“Es un Presidente ilegítimo, carente de autoridad”, dijo la Comisión Chilena de Derechos Humanos. “El Presidente debiera dar un paso al costado”, apuntó Karol Cariola.

Equipo ES. 20/01/2020. La figura del Presidente Sebastián Piñera sigue siendo blanco de críticas. El escuálido 6% de aprobación que arrojó la última encuesta del Centro de Estudios Públicos, lo dejó con un pie en el precipicio, ya que comenzaron los cuestionamientos respecto a la legitimidad de su gobierno. En ese marco varios piden que deje su cargo y adelantar las elecciones presidenciales y parlamentarias.

A través de una declaración la Comisión Chilena de Derechos Humanos criticó cómo están enfrentando las demandas sociales desde La Moneda. “Ninguna medida se ha traducido hasta ahora, en propiciar los cambios estructurales al modelo económico social y político imperante, que permitan que derechos sociales fundamentales, como el derecho a la salud, a la seguridad social, al trabajo decente, a la remuneración justa y a la vivienda digna, entre otros, sean debidamente garantizados”, indicó el texto.

Y recalcó que “muy por el contrario, el gobierno ha impulsado iniciativas legales que profundizan el modelo en crisis, como la cuestionada reforma a Fonasa, la que según expertos, sólo conducirá a la privatización del Sistema de Salud Pública, ya precarizado. Del mismo modo, ha promovido una reforma de pensiones que consolida la capitalización individual y el modelo de las AFPs, alejando toda posibilidad de avanzar hacia un verdadero sistema de seguridad social”.

Asimismo, el comunicado del organismo acusó a la administración piñerista de responder al movimiento social  solo con represión y criminalización.

“En suma, un Gobierno que no escucha las demandas mayoritarias del pueblo chileno, que desoye las recomendaciones de Naciones Unidas, que defiende el statu quo a través de iniciativas legales que profundizan el modelo en crisis y cuyo único sostén de apoyo es la fuerza de la represión, violando los derechos humanos más elementales, como el derecho a la vida, la integridad física y la libertad personal, convierte al Presidente elegido democráticamente en ilegítimo, carente de autoridad, por incumplir su principal deber de mandatario, cual es acatar y defender los legítimos intereses de su mandante, el pueblo chileno”, apuntó la declaración de la Comisión.

En tanto, la diputada del Partido Comunista, Karol Cariola, insistió con la idea de adelantar los sufragios por el descrédito con el que cuenta tanto el Ejecutivo como el Congreso.

“Sebastián Piñera ya no tiene legitimidad y lo que él debiera hacer es dar un paso al costado”, dijo la parlamentaria y añadió que “estamos disponibles, por ejemplo, a que se adelanten las elecciones, a poner nuestros cargos a disposición”.

“Yo no tendría problemas a que el Parlamento adelantara las elecciones, porque su institucionalidad, en su conjunto, está cuestionada por el pueblo de Chile”, destacó.