No hay procesados por casos de detenidos desaparecidos y asesinados en ese recinto de alemanes fascistas. Ahora se archivó caso de criminal Hartmut Hopp.

Santiago. 16/06/2019. Unos cincuenta familiares de detenidos desaparecidos de la Región del Maule realizaron una protesta frente a la Embajada de Alemania para denunciar la impunidad reinante en el caso Colonia Dignidad.

La justicia alemana hace pocas semanas decidió archivar la investigación contra el médico de la secta, Hartmut Hopp, cerrando el último caso relacionado con Colonia Dignidad en Alemania.

Durante la dictadura militar en Colonia Dignidad fueron asesinadas unas cien personas que se encuentran en calidad de detenidos desaparecidos. Sin embargo, hasta el día de hoy ninguna víctima ha podido ser identificada y ningún victimario ha ingresado a la cárcel por estos crímenes de lesa humanidad.

Los manifestantes entregaron una carta, cuyo texto íntegro es el siguiente:

Carta abierta a los gobiernos de Chile y Alemania Colonia Dignidad. ¡Basta ya de impunidad! 

A más de cuatro décadas de arrebatarnos y asesinar a nuestros amados familiares ningún responsable de Colonia Dignidad está preso, ninguno de nuestros familiares ha sido identificado y la impunidad sigue reinando en Chile y Alemania en relación a los crímenes. Colonia Dignidad sigue siendo un recinto privado donde se celebran fiestas turísticas, mientras el pasado criminal es silenciado.

El patrimonio ilegalmente acumulado por el enclave sigue sin esclarecerse, mientras siguen funcionando las mismas empresas fundadas por Paul Schäfer y sus jerarcas a finales de los años ochenta. Muchos de nuestras familias han fallecido sin saber DONDE ESTAN, mientras muchos de los presuntos responsables han huido a Alemania. Mientras la impunidad se perpetúa en Chile y Alemania, nosotras reafirmamos nuestro compromiso de seguir luchando hasta lograr VERDAD, JUSTICIA y MEMORIA frente a la Embajada de Alemania, la Moneda y donde sea necesario – ¡BASTA YA!

El motivo reciente de nuestra protesta del día de hoy es el incomprensible y nefasto hecho de que la justicia alemana archivara las investigaciones contra el médico de Colonia Dignidad, Hartmut Hopp. Hopp ha sido solo uno de una serie de fugitivos de la justicia chilena como HansJürgen Riesland, Albert Schreiber, Reinhard Döring – solo por nombrar algunos victimarios de Colonia Dignidad.  La Justicia alemana, en septiembre pasado, rechazó ejecutar la sentencia chilena contra Hopp por complicidad con abusos sexuales.

En enero pasado archivó la investigación contra Reinhard Döring. Y ahora ha puesto la guinda en la torta de la impunidad archivando las investigaciones alemanas contra el criminal Hartmut Hopp y cerrando con esto la última oportunidad de hacer algo de justicia. Con esta escandalosa e indignante capitulación frente al historial de crímenes de lesa humanidad de Colonia Dignidad, Alemania perpetúa la impunidad y reitera su invitación a los criminales de Colonia Dignidad a vivir una vejez tranquila en Alemania -sin que les “moleste” la Justicia- y en muchos casos incluyendo pagos de ayuda social.

El gobierno chileno a su vez, qué permitió la huida de estos criminales a pesar de contar con ordenes de arraigo, no ha puesto abogados para hacerse presente en estas causas demostrando su abierto desinterés. Peor aún, desde que asumió como Ministro de Justicia y Derechos Humanos el otrora integrante de la red de protección de Colonia Dignidad Hernán Larraín Fernández, están estancadas todas las iniciativas tendientes a avanzar en el esclarecimiento de los crímenes de Colonia Dignidad.

