Secretaria Ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, dijo que “Chile era el alumno aventajado” y ahora enfrenta un estallido social.

Ciudad de México. 30/10/2019. La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, se refirió al estallido social de las últimas semanas en Chile, responsabilizado al modelo neoliberal que ha privatizado derechos básicos y también las declaraciones de ministros de Piñera, como catalizadores.

Afirmó que “hay algo que corre por toda la región, un desencanto con un modelo, el modelo neoliberal”,  destacando que “Chile era el alumno más aventajado que privatizó todos los servicios”.

Bárcena entregó su opinión en el marco de una conferencia de prensa en Ciudad de México, al dar a conocer el informe “Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2019”,  que indica que el desempeño comercial regional muestra una importante heterogeneidad por subregiones.

El informe afirma que para avanzar en el cambio estructural progresivo y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la región, se requiere un abordaje integrado de las políticas de logística y movilidad con otras políticas públicas, como las de desarrollo productivo, financiamiento, desarrollo social e integración territorial y transfronteriza.

En la conferencia, la Secretaria Ejecutiva de CEPAL se refirió al estallido social que se vive en Chile como un ejemplo de la saturación del modelo neoliberal, quien detalló que la mitad de los trabajadores chilenos ganan 550 dólares al mes  o sea 400 mil pesos, con lo que “tienen que pagar la escuela, la salud y los medicamentos, al no existir casi cobertura pública de esos servicios”.

“Fíjate que ahora subieron la pensión básica solidaria un 20 por ciento, de 132 dólares a 150 dólares. A un viejito no le alcanza para nada”, afirmó Bárcena, que conoce de cerca la realidad del país, ya que la sede de la CEPAL está ubicada en Santiago de Chile.

La  titular de la CEPAL afirmó que a pesar de que Chile ha logrado reducir la pobreza y la pobreza extrema a “niveles impresionantes”, la desigualdad sigue manteniéndose y aumentando, y destacó que la Constitución chilena, escrita bajo la dictadura de Augusto Pinochet, “cautela los bienes privados por encima de los públicos”.

Bárcena responsabilizó del estallido social también a las declaraciones de ministros del gobierno de Sebastián Piñera, las que a su juicio demostraron un “trato desigual” e hicieron “estallar” la crisis.