Se trata de Pablo Carvajal, proceso por “apremios ilegítimos” contra un manifestante. Fiscalía está indagando 80 causas por heridas en los ojos causadas por personal policial.

Santiago. 24/01/2020. Hay casi 400 heridos oculares por perdigones y bombas lacrimógenas lanzadas por Carabineros, y esa institución no ha presentado resultado alguno de sus sumarios o investigaciones. Tampoco la Policía de Investigaciones (PDI) y Fiscalías parecen avanzar mucho, pese a que, por ejemplo, se sabe el cuadrante, personal que estaba ahí y oficial a cargo, en la mayoría de las zonas donde quedaron heridos en los ojos cientos de manifestantes.

Por eso parece un milagro la noticia de que el Capitán de Carabineros, Pablo Carvajal, quedara con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima, después de ser formalizado por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por el delito de “apremios ilegítimos” en una manifestación del pasado 28 de octubre.

La víctima fue el joven un joven Brandon González, con lesión ocular. El responsable aparece como el oficial Carvajal de Fuerzas Especiales.

En ámbitos de derechos humanos y de organizaciones sociales esto causó sorpresa dado el bajísimo nivel de avance en la investigación hacia Carabineros, y la sospecha de que finalmente en los casos de lesionados oculares habrá impunidad.

Como sea, la Fiscal de Alta Complejidad, Ximena Chong, con personal de la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, y otros asistentes, está analizando hace semanas 80 causas de daño ocular cometidos por Carabineros, principalmente en la Región Metropolitana. Se espera que en estos casos pueda existir algún avance y se determinen responsabilidades.

En el caso del Capitán de FFEE, Pablo Carvajal, personal de la PDI pudo recoger evidencias de la agresión al joven Brandon González, sobre todo grabaciones de cámaras situadas en unas calles, que captaron el momento del disparo del uniformado, y determinaron “la veracidad de la denuncia”. Todavía quedan unos 100 días de continuación de la investigación.

En tanto, Diego Lastra, estudiante de Medicina de la Universidad Diego Portales (UDP), presentó una querella criminal en contra de quienes resulten responsables de la herida que le provocó perder la visión completa de su ojo izquierdo. Todo hace presumir que sería otra acción represiva de Carabineros.

Al estudiante le impactó en el rostro una bomba lacrimógena en las celebraciones de Año Nuevo en la Plaza de la Dignidad. La acción legal es patrocinada por la Clínica Jurídica de la UDP-AIP (Acciones de interés Público y Derechos Humanos).