Bajísima participación. Cuestionamientos a medidas autoritarias. Denuncia por mal uso de recursos. Todo mal.

Equipo ES. 01/07/2019. Todo mal en torno de la consulta que mandaron a hacer ocho alcaldes en sus comunas para restringir derechos de los jóvenes como es el libre tránsito por la calles en algunos horarios, y que analistas y abogados ya catalogaron de inconstitucional.

Lo primero es que hubo bajísima participación. De acuerdo a la empresa (E Voting) que efectuó el proceso de consulta vía electrónica, participó el 8.9% de los habitantes de Quilpué, Antofagasta, Las Condes, La Reina, Lo Barnechea, Peñalolén, La Florida y Colina. Es decir, de un millón 353 mil 597 ciudadanos convocados a votar, solo lo hicieron 120 mil 772. Mal.

Hubo zonas como Colina donde apenas votó el 10% de la gente, en Peñalolén el 25%, en La Florida el 3.1%, en Las Condes el 12.24%, y en La Reina un poco más de 5 mil personas de los más de 95 mil habitantes que tiene la comuna. Pese a eso, y para hacer “plop”, Joaquín Lavín, jefe comunal de Las Condes dijo que “es una altísima votación” la que hubo.

Y a partir de ello, los alcaldes de las comunas de la restricción juvenil, se tomaron contentos una foto y dijeron que seguirán adelante con poner “toque de queda” a muchachos de entre 12 y 16 años, que podría ser desde las 21:00 o las 23:00 horas.

El que dio un paso más allá, provocando reacciones de enojo y también de temor, fue Lavín, que dijo que sacará a las calles de Brigadas de Padres…para “ayudar” a los menores de edad que anden en la calle durante la noche. “¿Quiénes son esos padres que saldrán a controlar a mis hijos?” se preguntó una comentarista de Radio ADN.

Vinieron las reacciones y precisiones. La Defensora Nacional de la Niñez, Patricia Muñoz,  posteó en Twitter: “Consulta no alcanza 9% de los posibles votantes, excluyó a los propios adolescentes, y además pretende, por vía de ordenanza, vulnerar garantías constitucionales, lamentable”.

En declaraciones aparecidas en la prensa, Patricia Muñoz recalcó que “nosotros consideramos que una definición de esa naturaleza, infringe y vulnera derechos fundamentales contenidos y asegurados para niños, niñas y adolescentes en la Constitución”.

Y sostuvo que “desde ahí, estaremos atentos a si es que se concreta o no esa decisión administrativa para poder ejercer las acciones constitucionales y recursos de protección que correspondan”.

Juan Enrique Pi, presidente de la Fundación Iguales, twitteó que “esto es inconstitucional, y no tengo duda que el Poder Judicial impedirá su implementación. Sin embargo, hay que preguntarse qué hace votar a 100 mil personas por restringir los derechos de otros (porque no votó ningún adolescente) ante un problema social”.

JJCC fue a Contraloría por mal uso de recursos públicos en consulta

En compañía de la diputada Camila Vallejo y del abogado Luis Cuello, dirigentes de las Juventudes Comunistas (JJCC) llegaron a la Contraloría General de la República para solicitar que investigue el uso de recursos en “asuntos que no están dentro de sus competencias”, en el caso de estas municipalidades que organizaron la consulta para establecer un “toque de queda” a menores de edad.

Camilo Sánchez, presidente de las JJCC, resaltó que “la gente le dio la espalda a la criminalización de la juventud y a estos anuncios populistas. A pesar de toda la costosa campaña mediática que implementaron, no lograron convocar ni al 9% del padrón”.

Sánchez advirtió que “los alcaldes y alcaldesas involucradas tendrán que dar explicaciones por el uso de recursos en asuntos que no están dentro de sus competencias”, y agregó: “Esta costosa pirotecnia contra la juventud debe parar. Esta fue solo una cortina de humo para cubrir la inoperancias de las autoridades frente a al narcotráfico”.

Camila Vallejo, señaló que “no solamente estamos ante una consulta que ha excedido las atribuciones jurídicas y administrativas de los municipios, sino que tenemos un problema de fondo, aquí hay un 91% de la población que le dio la espalda a la consulta sobre la cual los municipios pretenden imponer una restricción de derechos”.

