberto Márquez.

Además le cediste los derechos de autor a Gustavo.

Mis derechos de autor se los cedí de por vida a Gustavo, lo que fue muy engorroso porque está al límite de lo que la ley permite, porque son derechos inalienables y en ese marco agradezco la gestión de la SCD porque se portó muy bien para ayudar con esto. Así que todos los derechos ahora son de Gustavo y esperamos que sea una ayuda por pequeña que sea. Además es una muestra porque más allá de todo lo que podamos decir es de manera concreta decirle que esta canción es suya.