La agrupación que es sensación en Youtube y Spotify se refirió al material. “Sería un error no cuestionarse todo con lo que está pasando”, dijo Nicolás Labarrera, guitarrista de la banda.

Daniela Pizarro A. Periodista. 13/02/2020. Ciudad Nómade es una agrupación nacional joven que comenzó su historia en 2017, se definen como un género que mezcla el indie británico (pop inglés) y el rock latino. Sus canciones se encuentran en las plataformas digitales donde alcanzaron gran notoriedad, tanto que se convirtieron en la foto de portada de la Playlist (lista de temas) “Rock Chileno” en Spotify, la plataforma streaming de música más utilizada en el mundo.

En estos días Ciudad Nómade está promocionando su nuevo videoclip “Nada Queda”. El video se encuentra disponible en el canal de la banda en YouTube y es una sátira del polémico informe Big Data del gobierno, donde se apuntó como responsables del estallido social a los grupos K-Pop. En la reproducción se puede ver a los integrantes de la banda vestidos de carabineros bailando junto a jóvenes seguidores del pop coreano, en medio, de las calles que muestran los cientos de rayados con las demandas de las protestas.

En entrevista con ElSiglo.cl Nicolás Labarrera, guitarrista de la banda, contó cómo fueron dando un giro a los contenidos de crítica social, habló del estallido social y del futuro.

¿Cómo comenzó la historia de Ciudad Nómade?

A fines de 2017 lanzamos nuestro primer larga duración con cuatro temas, después de esos sacamos varios singles y hemos hecho varias colaboraciones. Desde ahí hemos tratado de desarrollar una constante búsqueda que ahora nos llevó a tratar temáticas más sociales y políticas, porque nos dimos cuenta que alrededor nuestro están pasando cosas que no podemos obviar.

¿Este vuelco más político y social no era tan esperado o era un tema que se barajó antes del estallido?

Estaba dentro del abanico que manejábamos, o sea, todos nuestros temas tocan ciertas materias contingentes y sobre todo aquellos conceptos que se están repensando como la masculinidad desde una perspectiva fuera del machismo, el amor sin estereotipos, entre otros temas que nacieron desde lo que pasó con el movimiento feminista del 8 de marzo, que nos puso muchos argumentos sobre la mesa y nos hizo reflexionar desde nuestra posición de hombres. La canción “Nada Queda” la hicimos en agosto y pensábamos lanzarla en diciembre, pero después de las movilizaciones no quisimos pasar como una banda que se aprovechó de la ola para lanzar una canción que tocaba los contenidos del estallido.

¿Cómo nace la idea de hacer un video inspirado en el Big Data del gobierno?

En principio teníamos la idea de hacer un video más documental, pero hablando con la directora, nos dimos cuenta del desgaste emocional que le significaba editar un material tan sensible, entonces, mientras pensábamos que podíamos hacer sale la publicación del informe Big Data del gobierno, que al principio creímos que era una broma y cuando vimos que de verdad estaban diciendo eso del K-Pop, dijimos esto es un regalo, es la mejor comedia de los últimos años. Ahí decidimos ocupar la temática, pero sin dejar de lado lo político y lo serio del tema.

¿Fue difícil lograr el equilibrio de hacer la sátira al gobierno y por otro lado cuidar lo que estaba pasando con las violaciones a los derechos humanos?

Si, tuvimos mucho cuidado, le dimos muchas vueltas, porque son temáticas sensibles. En el video hay mucha crítica, llevamos los rayados de las calles y los contenidos de la lucha, pero teníamos ese miedo, porque por un lado estaba la protesta colorida, bonita y por otro las violaciones a los derechos humanos, los abusos policiales y todo en la impunidad, entonces, desde ahí no queríamos burlarnos de todo. Lo que ha pasado en Plaza Dignidad ha marcado muchas cosas positivas para Chile y no queremos renegar de eso, porque nos mostró una nueva manera de relacionarlos, desde la alegría, desde la interacción con el otro de manera solidaria, pero siempre recordando que estamos en medio de una situación que es compleja.

¿Cómo viste que reaccionó el mundo de las artes luego de todo este proceso de movilizaciones?

Creo que esto fue un golpe en la mesa para todos y nos obliga a repensar muchas cosas. Creo que tenemos que asumir que estamos en un proceso de movilización constante, o sea, después de las movilizaciones de 2006 y 2011, hubo una pausa y ahora volvimos. Eso nos invita a reflexionar el cómo hacer arte siempre movilizados. Vimos muchos eventos gratuitos, solidarios, después hubo un receso donde todos nos pusimos a pensar si era el momento para hacer algún lanzamiento, algún evento, porque nos estábamos manifestando, pero también estaba creciendo el número de víctimas. Eso fue un tema constante de conversación con otras bandas y ahí prevaleció nuestro sentir como trabajadores de la música. En ese marco somos comunicadores por tanto responsables de tomar una posición y lanzarnos sin miedo a decir lo que pensamos.

¿Dispuestos a correr el riesgo?

De todas maneras. Todo esto que pasa nos mueve la aguja en todos los aspectos y no queremos que pase el tiempo y darnos cuenta de que estuvimos en el lado equivocado de la historia y si eso nos trae consecuencias las asumiremos. Lo hemos conversado en la banda y preferimos tener consecuencias por haber hecho algo a no tener consecuencias por haber hecho nada.

¿Cómo ha sido la acogida del público?

La canción la lanzamos el 17 de enero en las plataformas digitales y desde el primer minuto fue destacada por Spotify, incluso la foto del grupo aparece en la portada en una de las Playlist más grandes del país que es la de Rock Chileno y ya tenemos más de 15 mil reproducciones ahí. El video lo publicamos dos semanas después en Youtube y la respuesta fue inmediata donde superamos las 30 mil reproducciones, también hemos sumado muchos comentarios, a favor y en contra, lo que también nos sirve para reafirmar nuestra postura.

¿Qué se viene en el futuro para Ciudad Nómade?

Estamos preparando varias colaboraciones, una de ellas es con esta misma canción “Nada Queda” con otras agrupaciones. También se vienen nuevas canciones que van a tocar temáticas, por ejemplo, de cómo nos relacionamos con todo esto que está pasando, la movilización social, la violencia de género, el odio que nos enseñan desde niños en contra de  nuestros propios cuerpos y en general en referencia a los contenidos que se instalan en las calles y el cómo nos interpelan en la vida cotidiana. Estamos en un proceso donde hay que repensar todo, es un llamado de atención en el plano privado y público, sería un error no cuestionarse todo con lo que está pasando.