Uno de cada dos niños es pobre. Los precios subieron en promedio un 300%. La deuda internacional supera los 57 mil millones de dólares. Tasa de riesgo en más de mil puntos.

Daniela Pizarro. Periodista. 09/06/2019. Nuevamente Argentina está en medio de una crisis económica. Uno de cada dos niños está en la pobreza. “La pobreza monetaria en la infancia y adolescencia, alcanzó en 2018 al 51,7 por ciento y es la cifra más elevada de la década”, arrojó el último informe (abril) del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). Pero eso no es todo, son miles de familias las que están en literalmente en la calle. En los últimos tres años se duplicó la cantidad de personas en situación de calle -en el último trimestre de 2018 habían 198 mil ciudadanos sin casa–  producto de los altos precios de arriendos, la brutal alza de los servicios básicos y el desempleo (9,1%), que ha hecho que los argentinos terminen priorizando y utilizando sus pocos ingresos para comer.

En ese marco los comedores sociales, que se mantienen con donaciones y ayudas voluntarias, han alcanzado un gran protagonismo y han multiplicado sus atenciones con los “nuevos pobres”.

También los pequeños empresarios están sufriendo el cierre de sus negocios, ya que es insostenible mantenerlos, porque por un lado se les hace difícil vender sus productos y por otra parte los altos impuestos se llevan las pocas ganancias.

Este quiebre de la economía trasandina es mayor a la que dejó al país en default en 2001. Después de los diez años de Kirchnerismo la nación había logrado saldar sus deudas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sin embargo, las políticas neoliberales del Presidente Mauricio Macri, comprometió nuevamente al Estado y ya están arrastrando una deuda de 57 mil 700 millones de dólares. Dicha cifra según el último informe del Instituto Internacional de Finanzas, que reúne a los analistas de la banca mundial, sería insuficiente, por lo que preveen que la deuda seguirá creciendo.

En los primeros meses del gobierno de Cambiemos las autoridades y sobre todo Mauricio Macri, insistían que el problema era fruto de la corrupción de las administraciones anteriores, pero con el pasar del tiempo dicha teoría se hizo insostenible. Lo cierto es que el mandatario fiel a su origen especulador puso todas sus fichas en el modelo neoliberal. Quitó todos los subsidios, bajó las pensiones, aumentó los impuestos para las personas, bajó los impuestos para las empresas y los más ricos, cedió a todas los beneficios para los grandes grupos económicos, dolarizó los precios, entre otras medidas.

Si hasta eliminó Ministerios fundamentales con la excusa de austeridad fiscal. Las carteras de Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo y Modernización se convirtieron en Subsecretarías.

Cifras rojas

La debacle que provocó el gobierno de Macri no tiene tanta cobertura mediática en el mundo como otras crisis en Latinoamérica, sin embargo, el desastre es innegable. Los precios de los productos en promedio subieron un 300%. Según los datos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, los valores que más se elevaron fueron, la harina de trigo con un 327,6%, lo sigue la pasta dental con un 311,7% y la manteca con 305,4%. En tanto los servicios que experimentaron una mayor alza fueron los alimentos, el transporte y la vivienda.

Frente a esto el Ejecutivo emuló la política de los “precios cuidados” de los Kirchner, es decir, se creó una canasta de productos básicos que no pueden elevar su costo, pero como el mandatario desmanteló el departamento que estaba a cargo de fiscalizar esos precios disminuyendo la cantidad de personal, es muy difícil que se cumpla la medida. Otro problema que experimentó este programa fue que las autoridades en medios de prensa adelantaron el anuncio y pusieron en alerta a los empresarios que alcanzaron a elevar en promedio un 40% los 64 precios cuidados. Por ejemplo, se puso en la lista una marca de leche (La Martona) que se comercializaba en 25,47 pesos y cuando llegó a los precios cuidados tenía un valor de 35,80 pesos. (40,5% de aumento).

Un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) señaló que la inflación acumulada durante el Macrismo alcanzó el 200,2%. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) arrojó que en 2018 la inflación anual llegó a 47,6%, y hasta abril de 2019 alcanzó el 55,8% anual.

En tanto la tasa riesgo país de la Argentina cerró esta semana en 1.013 puntos básicos (pb), el mayor nivel de los últimos 4 años. Solo para dimensionar el índice de Chile, es de 140 pb.

Próximas elecciones

En este escenario los ojos de los argentinos y argentinas están puestos en las próximas elecciones presidenciales del mes de octubre, donde el gobierno de Cambiemos apuesta por la reelección encabezado nuevamente por Mauricio Macri, quien aun no tiene definida su fórmula para la vicepresidencia.

En la otra vereda, por el Frente Para la Victoria, estará la dupla Fernández –Fernández, Alberto para Presidente y Cristina como Vicepresidenta. El candidato a la Casa Rosada es un destacado abogado y fue jefe de gabinete del Presidente Néstor Kirchner. En tanto, Cristina dio la sorpresa después de dos periodos presidenciales ahora con su postulación a la Vicepresidencia.

Aunque los representantes del Kirchnerismo fueron judicial y mediáticamente muy atacados por presuntos hechos de corrupción, las altas expectativas que la derecha no supo cumplir, según analistas y encuestas, llevarían nuevamente el bastón presidencial a manos peronistas.