Discurso del presidente del Partido Comunista en acto de celebración de los 107 años de la fundación de la colectividad.

Guillermo Teillier

Presidente del Partido Comunista de Chile

 06/2019. Estimadas compañeras y compañeros:

Hoy estamos convocados para celebrar el 107 aniversario del Partido Comunista de Chile.

Como lo hemos hecho en todas las actividades alusivas a esta fecha, a lo largo y ancho del país, debemos empezar por realizar un sentido homenaje a Luis Emilio Recabarren, Teresa Flores y a todos los fundadores de nuestro Partido.

A todas y todos los que han ofrendado su existencia a nuestros ideales. A quienes tuvieron la sabiduría, claridad y el coraje, en medio de la persecución política y la represión, para saber contribuir a la organización de los trabajadores y sus luchas y a los que nos han acompañado siempre con sus expresiones de arte y cultura.

A las compañeras y compañeros que bregaron incansablemente hasta conquistar el gobierno popular con Salvador Allende, ejemplo perenne de nuestra vocación democrática, progresista y socialista.

A las miles de compañeras y compañeros que resistieron y combatieron contra la dictadura y muy en especial a los centenares de nuestros militantes ejecutados sin juicio, que cayeron en combate o se encuentran detenidos desaparecidos.

Les pido a ustedes les brindemos un aplauso fervoroso, de admiración y respeto, expresando simbólicamente, que aquí estamos, de pie, para continuar la lucha junto al pueblo y los trabajadores.

Este aniversario nos encuentra abocados a la tarea de alcanzar una convergencia político social del más amplio espectro, con el fin de enfrentar, de conjunto, la discusión sobre proyectos de ley del gobierno, muchos de ellos de carácter regresivo, en especial los que pretenden disminuir los derechos de los trabajadores y revertir la reforma educacional, incluyendo en ello la educación inicial que se pretende privatizar.

No ha sido posible concretar, hasta ahora, una oposición sólida, situación que no se vislumbra se pueda revertir en el corto plazo, al contrario, se ha ido creando una situación de incertidumbre, frente a lo más importante, que es la necesidad de proponer ante el país un nuevo proyecto de desarrollo económico y de renovación de nuestra democracia, para lo cual se necesita no sólo de la expertiz  de profesionales y técnicos, sino que por sobre todo un trabajo de participación social, constituyendo una mayoría sólida y representativa.

Nuestra democracia está herida. Los actos de corrupción que se dan en las instituciones del estado, incluyendo las armadas, pero también de las grandes empresas, han hecho crecer la desconfianza en la población. Si el país sigue de esta forma, puede que en las próximas elecciones vote todavía un porcentaje menor al 30% que lo hizo en las municipales pasadas. Ya no bastan las medidas de parche, ni promesas incumplidas:

Ha llegado  el momento de proponernos un gran acuerdo nacional para abrir paso a una renovación de nuestro sistema democrático, que debe considerar también el cambio de la actual constitución del Estado.

 La forma de actuar del gobierno de Sebastián Piñera ha elevado la desconfianza. El incumplimiento de sus promesas de crecimiento milagroso de la economía, del empleo y de los salarios, su errática política internacional y hacia los pueblos originarios, su fracasada política de salud y coto a la delincuencia, junto a una política más represiva ante los conflictos sociales, incluyendo actos propios que lindan con el nepotismo, todo ello lo ha llevado a una baja en las encuestas que sus propios partidarios califican de brutal. Y la verdad es que contamina a todo el espectro político.

Si algún partido pretende que por sí solo podrá ofrecer una salida a esta situación, creo que se equivoca. Los comunistas, al menos, creemos que no, creemos es más necesario que nunca alcanzar un alto grado de unidad para llevar adelante los cambios que las chilenas y chilenos reclaman y que el país necesita. Todos quienes en estos días se manifiestan y luchan por sus derechos, en un proceso de movilización social que se extiende y agudiza, requieren del acuerdo de los partidos y movimientos políticos más afines a sus luchas, para avanzar a un proyecto común.

