Los sindicatos del tren subterráneo advirtieron que si el gobierno persiste con la represión en las estaciones van a evaluar medidas de presión.  

Equipo ES. 17/10/2019. El presidente del Sindicato de Trabajadores de Metro, Eric Campos, y la presidenta de la Federación de Sindicatos de Metro, Paula Rivas, dieron una conferencia de prensa para referirse a las evasiones masivas que están llevando a cabo los estudiantes en el transporte subterráneo como modo de protesta por la constante alza del valor del pasaje. También, los dirigentes abordaron las medidas que está implementando el gobierno frente a las manifestaciones, las cuales fueron tildadas de “represivas” ya que el grueso de las estaciones están resguardadas por un amplio contingente policial.

Eric Campos indicó que los trabajadores del tren subterráneo no están en contra de la manifestación, pero sí de las acciones que puedan herir a los funcionarios. “Los trabajadores no somos enemigos de los estudiantes. La demanda por el alza del pasaje es una demanda legítima”, señaló pero preciso que “no podemos compartir ninguna acción que ponga en peligro la seguridad de los trabajadores y trabajadoras de Metro ni tampoco de los miles de usuarios”.

Aclaró que la empresa no tiene incidencia en el aumento del pasaje. “Queremos aclarar que Metro no tiene relación con el alza de tarifas porque este es un modelo tarifario enfocado en un modelo privatizador, sabemos que en este gobierno hubo más alzas porque se cometieron errores como comprar buses eléctricos sin licitación lo que evidentemente sube el valor del pasaje. De los 810 pesos de la tarifa, Metro recibe 490 pesos, el resto va a financiar el fracasado sistema de transporte público”, explicó Campos.

Asimismo, respecto a las evasiones masivas, el líder sindical, apuntó que “este problema no se resuelve con más represión ni cerrando las estaciones de Metro. Hay un movimiento estudiantil que se levanta y termina con esta suerte de desidia que hay en la ciudadanía. Los jóvenes dan cuenta de un malestar social porque a la gente ya no le alcanza el dinero para vivir”.

Campos destacó que es el gobierno el que tiene que enfrentar el debate de las alzas, pero no llenando las estaciones del Metro con policías. “No estamos de acuerdo con la represión ni con esta casi militarización del Metro. Vemos una inusual cantidad de carabineros en las estaciones. El gobierno evade el debate de las alzas e instala una agenda criminalizadora contra los jóvenes. El gobierno debe discutir una tarifa social accesible. El precio de hoy es el 15% del salario mínimo y eso no puede ser. Hay que poner en el centro del debate la estatización del transporte público”, aseguró.

Y advirtió que “en la medida que el gobierno insista con su política represiva y nos ponga en el medio de ellos y los estudiantes, nosotros vamos a evaluar presionar al gobierno para que se haga cargo del problema, porque el problema aquí es el alza del pasaje”.

En tanto, Paula Rivas, aseguró que “hay evasiones en distintos puntos de la red, lo que vemos publicado es una mínima parte de la realidad del alcance que ha tenido esta alza, que responde a una política que busca promover un transporte publico pagado pero con un subsidio estatal. Hoy como Metro nos vemos enfrentados a este malestar social, pero lo que no queremos es que las protestas se enfoquen en el Metro, porque el debate es otro, tiene que estar puesto en el subsidio que se les da a los privados en el transporte, porque nosotros (Metro) tenemos la misma cantidad de dinero”.

En ese marco, la dirigenta llamó al Ejecutivo a tomar otras medidas para enfrentar el problema. “Pedimos que no se cierren las estaciones porque eso genera un mayor descontento y más violencia contra los trabajadores del  metro. Ya hay trabajadores con lesiones menores. Hemos visto que los portones es fácil de derribar y cuando las personas ingresan hay una violencia verbal y físicas no fuertes, pero si hay una tensión permanente”, subrayó.

Y concluyó que “llamamos a las autoridades a que tomen conciencia porque las alzas afectan a toda la ciudadanía, ya no es solo el alza del pasajes, es el alza de la luz, las pensiones bajas, los niños baleados en las poblaciones, es decir, se junta todo y se crea este malestar social que estamos enfrentando nosotros”.