Cruz Roja Chile dijo que las víctimas de la represión serían más de 2 mil. Amnistía tildó de grave la situación. Subsecretaria de derechos humanos dijo que Misión de ONU no tendría facultades para determinar si hay o no vulneraciones.

Equipo ES. 03/11/2019. Un escenario complejo y confuso en materia de derechos humanos sigue instalado en el país. Organizaciones internacionales advierten sobre las graves vulneraciones de los derechos fundamentales que está cometiendo el Estado en contra de los manifestantes, mientras desde el gobierno y las instituciones uniformadas le bajan el perfil. Asimismo se encendió la alerta respecto a nuevas cifras que doblarían la cantidad de víctimas de la represión policial.

Según el último informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) las acciones judiciales que ha interpuesto el organismo por violaciones de derechos humanos, llegan a las 179, de las cuales 132 corresponden a querellas por torturas. En tanto, los detenidos alcanzan los 4 mil 316, mientras que los heridos en hospitales son mil 574, y las personas con lesiones oculares alcanzaron las 157 y las víctimas por disparos de perdigones serían 473, de bala 40, por balines 30 y por armas de fuego no identificadas 305.  El ente además informó que hay 95 querellas pendientes a nivel nacional.

Sin embargo, el presidente de la Cruz Roja en Chile, Patricio Acosta, aseguró que esas cifras estarían muy por debajo de la realidad. “Las cifras que dio el Instituto (Nacional) de Derechos Humanos de heridos, de 1.574 creo que se quedaron cortos. Son más, hay muchos atendidos que no van a la posta ni a los hospitales por temor a quedar detenidos. Nosotros los curamos y se van para la casa, y eso queda en la estadística nuestra, no queda en la estadística de los centros asistenciales, por lo tanto ha habido mucho herido que no está contabilizado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos”, indicó Acosta en entrevista con radio Cooperativa.

Y agregó que “responsablemente puedo decir que (las víctimas) son más de 2 mil 500 hasta la fecha en todo el país. No contabilizamos la gente con una pequeña herida, un corte pequeño que se le hace una curación y se le pone un parche. Nosotros no lo contabilizamos porque a veces los atendemos a la pasada. Vamos avanzando, alguien nos pide una atención y se lo hacemos”.

Además, el representante de la Cruz Roja apuntó que en todos los catastros no se están contando a quienes se ven afectados por los gases lacrimógenos, que en su mayoría son atendidos por irritación en la piel y ojos.

A ello se suman las dudas respecto a los fallecidos que se encontraron en los incendios que se produjeron tras los saqueos en bodegas y supermercados durante la primera semana de movilización del estallido social. Luego que pericias arrojaran que el cuerpo calcinado del joven de 17 que se encontró en el incendio de las bodegas de Kayser tenía tres orificios en el tórax, posiblemente por heridas de balas, los cuales no fueron investigados por el Servicio Médico Legal.

En ese marco, la misión de observadores de Amnistía Internacional determinó que lo que ocurre en Chile es de extrema gravedad. “Lo que estamos viendo en Chile es realmente grave. Ayer veíamos este video en donde una camioneta oficial arrolla a un joven y lo lanza metros en el aire. Esto es una barbaridad y no puede pasar. El gobierno y el Presidente deberían poner todas las medidas para evitar que esto siga pasando día con día. El hecho que él no esté poniendo estas medidas nos está mandando un mensaje pésimo, porque es su obligación parar esta represión y este tipo de política”, dijo Pilar San Martín, una de las investigadoras de Amnistía Internacional.

En tanto, la misión que envió la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas ya se reunió con el INDH, el Ministerio de Justicia y diferentes organizaciones para recopilar antecedentes de víctimas. Este grupo de expertos investigarán los diversos casos durante las cuatro semanas que durará su visita, donde buscará determinar si hay o no vulneraciones de los derechos fundamentales por parte de organismos del Estado en el marco de las movilizaciones que se vienen desarrollando durante dos semanas. Para lo cual la cartera de Justicia y Derechos Humanos ofreció su ayuda para que la delegación visite hospitales, comisarias y todos los sitios donde puedan inspeccionar.

“Queremos expresar nuestra preocupación por las cifras de efecto de la violencia desplegada y, sobre todo, llamar la atención sobre la información oficial de personas que estarían desaparecidas”, sostuvo Xavier Mena, el encargado de la misión en Chile.

No obstante, respecto a las investigaciones sobre posibles delitos de lesa humanidad la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, en declaraciones a radio Pauta, subrayó que “no corresponde a esta delegación calificar o determinar si hubo violación de derechos humanos” y equiparó los saqueos y actos vandálicos con las vulneraciones en contra de manifestantes, además, desestimó los datos sobre posibles desaparecidos.

“Que visiten las organizaciones que sufrieron saqueos, vandalismo de sus negocios, feriantes de Puente Alto. Que ellos puedan hacerse una idea de todo lo que ha sufrido el país en la última semana” indicó y añadió que “no tenemos datos de personas desaparecidas”.

A la preocupación internacional se sumó la Premio Nobel de la Paz (1992), Rigoberta Menchú, quien está de visita en el país y ya se reunió con los directivos del INDH. En esa línea, la activista señaló que “hay una preocupación mundial respecto de lo que pasa en Chile, preocupa la orientación que tengan los Carabineros en relación a las manifestaciones y por qué han ocurrido estos hechos con heridos e incluso la posibilidad de abuso sexual a mujeres, métodos que son repudiables en el mundo entero”.

Y añadió que “acá no hay anarquía, hay instituciones y es el Estado el que está ejerciendo la represión, la responsabilidad es del Estado. Interpelamos el sistema legal, esperamos que la Fiscalía y el Ministerio Público hagan su trabajo en investigar y castigar para que quede un precedente para que esto no vuelva a ocurrir”.

En el ámbito internacional llegó la alerta la Cámara de los Comunes -Parlamento Británico- donde se ingresó una moción para condenar las eventuales violaciones de derechos humanos en Chile. Asimismo llamaron a las autoridades para presionar una investigación internacional sobre el tema. También criticaron las medidas de estado de emergencia y toque de queda adoptadas por el Presidente Sebastián Piñera.

Foto: Víctor Pino