Elaborará un plan estratégico electoral para proceso de las municipales. Además, se estableció lo cardinal de luchas sociales “que requieren mayor articulación y transversalidad”.

Equipo ES. 25/06/2019.Ocho puntos, en cuatro páginas, expresaron las resoluciones del Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Chile (PC), que se realizó el pasado 22 de junio, reuniendo a dirigentes de esa colectividad provenientes de todo el país.

Énfasis del documento, al que tuvo acceso El Siglo, fueron el aumento y extensión del movimiento social en varios puntos del territorio nacional, el proceso de unidad de la oposición que hoy, en el caso del PC, se materializa en el conglomerado “Unidad para el Cambio”, y el incrementar en un 25% la votación de esta colectividad es las elecciones municipales -donde la elección de concejales es vital-, para lo cual se elaborará “un plan estratégico” que contemple todo Chile.

En el último punto del texto aprobado por las y los dirigentes comunistas, se informó la aprobación del “Procedimiento de actuación frente a las denuncias de violencia contra la   mujer (y) violencia de género”.  Se señaló además que se “valora dicho procedimiento   como un instrumento que contribuirá al mejoramiento de la convivencia partidaria y al   resguardo y protección de los derechos de todas y todos quienes conformamos este   Partido”.

Un aspecto del análisis fue el proceso electoral municipal del próximo año. Se apuntó al respecto: “Debemos en el corto plazo formular un Plan y Estrategia Nacional Electoral que permita maximizar rendimiento electoral y a la postre incrementar nuestra votación en un 25%; conjugando un análisis cuantitativo y cualitativo que nos dote de más concejales /as y alcaldes/as, y nos permita alcanzar la elección de gobernadores/as; estableciendo prioridades electorales y esfuerzos compartidos del conjunto del partido. Identificando elementos de la táctica a desplegar por cada comuna y región con la máxima celeridad posible”.

De lleno en el tema electoral, el texto indicó que “tras el Pleno el conjunto del partido concentra sus esfuerzos en activar todas las  estructuras para enfrentar las próximas   elecciones alcaldes/as, concejales /as y gobernadores /as, articulando las luchas sociales   con nuestros esfuerzos electorales, utilizando las elaboraciones de la Comisión Nacional   Municipal como material de trabajo en la propuesta comunal”.

En la mirada a acuerdos o alianzas con otras fuerzas políticas, el PC llamó a “acentuar   nuestro planteamiento de primarias municipales como mecanismo unitario desde la   oposición para enfrentar a la derecha”.

Hay que considerar que los comunistas sostienen que sin buen trabajo electoral para las municipales y sin acuerdos de la oposición, se abre un espacio para el triunfo de la derecha.

Es así que el texto del encuentro acotó que “el resultado de esta elección municipal será   fundamental para enfrentar las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales”.

Se planteó que “el mejor rendimiento alcanzado hará una diferencia sustantiva respecto   de los acuerdos políticos que promueva nuestro partido”.

Se enfatizó desde la dirección nacional comunista que “el esfuerzo electoral del conjunto   del partido debe ser una prioridad y urgencia. El esfuerzo electoral se nutre del esfuerzo   de movilización social cuando alcanza expresión de diálogo en las comunidades”.

Elemento central del cuadro político el incremento de la movilización social

En la reunión del PC se le dio mucha importancia a lo que ocurre con sectores de la sociedad civil. Es así que al inicio del documento aprobado por el Pleno de la colectividad se sostuvo que se “identifica como elemento central del cuadro político el incremento de   la movilización social, dando cuenta de una irrupción de movimiento sociales que   requieren mayor articulación y transversalidad en las demandas, y una mayor centralidad   en el quehacer de los comunistas”.

Se indicó que “requerimos de más esfuerzos de masas y de movilización, solidarizando y activando los distintos movimientos y manifestaciones de protesta social, en áreas como   la salud, la educación, la vivienda, el medio ambiente y el agua, en derechos a la   movilización social que progresivamente son por el intento de medidas legislativas,   administrativas o de facto conculcados por el gobierno” de derecha.

 Nuevo modelo de desarrollo nacional 

Junto a lo que acontece con los movimientos sociales, como expresión de protesta, demandas y también propuesta de distintos sectores de la sociedad por mejores condiciones de vida, laborales y acceso a salud, educación, vivienda y cultura, el Partido Comunista insistió en la necesidad de plantearse un nuevo modelo de desarrollo, sumado a su reivindicación de contar con una nueva Constitución.

Mencionando la activación de sectores sindicales y sociales, el documento de los comunistas estableció que “estas luchas deben tener como característica del periodo trazar   los elementos y las principales ideas para la elaboración de un Nuevo Modelo de   Desarrollo, orientado a la soberanía nacional y el bienestar compartido, combatiendo la   desigualdad, todas las asimetrías y abusos, buscando el desarrollo en todas las regiones   del país”.

“Identificando las principales posibilidades de desarrollo en cada territorio, enfatizando el   desarrollo productivo local, empleo justo y digno, sustentabilidad y sostenibilidad   ambiental y  desarrollo social”, se añadió.

En un acuerdo tomado por el Pleno del CC y en la línea anterior, se expresó que “el   partido declara en el marco de las luchas locales, territoriales, regionales y de carácter  nacional, el   inicio de un proceso de análisis y sistematización, en diálogo con las  comunidades y organizaciones sociales, que permita dotarnos de un nuevo proyecto de  Desarrollo Nacional, que interprete las aspiraciones populares de bienestar y buen vivir”.

Se apuntó que “en este esfuerzo, ICAL (Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz),   nuestro Centro de Estudios, debe jugar un importante rol en la  elaboración de ideas con   miras a la realización de un Seminario Internacional” sobre el tema de modelo de desarrollo.

La mirada a “Unidad para el Cambio”

En el encuentro de dirigentes del PC se abordó el tema de la unidad en el ámbito opositor, donde hoy se visualizan problemas, y se habló específicamente del nuevo conglomerado “Unidad para el Cambio” que impulsan los comunistas junto al Partido Progresista y la Federación Regionalista Verdad.

“Nuestra convergencia política Unidad para el Cambio se abre espacios sociales en base a   ideas en construcción contrarias al neoliberalismo, cuestionando la insuficiente  satisfacción de plenos derechos sociales, de la institucionalidad y modelo económico  orientado a la acumulación de los grandes empresarios y de un sistema excluyente que  agobia a la mayoría de los chilenos y chilenas”, se manifestó en el documento.

En todo caso se advirtió que “Unidad para el Cambio no debe ser percibido como un   esfuerzo político acabado y finito en su composición, es por el contrario un punto de   partida para construir unidad política y  social con otras fuerzas políticas y sensibilidades   sociales, que restablezca la idea mayoritaria de un proyecto de transformaciones para   Chile”.

Se agregó que “Unidad para el Cambio cuenta con potencial electoral, puede representar   a sectores desencantados y que buscan la representación política en base a un proyecto   que enfrente la desigualdad sin vacilaciones y de manera sustantiva”.

Para el Partido Comunista, ese conglomerado “debe constituirse en un referente político y   social en cada comuna y región del país. Junto a su expresión organizada nuestra   convergencia debe levantar contenidos programáticos en cada territorio, dando cuenta de   un proyecto con voluntad de transformación nacional y regional”.