“Las decisiones importantes se deben tomar ahora”, dijo el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres. Comenzó también Cumbre de los Pueblos en Chile.

Agencias. 02/12/2019.  La 25 Conferencia de las Partes (COP25), máximo órgano de la Convención Marco de Cambio Climático de la Organización de Naciones Unidas, empezó este lunes y se desarrollará hasta el 13 de diciembre en Madrid. El evento planetario tendrá como principal objetivo poner la urgencia en el actuar y aplicar las medidas pactadas hace tres años en el Acuerdo de París, para salvar al planeta de una catástrofe inminente. El lema de esta Cumbre del Clima, a la que asisten representantes de 196 países, es “tiempo de actuar”.

“Las decisiones importantes se tienen que tomar ahora. Los datos más recientes de la metereológica mundial han revelado que hemos llegado a límites impensables. Nos hemos pasado y muchísimo. Las señales no se pueden ignorar, los últimos cinco años han sido los más calientes que se hayan documentado. Hay desastres climáticos más extremos, huracanes, sequías, inundaciones, incendios, se derriten los casquetes polares. La Antártida se reduce tres veces más rápido de lo previsto”, señaló en el acto inaugural el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

Dentro de los objetivos inmediatos que se trazarán el evento está la reafirmación del compromiso de cero emisiones de efecto invernadero de 2015, pero también poner precio al carbono, acabar con las centrales térmicas de combustibles fósiles y desarrollar programas globales para salvar los océanos, así como acordar la forma de compensar a los países pobres por la destrucción causada en gran medida por las emisiones de naciones ricas.

“La única manera de limitar la temperatura global es limitar los combustibles fósiles. Si no, acabaremos en una situación catastrófica. La juventud está instando a los líderes a que se esmeres para luchar contra la emergencia climática. Necesitamos poner fin a nuestra adicción al carbón o todos nuestros esfuerzos estarán destinados al fracaso”, indicó Guterres.

En tanto, el mandatario español, Pedro Sánchez -quien jugó el rol de anfitrión luego que el gobierno chileno suspendió la organización del evento mundial tras el estallido social- sostuvo que “hoy, por fortuna, solo un puñado de fanáticos niega la evidencia (del cambio climático). No hay más alternativa que actuar con hechos por lo que vamos a incrementar el ritmo de reducción de emisiones comprometido para el año 2030”.

La presencia nacional

La ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, recibió oficialmente la presidencia del COP25 de manos de Michał Kurtyka, ministro de Ambiente de Polonia, país donde se realizó la edición anterior de esta cumbre. “Heredamos el planeta de nuestros padres, y tenemos que entregarlo a las generaciones futuras”, afirmó el ministro polaco. En tanto la secretaria de estado chilena apuntó que “la crisis climática es el desafío más importante que enfrentamos hoy como humanidad”.

Y agregó que “aunque tuvimos que renunciar a tener la COP en nuestro país, no renunciamos a la convicción de la relevancia que tiene para los ciudadanos de Chile y del mundo, dar la batalla, con sentido de urgencia, por la acción climática ambiciosa con una transición justa y con un enfoque especial en el impacto de las políticas para las personas y los países más vulnerables”.

A su llegada la ministra Schmidt se encontró con un grupo de manifestantes que se reunió en las afueras del Hotel Palace, donde se realizó la primera actividad de la COP25. Las decenas de personas se instalaron con un gran lienzo que decía “España acoge a un gobierno asesino”, y en el suelo estaba la bandera chilena.

Posteriormente en medio de la «Conference of Youth 2019», en la previa de la inauguración, mientras hablaba la ministra chilena, un grupo de jóvenes se levantó y tapó con una mano uno de sus ojos.

La cumbre chilena

En el Aula Magna de la Escuela de Artes y Oficios de la Universidad de Santiago de Chile, se dio el vamos a la segunda parte de la Cumbre de los Pueblos correspondiente al periodo de realización de la COP25.

“No hay COP en Santiago de Chile porque nos temen, les aterra que el pueblo despierto y consciente, unido y cooperador, los desenmascare y les diga de frente y en sus caras que nos cansamos. Ya basta de este modelo neoliberal que impone la privatización, la colonización, el patriarcado, la explotación y el abuso“, aseguraron los representantes de las organizaciones presentes, en las voces de Camila Zárate, del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) y Manuel Gavilán de Urracas Emaús Chile.

La Cumbre de los Pueblos 2019 tiene como objetivo principal el lograr movilizar y construir una fuerza social global, alternativa al modelo neoliberal de producción y consumo, que supere la crisis social y ecológica que pone en riesgo inminente el futuro de la vida en el planeta.

En el marco de este evento se incluyen actividades paralelas en dos espacios: la Carpa De Las Mujeres y la Aldea De La Paz. El ingreso es por la Escuela de Artes y Oficios, Av. Ecuador 3659.

Todas las actividades de esta semana se llevarán a cabo en la Universidad de Santiago y más detalles se pueden obtener a través del sitio web www.cumbredelospueblos2019.org. Y https://www.facebook.com/cumbrepueblos19/