De manera unánime el órgano negó recursos para retirar fondos de pensiones. “Esto agudizará el conflicto”, dijo Luis Mesina. “Iremos a la Corte Suprema”, indicó María Ojeda.

Santiago. 20/12/2019.  Fue unánime. Los 9 ministros y ministras que componen el Tribunal Constitucional (TC) negaron el requerimiento que buscaba declarar la inconstitucionalidad del decreto ley 3.500 que dio origen a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). El pronunciamiento que fue solicitado por las Cortes de Apelaciones de Antofagasta y Punta Arenas buscaba dar respuestas a los recursos de protección que interpusieron desde la Coordinadora No más AFP para que las jubiladas María Ojeda y Beatriz Valenzuela pudieran sacar la totalidad de sus fondos.

El fondo del alegato estuvo marcado por saber quiénes eran realmente los dueños de esos dineros, ya que por norma el trabajador es el propietario de ese capital, sin embargo, no puede hacer uso de ellos, puesto que también por ley quedó estipulado que esos dineros solo tienen fines previsionales.

Los abogados Jorge Correa Sutil, a nombre de AFP Cuprum, Rodrigo Díaz de Valdés por AFP Hábitat y  Alejandro Charme, en nombre del Presidente Sebastián Piñera, solicitaron que el requerimiento se rechazara porque entre otros cosas argumentaron que “el derecho a la propiedad está limitado por el derecho a la seguridad social” y que “si se permite el retiro de los fondos todos querrían hacer lo mismo y el sistema se quedaría sin recursos para cubrir las pensiones”.

En tanto, las pensionadas fueron representadas por los juristas José Luis Ugarte, Javiera Aravena y Fernando Atria, quienes aseguraron que el modelo chileno “no es un sistema de seguridad social porque no es un sistema ni de seguro ni social, es un sistema de ahorro forzoso individual, entonces los intereses que justifican la obligatoriedad de la cotización no es un interés social” y agregaron que “si los trabajadores son propietarios de sus ahorros, entonces, tienen todo el derecho de reclamar la protección de la Constitución por su derecho a la propiedad”.

Tras el fallo el vocero del Movimiento No más AFP, Luis Mesina, indicó que “es una cosa francamente increíble y esto generará una agudización del conflicto social en Chile” y añadió que “no existiendo seguridad social en el país, lo que parecía razonable era que se acogiera el requerimiento que hacía la Corte de Apelaciones de Antofagasta”.

“La demanda por AFP es la demanda más sentida y creo que esto no hace más que reiterar que estamos en un país que no cambia absolutamente en nada, que seguimos prisioneros de una institucionalidad construida en la dictadura, perfeccionada por los gobiernos de la Concertación”, resaltó el dirigente.

En tanto, María Ojeda, la profesora jubilada que reclamó sus fondos, sostuvo que “lamentamos realmente que haya sido tan cerrada la votación y que realmente haya pesado más ser guardianes de la Constitución, porque la verdad es que la situación mía es un botón de muestra y el caso de Beatriz, que no se va a jubilar y va a seguir trabajando, con todas sus dificultades de salud, porque es muy baja la pensión”.

“Yo no lo tomo como una derrota, porque este es un primer paso que estamos dando. Nosotros vamos a apelar a la Corte Suprema y desde ahí vamos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, recalcó.

En tanto, Fernando Atria apuntó que “el fallo era previsible; por eso nosotros habíamos decidido no requerir al TC en estos casos. Ya llegará el momento en que podamos discutir de verdad sobre seguridad social”.