“Cuando una sociedad busca restringir derechos, particularmente a los menores de edad, no lo puede hacer simplemente por vía administrativa en un municipio. Esto es un tema delicado, que involucra una discusión legislativa, y por cierto en primera instancia consultarle a los menores”, añadió la parlamentaria por el Distrito 12, que incluye a la comuna de La Florida.

El abogado Luis Cuello enfatizó que “la Contraloría ha establecido claramente que los recursos financieros de las municipalidades deben destinarse exclusivamente al logro de sus objetivos propios. Imponer un toque de queda es completamente ajeno a una municipalidad. En esta consulta se contraviene también el principio de probidad, pues se empleó a personal y recursos en una consulta inútil, cuyo propósito es imposible de implementar”.

Rechazo de alcaldes y concejales

En la línea de cuestionamientos a este proceso y estas ideas de control hacia los jóvenes, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, declaró que “las autoridades políticas están para ofrecer a la comunidad seguridad, no para restringir sus libertades”. Indicó que con este tipo de consultas o “recomendaciones” que hacen ocho alcaldes, “me parece un evidente reconocimiento del fracaso absoluto de las políticas de seguridad, tanto del gobierno central como de esas municipalidades”.

Claudio Castro, alcalde de Renca, manifestó que “en la práctica estamos diciendo hasta qué hora pueden estar los jóvenes en la calle y ¿qué hacemos después de eso?”. Añadió: “Nosotros creemos que hay que enfrentar el consumo de alcohol y drogas en los menores de edad,ofreciendo alternativas, buscando cómo se pueden fortalecer sus talentos, cómo desarrollar sus capacidades, cómo persiguen sus sueños y no buscando limitaciones”.

El alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, expresó que “esto ha sido mucho de comunicacional y poco de efectividad”. Sostuvo que realizar la consulta y pretender limitar el horario de tránsito de jóvenes, “no pone el foco adecuado y el resultado era previsible”.

El concejal del Partido Comunista en La Florida, Nicolás Hurtado, en conversación con ElSiglo.cl indicó que “limitar exclusivamente la discusión de lo que está pasando con los menores de edad, a si pueden o no estar en la calle en ciertos horarios y a través de ello restringirlos con mecanismos de carácter punitivo como estas suertes de ‘toque de queda’, es un mal enfoque, porque no incorpora los otros elementos que tiene este modelo de Islandia y que ayudaron con los temas de drogadicción, alcoholismo y delincuencia juvenil y solo se aborda el tema de restricción horaria”.

Agregó que “hoy la juventud debe tener cosas que hacer, por ejemplo, que lleguen a sus casas cansados porque hicieron deporte, tocaron la guitarra o actuaron, cosa que no tengan ganas de salir a la calle a realizar otro tipo de actividades. Como los que están incorporados en el programa Escuela Abierta de Recoleta, con espacios de cultura, arte, deporte, etcétera”.

En esa misma línea, el concejal de Convergencia Social de Antofagasta, Camilo Kong, en entrevista con ElSiglo.cl señaló que “esto solo es una consulta, porque la implementación es inconstitucional. Estoy absolutamente en contra de esta medida populista porque no apunta a temas de fondo y solo se enfoca en lo restrictivo. En definitiva se están usando recursos que podrían ser utilizados en otras cosas. Porque si se quiere hacer partícipe a la comunidad antofagastina que sea en procesos que realmente tengan injerencia como el hacer presupuestos municipales participativos”.

Asimismo, el concejal frenteamplista señaló que implementar un tipo de medidas restrictiva como un “toque de queda para menores” no tiene relación con la realidad de la región y más bien es un coletazo de lo que sucede en la capital.

A partir de experiencias de una comuna se intenta generar una realidad nacional, por ejemplo, no se pueden negar los hechos de violencia que ocurren en algunos establecimientos de Santiago, que entiendo que también responden a una violencia institucional como la de Carabineros, pero esa realidad no es la misma que se da en Antofagasta o en Copiapó. Entonces es un error, pero claro tenemos un país centralista que no responde a las realidades locales entonces creo que debiera existir un diagnóstico un poquito más trabajado con políticas que respondan a las necesidades de los distintos territorios”, sostuvo Kong.