Es ante esta demanda de unidad, que los comunistas, tal como lo dije al comienzo, estamos en esta tarea. Y que bueno, que en este aniversario, podamos saludar a las dirigentas y dirigentes, encabezados por sus máximas autoridades, del Partido Progresista y de la Federación Regionalista Verde Social y muchas personas independientes, que junto a los comunistas conformamos la UNIDAD PARA EL CAMBIO. (Camilo Lagos, Jaime Mulet).

La Unidad, para nosotros, es un compromiso de caminar juntos. La Unidad es la búsqueda de lo que nos une, no negando ni escondiendo bajo la alfombra nuestras diferencias, pero sí entendiendo que por sobre todo, lo que debemos relevar, son nuestras convicciones comunes, en beneficio de la mayoría de nuestro país.

En conjunto representamos el 12 % del electorado, con unos 600 mil votos. Tenemos 15 parlamentarios. Nada más y nada menos, por ahora. Es una fuerza con una importante incidencia social, que además, puede dirimir elecciones de alcaldes y gobernadores y para ello, nos proponemos actuar de conjunto con la oposición. Si no es posible con el conjunto, tendremos que hacerlo con quienes estén dispuestos a hacer acuerdos.

Como es sabido, ya acordamos ir juntos en una lista de concejales. Por cierto, vamos a postular también alcaldes, gobernadores, cores, parlamentarios y hasta candidaturas a la presidencia de la República.

Para llegar a acuerdos todavía queda tiempo, pero no mucho. Nuestra opción primera, es privilegiar la unidad opositora. Invitamos a todos los partidos a hacerse participes de este objetivo, con altura de miras y respeto por nuestra diversidad.

Como Unidad para el Cambio nos estamos desplegando, iniciando encuentros por regiones de carácter programático, analizando y proponiendo respuestas, que permitan solucionar problemas como la contaminación y la sequía. Nos parece muy importante nuestra preparación ante la realización de la COP 25 en nuestro país.

Estamos por la pronta instalación de los gobiernos regionales con la capacidad de generar un desarrollo sustentable. Considerando el incremento del desempleo propondremos una Política Nacional de Inversión Regional, que genere empleos dignos en todas las regiones del país, priorizando, en una primera etapa, aquellas donde se han disparado las tasas de la cesantía.

Adelantamos que vamos a rechazar la legislación de un proyecto que restituya el sistema binominal, mediante la reducción del número de parlamentarios. Si estamos de acuerdo con la reducción de los sueldos de diputados, senadores y autoridades del ejecutivo y organismos autónomos.

También nos interesa profundamente introducir reformas al Tribunal Constitucional, que se ha convertido en una tercera cámara legislativa, sobrepasando sus atribuciones. Se debe cambiar desde la forma de elegir sus miembros, cautelando la idoneidad para el cargo, normando sus atribuciones e imponiendo responsabilidad constitucional a sus integrantes. Nos parece interesante lo que plantea un grupo transversal de abogados constitucionalistas, que entre otros aspectos propone suprimir el control preventivo y que este se haga después de promulgada la ley.

Frente a los actos o delitos de corrupción vemos la necesidad de una nueva legislación para combatir al lavado de dinero que involucra a grandes empresas y al sector público, especialmente en infraestructura y transacciones bancarias. Y promover una ley de extinción del dominio.

Es altamente necesario un aumento del financiamiento de políticas sociales de carácter preventivo en materia de infracción y delincuencia, especialmente en programas sociales destinados a niñez, juventud y mujeres. La mera represión se muestra históricamente inefectiva y contraria a la idea de resocialización eficaz.  Puede ser una ayuda la construcción masiva de canchas multiuso de carácter barrial y financiamiento de organizaciones deportivas, comenzando en los 426 barrios críticos afectados por narcotráfico. Junto a ello el desarrollo potente de la actividad cultural de base.

