Trabajo de FIEL y MORI Chile estableció que 94% de los consultados considera que son malos los sueldos y 91% desconfía de las AFP. 57% indicó que movimientos sociales  los representan.

Santiago. 24/01/2020. A tres meses del estallido social y en el marco de la realización del XII Congreso de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL) y Market Opinion Research International (MORI Chile) presentaron los resultados de la Edición Especial del Barómetro del Trabajo enero 2020, estudio que recogió las opiniones y demandas de la ciudadanía en el contexto de las movilizaciones sociales.

La encuesta, que se realizó con la colaboración de la Fundación Friedrich Ebert (FES), se aplicó entre el 6 y el 15 de enero de manera presencial a las personas mayores de 18 años y más en todo el territorio de Chile Continental.

Esta segunda parte del estudio recopiló datos respecto a las expectativas económicas, salariales, de empleo, los cambios necesarios al sistema de pensiones, la visión respecto a los Derechos Humanos y la representatividad sindical en Chile.

Los resultados, que fueron presentados por la directora ejecutiva de MORI Chile, Marta Lagos, respecto a la percepción de la economía arrojaron que un 62% de los encuestados señaló que el estallido social es consecuencia de la crisis económica, contra un 34% que considera lo contrario. Además, el 90% señaló que se encuentra insatisfecho con la economía y el 93% cree que la distribución del ingreso en Chile es injusta.

En cuanto al mundo del trabajo, el 54% dijo que el desempleo es consecuencia del estallido social, versus el 42% que indica que la causa del desempleo actual es el estallido social.

Mayoritariamente los encuestados se inclinaron por un ingreso promedio de $987.754 para que una familia viva dignamente; el 94% dijo que los trabajos son mal pagados en Chile. Y el 51% piensa que los empresarios cumplen la ley igual respecto a 12 meses atrás y el 40% dice que menos que hace un año.

En relación con la representación política, el 57% de las personas consultadas indicó que los movimientos sociales son quienes más las representan; un 30% dijo que nadie; el 5% mencionó al Gobierno y el 1% dijo que los parlamentarios en el Congreso.

Respecto a las demandas de seguridad social, destaca que el 91% de los encuestados señaló que tiene poco o nada de confianza en las AFP. Además, el 48% prefiere el Ahorro Colectivo como mecanismo para mejorar que las pensiones y el 28% por capitalización individual. Un 24% no sabe o no responde.

En cuanto al estallido social, el 60% de los consultados dijo que a la fecha no se ha dado ninguna solución a las demandas sociales, el 27% dijo que algunas y el 7% dijo que se ha dado respuesta a casi todas.

Entre las demandas sociales más mencionadas están el acceso a la salud (88%); salario digno (85%); educación de calidad (85%) y pensión digna (84%).

En cuanto a la representación sindical, ante la pregunta ¿cuál de las centrales sindicales conoce usted?, el 49% mencionó a la CUT, el 3% a la CAT y el 2% a la UNT. Un 26% no menciono ninguna. También, el 57% de los entrevistados señaló que los sindicatos son indispensables para el funcionamiento de la Democracia.

En la oportunidad comentaron los resultados Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores y Rafael Freiré, Secretario General de la Central Sindical de las Américas, CSA. Además, participaron las delegaciones sindicales Internacionales de Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Galicia, Italia, Marruecos, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Turquía y dirigentes nacionales.

Foto: Miguel Arenas