La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, confirmó que se formularán a lo menos tres cargos para comenzar el impeachment contra el mandatario.

Agencias. 06/12/2019. “En Estados Unidos nadie está por encima de la ley, los padres fundadores crearon un remedio contra un líder peligroso o corrupto: el impeachment. Si permitimos que el Presidente esté por encima de la ley, entonces seguramente pondremos en peligro nuestra República”, sostuvo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien confirmó que se formularán los cargos para comenzar el juicio político contra Donald Trump.

Según el informe que entregó la comisión que investiga la acusación hubo un prolongado esfuerzo de meses “por parte del presidente Trump para usar los poderes de su oficina para solicitar la injerencia extranjera en su nombre en las elecciones de 2020”. De acuerdo al texto el jefe de estado pretendía que las autoridades ucranianas investigaran al precandidato demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter Biden por supuesta corrupción en sus negocios en Ucrania y otra sobre “la desacreditada teoría de que fue Ucrania, no Rusia, la que interfirió en las elecciones presidenciales de 2016”.

Para conseguir que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, realizara estas dos pericias, Trump condicionó la ayuda militar que Washington da a Kiev en el marco de la guerra en Donbás contra los separatistas prorrusos. Trump retuvo ayudas de 400 millones de dólares a Ucrania.

Nancy Pelosi apuntó que “el Presidente no nos deja otra opción que actuar, porque está intentando corromper, una vez más, la elección para su propio beneficio”.

El próximo lunes la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes escuchará a los abogados de la Comisión de Inteligencia, quienes enrugarán las pruebas que recogieron en los interrogatorios. Después de ello la instancia de Justicia deberá redactar la acusación formal, donde presentarán al menos dos cargos: cohecho y obstrucción de la justicia. Luego de eso la Cámara en pleno votará sobre esos cargos, y de allí el caso pasará al Senado, que celebrará el juicio político. Solo una mayoría de dos tercios para cada cargo garantizaría la destitución del Presidente Donald Trump.

Frente a este cuadro el mandatario indicó: “¡Esto es un fraude! ¡Es una farsa! ¡No es más que una gran farsa!”. En tanto la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, expresó que “hay confianza en que ahora se produzca un juicio justo en el Senado”.