Miguel Díaz-Canel, agradeció al pueblo por el apoyo expresado en medio de la tensa situación energética que vive el país, no solo en materia de respaldo, sino de aporte y solidaridad.

Granma. 13/09/2019. Al iniciar su intervención en el programa televisivo Mesa Redonda, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, agradeció al pueblo de Cuba por el apoyo expresado en medio de la tensa situación energética que vive el país, no solo en materia de respaldo, sino de aporte y solidaridad, lo cual resulta mucho más importante que un barco de combustible. Y a esa actitud, dijo, es a la que estamos acostumbrados.

Hay dificultades, reconoció, las cuales han sido explicadas, pero no hay alarmas. Las dificultades son coyunturales y no son fruto de negligencias ni de la improvisación.

Nunca hemos estado de espaldas a las posibles crisis que se avizoraban ante la escalada de la agresión imperial, aseveró.

Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, aseguró que en el Consejo de Ministros se informaron los avances en las medidas y en la búsqueda de las soluciones. «Cuba no está paralizada, ni nosotros en la búsqueda de soluciones. Se trabaja de manera proactiva para buscar un balance de asignación de recursos en los principales sectores de la economía».

Gil Fernández comentó las valoraciones realizadas en el Consejo de Ministros, donde se decidió que las actividades sociales como educación, salud, círculos infantiles, las actividades más productivas relacionadas con los alimentos, el transporte público y otras se mantendrán priorizadas. Si bien se reducen niveles de actividad, el país continúa funcionando.

Sobre las preocupaciones en torno a posibles apagones, Raúl García Barreiro, titular de Energía y Minas, manifestó que se trabaja para que no ocurran, pero si existieran problemas de generación y fuesen necesarios, serán informados.

Expresó que se han presentado problemas con la gasolina, aunque para finales de mes se garantizará el abastecimiento a los servicentros. El sector privado no será afectado en este caso.

El ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, explicó que todas las medidas están diseñadas y encaminadas para mantener la vitalidad del sistema y respaldar las actividades fundamentales.

Destacó que se decidió realizar en septiembre una campaña intensiva en el país para erradicar el mosquito Aedes Aegypti, que se llevará adelante ante la compleja situación epidemiológica internacional.

El ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, explicó las medidas en el Transporte.

Los servicios básicos del país no quedarán desamparados

La situación energética del país ha desatado un sinnúmero de noticias falsas, promovidas desde el Gobierno de los Estados Unidos. Titulares que atraen audiencias con la alarma de un supuesto segundo período especial, o la parálisis total de la Isla en sus funciones vitales, inundan las portadas de periódicos internacionales. Pero la realidad solo la conoce y defiende el pueblo cubano.

«Este jueves ha sido un día intenso, activo. Cuba no está paralizada, ni nosotros en la búsqueda de soluciones», alertó el Ministro de Economía y Planificación de la Isla, Alejandro Gil Fernández, durante la emisión del segundo programa televisivo de la Mesa Redonda de ayer, que contó con la presencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Se trabaja de manera proactiva, informó el titular, para buscar un balance de asignación de recursos en los principales sectores de la economía. Las actividades y los servicios básicos del país no quedarán desamparados, aseguró.

Si bien se reducirán los niveles de actividad, el país continuará funcionando. Se mantendrá la normalidad en el sector de la salud y la educación, así como las actividades asociadas a la producción de alimentos y el transporte público.

«No se cierran las escuelas, ni se dejan de dar clases, solo tendremos que justarnos a las condiciones que impone la nueva coyuntura. Tampoco se verán afectadas las actividades del sector turístico, pues el país está en condiciones de recibir a sus visitantes», dijo.

No estamos ante un escenario de crisis

La nueva situación energética del país se enfrentará en dos etapas: la primera fase, que es la que estaremos viviendo hasta el próximo sábado 14 de septiembre, fecha en que arribará un buque de combustible; y la segunda, que iniciará luego de su llegada, explicó el Titular de Economía y Planificación.

Si bien el buque no trae todo el combustible, que la Isla necesita para recuperar la normalidad en la Isla, «si será capaz de garantizar la vitalidad de la Mayor de las Antillas hasta final de mes», señaló.

Aunque las afectaciones están previstas para durar por un breve período de tiempo, añadió el Ministro, y en octubre se contará con una mayor cantidad de combustible, podríamos estar sujetos a nuevas coyunturas, teniendo en cuenta que el bloqueo económico que mantiene Estados Unidos contra Cuba aún persiste.

Aun así, «hemos aseverado que no estamos en un escenario de crisis, mucho menos ante en un nuevo período especial. Incluso, si no se normalizara esta coyuntura en el venidero mes de octubre, nunca tendremos el impacto como el que se tuvo en la Isla aquellos años 90».

¿Qué ocurrió en cuba en los años 90 y por qué no sucederá de nuevo?

En estos momentos no ha ocurrido lo que sucedió durante los años del verdadero período especial, aseveró Gil Fernández.

«En los 90, el Producto Interno Bruto de Cuba cayó en más de un 30 %por en un corto período de tiempo, y se perdió más del 80 % del comercio exterior. Esto no ocurre hoy, pues las importaciones en la Isla se mantienen estables y continuamos diversificando las exportaciones», significó.

Aunque el país está inmerso en esta situación energética temporal, «tampoco renunciamos a la meta de crecimiento del Producto Interno Bruto para este 2019, afirmación que no defenderíamos si no tuviéramos una garantía razonable de que podemos lograrla», resaltó.

