“Aparece necesario se aclare lo que pudiera entenderse como incongruencias, contradicciones, presunciones infundadas y generalizaciones” sobre Venezuela.

Santiago. 06/07/2019. Ante requerimientos de diversos medios de comunicación sobre este tema,  el Partido Comunista de Chile hace la siguiente  declaración:

Hemos tomado conocimiento del informe entregado por la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas Michelle Bachelet, sobre la situación de derechos humanos en Venezuela, en el que se plantean graves acusaciones y requerimientos al Estado venezolano.

Es el gobierno de Venezuela el que tiene que responder, como ya lo ha hecho en primera instancia, tal informe.

En tal sentido, aparece como necesario se aclare lo que pudiera entenderse como incongruencias, contradicciones, presunciones infundadas y generalizaciones, que significara falta de imparcialidad en el informe.

Nos llama profundamente la atención que en el Informe de la Alta Comisionada no se exprese ninguna condena a los intentos de golpes de Estado y a las amenazas permanentes de intervención militar en Venezuela; ni a actos de desestabilización con causa de muerte de sectores opositores de extrema derecha. No hay un llamado enérgico a terminar con el cerco financiero y económico hacia ese país, que sólo perjudica al pueblo de Venezuela: Intervención militar, golpes de Estado, presiones económicas, que atentan contra la esencia de los derechos humanos de manera masiva que son y deben  ser altamente condenables.

No obstante ello, el Partido Comunista estima que, como lo ha expresado el propio gobierno de Venezuela, se deben hacer todos los esfuerzos por esclarecer la comisión de actos lesivos a los derechos humanos y preservar en compromisos que aseguren su observancia.

Concordamos  con que se tomen medidas para evitar la confrontación e instalar un camino de diálogo.

Entendemos es una tarea difícil mientras persista la injerencia negativa, la agresión económica  o las amenazas  de intervención violenta.

Es el propio pueblo de Venezuela el que tiene la decisión soberana de acuerdo a su Constitución, sus leyes y su institucionalidad.