Ministro venezolano entregó antecedentes. “Lo que no sabían Duque, Piñera y Guaidó es que hacíamos seguimiento de inteligencia a estas operaciones”, se dijo.

Telesur. Cubadebate. 26/06/2019. Jorge Rodríguez, vicepresidente de Comunicación, Turismo y Cultura de Venezuela, denunció este miércoles los planes terroristas que tenía la oposición contra el gobierno del Presidente Nicolás Maduro. Este nuevo plan tenía como propósito crear desestabilización en la nación suramericana, dijo el funcionario.

Rodríguez indicó que el Gobierno tiene en su poder más de 56 horas de video conferencias, pruebas de entregas de dinero, teléfonos satelitales y radios que implican a la oposición en un nuevo intento de golpe de Estado en el país.

“La acciones terroristas serían perpetradas por la derecha el 23 y 24 de junio en Venezuela”, expresó Rodríguez en conferencia de prensa.

El funcionario venezolano destacó con pruebas y videos que el nuevo golpe de Estado que pretendía dar la oposición está financiado por gobiernos extranjeros y que los objetivos de estos actos terroristas serían el asesinato del presidente Nicolás Maduro, otros funcionarios del Alto Mando Militar, médicos cubanos, con el objetivo de generar una guerra civil.

Entre los Gobiernos implicados en el financiamiento están el presidente de Chile, Sebastián Piñera, el presidente de Colombia, Iván Duque y el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump”, acotó.

El Gobierno venezolano tiene tiempo monitoreando estas reuniones clandestinas de la oposición. “Estuvimos en todas las reuniones”, dijo el vicepresidente sectorial de Comunicación. “Lo que no sabían Duque, Piñera y Guaidó es que hacíamos seguimiento de inteligencia a estas operaciones desde hace 14 meses”, acotó.

Como evidencia de estas acusaciones, el vicepresidente presentó las mismas declaraciones de Piñera, Duque y el mismo consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, en las que aseguran que al Gobierno de Nicolás Maduro tiene el tiempo contado en el poder.

Jorge Rodríguez finalizó la rueda de prensa con el nombramiento de los altos mandos militares implicados, ya capturados y pendientes por capturar, en este nuevo plan contra el Gobierno venezolano, además de reiterar que todo el material presentado este miércoles ya se encuentra en la fiscalía venezolana.

Plan golpista en Venezuela incluía asesinatos en alto mando político

El plan golpista organizado por opositores a espaldas del autoproclamado mandatario Juan Guaidó incluía asesinar a altos cargos políticos de la nación sudamericana, informó hoy el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

En conferencia de prensa, el titular aseguró que la trama planeaba terminar con la vida del Presidente Nicolás Maduro; su esposa, Cilia Flores; el titular de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; así como otros ministros y autoridades del Gobierno.

La acción, encabezada por militares retirados pagados por entregar información, tenía el propósito de tomar la sede del Banco Central de Venezuela y la base militar La Carlota, una de las más importantes de la capital venezolana.

De acuerdo con la información develada, en esa institución sería llevado Raúl Baduel -procesado por la justicia venezolana por apropiación de dinero público y atentar contra la integridad de la nación- para su autoproclamación ante los medios como jefe de Estado.

El nivel de contradicción y luchas internas en la oposición radical llegó al punto que plantearon “un golpe de Estado a Guaidó” por Baduel, absurdo sobre otro absurdo, recalcó Rodríguez.

Las acciones previstas planeaban además un bombardeo a la sede del Gobierno venezolano y otras instituciones para lo que disponían de 140 mil cartuchos de ametralladoras, que fueron incautados.

Varios grupos de combate de agentes israelíes tenían previsto llegar al país para el ataque, añadió el ministro, quien también responsabilizó a los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Chile, Sebastián Piñera, de financiar estas acciones violentas.

Guaidó y su equipo estaban rodeados de efectivos de inteligencia bolivariana, presentes en todas las reuniones donde se planificaban los asesinatos a funcionarios del Gobierno, precisó.