La actitud del Ministerio de Justicia y de la Subsecretaría de DDHH ha sido de bloquear y demorar todas las inicitivas políticas y judiciales en el afán de silenciar el tema para no “perjudicar” al Sr Larraín y sacar a la luz su rol de cómplice de la asociación ilícita Colonia Dignidad en el pasado.

Vemos como por parte del parlamento y el ejecutivo alemán en los últimos años a nivel de discurso ha habido algunos avances en el tema Colonia Dignidad. Tras el “mea culpa” del Ministro de Relaciones Exteriores alemán en 2016 se produjo una resolución unánime por parte del Bundestag en 2017, instando al gobierno a actuar y a la justicia a cooperar estrechamente con la justicia chilena en el esclarecimiento de los crímenes.

Se instaló una Comisión Mixta entre los gobiernos de Chile y de Alemania para instalar un Sitio de Memoria en la Colonia Dignidad, investigar el patrimonio del enclave y esclarecer el pasado criminal.

Alemania ha anunciado un fondo de ayuda para algunas víctimas del enclave. Frente a estos anuncios y avances discursivos constatamos que a nivel de los hechos concretos los resultados han sido nulos.

Nuestra demanda de instalar una Comisión de Verdad sobre los crímenes de Colonia Dignidad no fue escuchada.

Con el sobreseimiento de Hopp se cierra la puerta a una posible cooperación entre la justicia alemana y la chilena en forma definitiva. Por el lado chileno la única investigación que se mantiene abierta es nuestra causa por inhumación y exhumación ilegal que lleva el Ministro Carroza.

Sin embargo, las excavaciones en busca de restos de nuestros amados familiares están paralizadas y en la ex Colonia Dignidad víctimas y victimarios siguen conviviendo entre fiestas y actividades turísticas que nos violentan ante la ausencia de Verdad Justicia y Memoria.

Hemos participado en los últimos años de instancias de diálogo entre diferentes grupos de víctimas en el contexto de la instalación de un Sitio de Memoria. Durante estas actividades nos han permitido conocer entre víctimas y expresar nuestras visiones e ideas frente a un futuro Sitio, no vemos avances concretos por parte de los gobiernos para que la transformación de la Colonia Dignidad a un Sitio de Memoria se materialice.

Apoyamos a las víctimas de Colonia Dignidad con sus legítimas demandas, entre ellos los ex niños chilenos abusados en el enclave que desde 2013 están esperando el pago de sus indemnizaciones fijadas por la Corte Suprema.

Exigimos al Estado chileno que compre los terrenos que colindan con lugares donde fueron inhumados y exhumados nuestros amados familiares, para pagar ya las indemnizaciones a las víctimas y asegurar que estos lugares donde se ubican fosas puedan ser periciadas también en el futuro.

También apoyamos a las víctimas entre los (ex) colonos y colonas en sus legítimas demandas de reparación por parte de ambos estados.

Reafirmamos nuestra exigencia que ambos gobiernos instalen una Comisión de Verdad que contribuya al esclarecimiento de los crímenes.

Exigimos que continúen las excavaciones en Colonia Dignidad proveyendo todos los fondos y tecnología necesarios.

Exigimos que se proceda a tomar declaraciones a cada colono/a y agente de estado que pueda aportar antecedentes que contribuyan a esclarecer el destino de nuestros amados familiares.

Demandamos que cese el turismo de las empresas de Colonia Dignidad y que en el lugar se instale YA un Sitio de Memoria que sea un lugar de recuerdo y homenaje en donde se cuente la historia criminal del lugar.

Nosotros jamás claudicaremos en nuestra lucha por saber la verdad y por la justa sanción a los culpables.

Hoy nuevamente llamamos a los gobiernos de Chile y de Alemania a asumir su responsabilidad. Denunciamos su actitud cómplice y negligente que protege a los victimarios y deja en abandono a las víctimas.

LUCHANDO SIEMPRE, OLVIDANDO NUNCA  ¡HASTA ENCONTRARLOS!

Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos De la Región del Maule. (Parral, Linares , San Javier, Talca)