Serán 38 departamentos de 57 metros cuadrados. Tendrán tres dormitorios, living, comedor, cocina, baño, bodega, estacionamiento, sede social, conserjería, zona de juegos y quincho.

Recoleta. 11/06/2019. El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, junto a autoridades y vecinos de la comuna, puso la primera piedra del primer proyecto de la Inmobiliaria Popular “Justicia Social I”. La ceremonia de inicio de obras del primer y único proyecto que se construye en Chile con subsidios del Fondo Solidario de Viviendas del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, destinado a arriendos sociales a precio justo.

Esta iniciativa municipal busca que el Estado actúe como agente inmobiliario, más aún, pensando que en el país existe un déficit habitacional de más de 500 mil viviendas. Solo en Recoleta una de cada cuatro familias está en situación de allegada, lo que corresponde a un 14,7%, que requiere una solución al problema habitacional sin pagar más del 25% de sus ingresos mensuales.

El alcalde Daniel Jadue, explicó que “este corresponde al segundo paso de este proyecto inmobiliario popular. Antes lo anunciamos, ahora se encuentra en la fase de ejecución y paralelamente estamos en el proceso de selección de las familias que habitarán este inmueble con variables diversas en términos de los niveles socioeconómicos, pero vamos a privilegiar a las mujeres jefas de hogar y a todas las familias que no tienen respuesta en el mercado, debido al alto precio de arrendar un departamento”.

En total, serán 38 departamentos, con una superficie de 57 metros cuadrados cada uno. Cada vivienda tendrá tres dormitorios, living, comedor, cocina y baño, además de una bodega, estacionamiento, sede social, conserjería, zona de juegos y quincho.

Este proyecto, diseñado por el Premio Nacional de Arquitectura, Juan Sabbagh, cuenta con una superficie de construcción de 2.932 metros cuadrados con un porcentaje de avance del 7%. Se espera que las obras finalicen el primer semestre del 2020.

Las viviendas en construcción tendrán como beneficiarios a aquellas familias que estén en condición de precariedad material, violencia intrafamiliar, hacinamiento y problemas sanitarios en el lugar de residencia. De esta forma, se establecerá un modelo definitivo de las familias que habitarán en este condominio popular.

La actividad contó con la presencia de la diputada, Karol Cariola, el diputado Boris Barrera, y el arquitecto Juan Sabbagh.