 En temas de salud, hay que avanzar hacia una nueva institucionalidad en salud y seguridad laboral. Las licencias por enfermedad corresponden a un derecho del trabajador y la trabajadora, y por tanto el COMPIN y las ISAPRES son las que deben pagar licencias laborales y hacerlo ahora respecto de las atrasadas y no tener más de 15 días para el reintegro.

Miramos con simpatía y apoyamos la justa demanda de trabajadores y usuarios de la salud, que han anunciado un paro nacional para este 4 de julio.

Por un fondo único de salud con cotización, obligatoria de todos los grupos sociales, para entregar una atención digna, oportuna y sin discriminaciones, por medio de un Sistema Público de Salud de calidad con redes basadas en Atención Primaria.

Se necesita la inyección de nuevos recursos, eliminando la compra de servicios a privados desde los establecimientos o Servicios de Salud, resguardando el trabajo decente y la estabilidad laboral de las y los trabajadores.

 En relación a la reforma previsional estamos por  la ampliación de la cobertura del pilar solidario en pensiones al 80% de los adultos mayores (hoy en el 60%). Asimismo y con urgencia, requerimos que se aumente en un 20% el monto de las pensiones solidarias.

No nos gusta el acuerdo al que llegó el presidente de la Democracia Cristiana  con el gobierno, porque no responde a la demanda de sustituir el sistema de AFP y a la necesidad de un organismo estatal que incluya formas de reparto, intra e inter generacional, al cual puedan optar los trabajadores.

A raíz de las bajas pensiones muchos adultos mayores se encuentran en situación muy precaria. Consideramos necesaria la implementación nacional del Sistema de Apoyos y Cuidados (domiciliarios) para los adultos mayores y personas con discapacidad (650 mil familias aproximadamente). Este sistema ya existe y solo tiene cobertura en 20 comunas, al mismo tiempo demandamos la rebaja del pasaje en el transporte público de los adultos mayores, en todas las regiones del país.

 En relación a la educación, entre otras consideraciones, exigimos se cumplan los plazos predefinidos para la ley de nueva educación pública.

Apoyamos las legítimas demandas del Colegio de Profesores que lucha por materias de fondo, que van en directo beneficio de todo el sistema educativo de nuestro país.

Hacemos hincapié en el rechazo a los cambios curriculares aprobados por el Consejo Nacional de Educación, que pretende declarar como optativas las asignaturas de Historia y Educación Física.

Estudiamos  la presentación, ante el Comité de Derechos del Niño de ONU, de un reclamo formal y la solicitud de observadores frente a la represión y violencia en contra de niños y niñas en los establecimientos estudiantiles.

Creemos como atentatorios contra sus derechos, los toques de queda para menores de 18 años, que se pretende implementar en algunas comunas.

A propósito de represión, que también afecta a los pueblos originarios, el Ministro de DS comunicó la suspensión indefinida de la consulta indígena,  confirmando el rotundo fracaso de las decisiones que ha tomado gobierno  en materia indígena.

Es sólo una muestra del desacierto que ha significado la pretensión de  realizar una consulta indígena que busca modificar la Ley 19.253 para menoscabar el derecho a la tierra de los pueblos originarios, así como sus formas de organización, y retroceder en materia de derechos en la actual ley indígena.

Saludamos y respaldamos la respuesta clara y firme de rechazo a la consulta que han manifestado los 9 pueblos originarios y sus organizaciones, de norte a sur, e instamos al Gobierno a detener de manera definitiva este proceso al mismo tiempo que ratificamos nuestro rechazo contundente a toda medida que signifique limitar los derechos de los pueblos indígenas.

Exigimos implementar los acuerdos del proceso Constituyente Indígena como solución política al conflicto entre el Estado de Chile y los pueblos originarios. Priorizando el reconocimiento constitucional de carácter político.

En cuanto a la Reforma Tributaria, decimos de manera categórica que votaremos en contra de la integración en el sistema tributario, que les entrega casi mil millones de dólares anuales a las personas más ricas del país.

