“La solución no es terminar con la democracia sino profundizarla. Nuestro compromiso es acompañar este proceso y dotarlo de insumos en contenidos y propuestas de mecanismos constituyentes”.

Santiago. 14/11/2019. El Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL) se sumó a las organizaciones que están demando que la nueva Constitución se haga a través de una Asamblea Constituyente. “Hemos trabajado por muchos años en este tema junto con otros institutos y en varias campañas presidenciales, llegando a entendimientos importantes con muchos partidos y fuerzas políticas. Reafirmamos este trabajo y nuestro compromiso con una nueva Constitución y la búsqueda de insumos comunes para contribuir al éxito de este relevante desafío”, indicó el centro de estudios en un comunicado.

Además, desde el instituto se relevó la necesidad de escuchar las demandas ciudadanas que están relacionadas con la calidad de vida. “La perspectiva de valorar que las demandas del pueblo son derivadas de sus condiciones de vida y gran parte de las carencias que hoy se critican, tienen su origen en normas constitucionales. Es el caso de los salarios y su incremento”, agregó el texto.

Y recalcó que “pese a ello, hay quienes siguen negando que la Constitución influye en nuestras vidas diarias. Creemos, en cambio, que continuar subestimando la relevancia de la Constitución Política, solo esconde el interés de perpetuarla y es una conducta éticamente reprochable.”

“Creemos que esta nueva Constitución debe ser democrática y su creación debe ser institucionalizada. La actual institucionalidad está deslegitimada y no da esa posibilidad por encontrarse agotada y superada por la desconfianza ciudadana y su propia inoperancia en el contexto actual. La solución no es terminar con la democracia sino profundizarla. Por ello ICAL se hace parte de la demanda del movimiento social por convocar a la realización de una Asamblea Constituyente”, añadió.

Respecto al plebiscito municipal el organismo apuntó que “hacemos un llamado a que cada vez más Municipalidades puedan sumarse a incorporar la pregunta que consulte la preferencia sobre el mecanismo para que éste sea definido de forma democrática y goce de plena legitimidad”.

También ICAL llamó a todos “los Centros de estudios a sellar un compromiso constitucional. Seguir defendiendo la Constitución de 1980 no es una opción. Nuestro compromiso es acompañar este proceso ya en curso, dotarlo de insumos en contenidos y propuestas de mecanismos constituyentes”.