El poderoso estudio Disney reconoce que con su última película «Toy Story 4» ya superó los mil millones de dólares en recaudación.

José Luis Córdova

Periodista

03/09/2019. Cuando Ariel Dorfman y Amand Mattelar escribieron su lúcido ensayo «Cómo leer al pato Donald», con ácidas críticas a estos personajes asexuados, ni se imaginaron hasta dónde llegarían los mensajes «subversivos» de estos supuestos inocentes pero pérfidos «monitos» de la televisión.

El poderoso estudio Disney reconoce que con su última película «Toy Story 4» ya superó los mil millones de dólares en recaudación. Así se convirtió en la quinta cinta que llega más allá de su barrera, entre ellas «Avengers: Endgame», «El rey león», «Capitana Marvel» y «Aladdin». Este logro se produce cuando la compañía acaba de lanzar su esperado servicio de streaming llamado Disney + que se convierte en un feroz contrincante de Netflix.

La lucha entre estos dos titanes audiovisuales a nivel mundial está desatada. Disney abrió los fuegos luego de pactar con Netflix en sus primeros años. Hoy disputan de igual a igual el mercado.

En tanto, los famosos «monitos» han sobrevivido la avalancha de «animés» y comics japoneses y coreanos que inundaron las pantallas a fines de los 90 y todavía encantan a los más pequeños e inocentes televidentes.

Asimismo, Davis Zaslav, plenipotenciario CEO de Discovery, reveló que las ganancias de esa compañía en la industria televisiva crecieron más de cuatro veces, debido a un beneficio tributario (del gobierno de Trump, naturalmente), a los resultados de operación «superiores» (?) y a un firme crecimiento de los ingresos en América Latina y el mundo.

Las ganancias netas de Discovery, cuyos canales por Cable incluyen TLC, Animal Planet y Discovery Channel, fueron de US$ 947 millones para el trimestre que terminó el 30 de junio en comparación con los US$ 216 millones en el mismo período el año pasado.

Los ingresos de distribución en EE.UU. -el dinero que los operadores de la televisión pagada y otras compañías cancelan por la licencia de la programación de Discovery- crecieron un 5,2% a US$ 688 millones.

«La industria de la televisión está lejos de estar muerta aquí o en el extranjero», aseguró Zaslav. «Contrario a lo que muchos creen, estamos teniendo un crecimiento real, significativo en el negocio principal de TV en todos el mundo».

La compañía ha intensificado su foco en el desarrollo de los servicios de video streaming directo al consumidor, destinado a televidentes interesados en deportes, mejoramiento de viviendas, en el mundo natural, automóviles y cocina. Discovery adquirió Scripps Network Interactiv, un gigante televisivo orientado al estilo de vida hogareño que convirtió a la compañía en el rey de contenidos televisivos siempre popular entre sus pares.

En Chile, a diferencia de la oferta actual de VTR, los nuevos aparatos funcionarán por voz y permitirán acceder a una amplia variedad de contenidos, entre los que se cuentan plataformas como Netflix y otro tipo de servicios multimedia.

VTR explica que la nueva tecnología EOS es el nombre «que usamos para una caja decodificadora o dBox de siguiente generación, con la más alta tecnología disponible a la altura de lo usado en EE.UU. Y europa. Esta caja tiene un motor de búsqueda por voz que permite una selección rápida y personalizada de lo que el cliente quiere ver.

Así también Disney, luego de la exitosa versión de «El rey león» -con animales de verdad- prepara el estreno de un remake de «La dama y el vagabundo», con dos entrañables canes de carne y hueso.

Ni el reciente paso del huracán Doria por Florida logró aguar la inauguración de las instalaciones del parque Star Trek (La guerra de las galaxias) junto a Disney World.