Estamos a favor de las medidas que favorecen a las PYMES.

Votaremos a favor de los adultos mayores para el pago y el tratamiento preferente para efectos de determinar sus contribuciones de bienes raíces. A favor de la eliminación de exención de contribuciones, que beneficia a los predios forestales y mantención respecto a los bosques nativos.

Y a favor de medidas pro-regiones que, ante las externalidades negativas de nuevos proyectos de inversión, entreguen beneficios para las regiones y gobiernos locales. Esto se debe traducir en Ley de rentas para las regiones y nueva ley de puertos.

Como se ve, me he extendido bastante en esta especie de carta de presentación de Unidad para el Cambio. Pronto tendremos también una plataforma sobre lo que deben ser los gobiernos municipales y se está conformando una coordinación de dirigentes sociales. Vamos con todo con la UNIDAD POR EL CAMBIO.

Compañeras y compañeros: a nombre de los y las comunistas no puedo dejar de hacer una breve reflexión sobre lo que ocurre a nivel internacional y de cómo ello nos afecta. Más aún cuando se encuentran presentes representaciones diplomáticas de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Vietnam, China y Rusia. Es evidente que la pretensión del Presidente de los EEUU de imponer su hegemonía al resto del mundo crea una inestabilidad creciente y pone en peligro la paz en diversas regiones del mundo. Su renuncia a tratados de limitación de armas de destrucción masiva, las extensas sanciones económicas a varios países, sus amenazas de guerra, invasiones militares, o actos de desestabilización, han tensado la situación internacional.  La guerra económica que ha declarado Donald Trump a China, India, Rusia e incluso a la Unión Europea, crea serios problemas económicos en países en vías de desarrollo que dependen de sus ventas al exterior, entre ellos Chile. No creo que el señor Trump sea bienvenido por el pueblo de Chile si es que nos visita con motivo de la APEC.

Somos solidarios con pueblos como los de Cuba y Venezuela que resisten la brutal política de estrangulamiento económico de EEUU. Mantenemos a firme nuestra solidaridad con el pueblo palestino.

Estamos muy atentos a los procesos electorales de Argentina, Uruguay y Bolivia, que podrían contribuir a detener la entronización de gobiernos de derecha y reaccionarios en nuestro continente.

Agradecemos la presencia de las representaciones diplomáticas. Con cada uno de sus pueblos tenemos lazos de amistad y solidaridad que seguiremos compartiendo y acrecentando.

Estimadas compañeras y compañeros:

Saludamos a las y los trabajadores del cobre en Chuquicamata que dieron una gran batalla por sus demandas; a las y los trabajadores de Walmart que han votado el paro; a las y los educadores de párvulos que también han están dado una gran batalla; también los 50 años del Día del Orgullo LGBTIQ+. Y no puedo terminar sin referirme a la extraordinaria lucha que han dado las mujeres chilenas contra la desigualdad de género y por sus derechos, contra el femicidio y la violencia de la que son víctimas. En el último pleno del CC de nuestro partido se aprobó el Protocolo con el cual los comunistas trataremos todos los casos de violencia, acoso sexual que se pudieran dar en nuestras filas.

En nuestro partido las mujeres han jugado un papel activo y muy preponderante, sin que ello signifique exculparnos de manifestaciones de machismo que estamos por superar a plenitud.

Y quisiera recordar a una de esas mujeres extraordinarias, Sola Sierra. El 1° de Julio se cumplen 20 años de su fallecimiento. Fue Presidenta de la AFDD, uno de ellos, Waldo Pizarro, era su compañero.

El próximo año debemos celebrar un hecho relevante en la historia de nuestro país: se cumplen 50 años del triunfo de la Unidad Popular, que eligió presidente a Salvador Allende Gossens.  Y debemos prepararnos para celebrar como corresponde.

A 107 años, aquí estamos con nuestras banderas dispuestos a seguir luchando.

¡Mil Veces Venceremos!