Los principales esfuerzos están centrados en tratar de que la economía no se contraiga, que continúe avanzando, reiteró.

El hecho de que no vamos a volver a esos escenarios, que tuvimos que enfrentar en los años 90, no significa que no tenemos mucho aun por resolver, incluyendo nuestras propias deficiencias internas, reconoció.

Además, durante su intervención, alertó sobre una realidad imborrable: la posibilidad de que continúe estrechándose el cerco económico, que impone el gobierno de los Estados Unidos. «Pueden venir días más difíciles, teniendo en cuenta las tensiones geopolíticas del mundo y el recrudecimiento de las políticas del presidente norteamericano, Donald Trump», dijo.

A pesar del reto que impone la nueva situación, no hay dudas de que esta permitirá estar preparados, e idear mejores planes ante coyunturas similares en un futuro, subrayó.

«Hoy la prioridad está en trabajar para dar respuestas. No se trata de encontrar justificaciones, sino soluciones».

Acerca del respaldo del pueblo, Gil Fernández comentó: «hemos recibido muchas opiniones, propuestas y ­denuncias. Estas últimas son bienvenidas y dan la posibilidad de corregir lo mal hecho».

En aras de que la población forme parte de la superación de esta etapa, los ministerios involucrados ofrecerán los teléfonos y correos de todos los organismos, para que comenten sus aportes, propuestas y denuncias. «Enfrentemos esta situación entre todos. Tomemos medidas efectivas, que podamos sistematizar cuando todo pase», instó.

Importancia del ahorro de combustible

El Ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, también agradeció el aporte del pueblo cubano ante la nueva coyuntura, «por la forma en que ha contribuido con sugerencias, su apoyo ante el pedido de ahorro, y las denuncias que nos han hecho llegar desde las áreas, donde el alumbrado público está encendido en horarios inadecuadas».

Sobre las insatisfacciones del pueblo en torno al déficit de gasolina, el Ministro puntualizó que ya se tiene garantizado el abastecimiento a los servicentros, e informó que en este caso el sector privado no será afectado».

Asimismo, explicó que algunas actividades agresivas en término energético deberán disminuirse, «entre ellas las producciones de acero y cemento. No obstante, esto se adopta como estrategia con el propósito de concentrar el diesel disponible en la distribución de alimento y el respaldo al turismo».

Sobre el gas licuado, García Barreiro explicó que en los últimos días del mes de agosto y los primeros de septiembre existieron problemas con el servicio, y por eso se alargaron los plazos de reaprovisionamiento en el servicio normado y el liberado, para no crear un vacío en la población.

Aseguró, además, que el suministro de gas a la población está garantizado. «El fin de semana se estabiliza en las provincias orientales, el próximo martes en las centrales y el jueves en la zona occidental».

Estas medidas, añadió el Ministro de Economía y Minas, buscan garantizar un balance de las deficiencias. Habrá afectaciones temporales, pero con el combustible que disponemos y el que llega pronto al país se podrá palear hasta determinado nivel esta situación.

Se está trabajando para no tener interrupciones eléctricas programadas

Para sobrellevar esta situación temporal, es posible que sean necesarias las interrupciones eléctricas, aseguró Raúl García Barreiro.

«De ser necesarios los programas de apagones, serán informados oportunamente –agregó-. Pero de momento, estamos trabajando para no tenerlos. Ninguno de los que están sucediendo tiene que ver con la presencia de una planificación o de un déficit de generación de energía».

Hasta el momento, indicó, se han hecho conferencias en todas las provincias para analizar el consumo de cada entidad estatal en los territorios. «El pueblo representa el 60% del consumo del país, por lo que, además de las medidas que se tomen en el sector empresarial, es imprescindible que la población contribuya».

Pidió, además, el apoyo de todos para desplazar las actividades de los horarios picos para disminuir la demanda.

Continuar desarrollando las fuentes renovables de energía

Sobre la política aprobada de cara al año 2030, relacionada con las Fuentes Renovables de Energía (FRE) el Ministro de Economía y Minas aseguró que se le seguirá dando prioridad, a pesar de la situación nacional. Se pretende con este programa, alcanzar con las FRE el 24 % en la matriz de generación del país.

Aun cuando el programa requiere cuantiosos recursos, se ha logrado desarrollar en los últimos años. Hoy existen 67 parques fotovoltaicos, que aseguran el 2,4% de la generación diurna de un día de la Isla y hay presencia de más de 20 mil sistemas solares fotovoltaicos aislados en todo el territorio nacional, entre ellos un grupo importante en las viviendas.

Sobre las inversiones en el sector, amplió que se construyen tres parques solares fotovoltaicos en la Zona Especial de Desarrollo Mariel de 50 megawatt, que se pondrán en operación en el primer semestre del próximo año.

Además, otros tres con inversión extranjera deberán terminarse en 2019 para aportar más de 146 megawatt de energía solar fotovoltaica a la nación.

Al referirse a la energía eólica agregó que se construyen dos parques de 101 megawatt y existe un contrato de otro de 50 megawatt, además de otros cuatro con inversión extranjera. En la bioelétrica relacionada a los centrales azucareros están en construcción tres, que se suman a la casi terminada en Ciro Redondo, Ciego de Ávila, que se incorpora a finales de este año y que trabajará 300 días al año, entre biomasa cañera y forestal.

«El tema de las fre es un programa grande en el que se viene trabajando y que no se detiene», afirmó el funcionario.