“El bien vencerá al mal, la verdad vencerá la mentira y la Salvación vencerá la condenación”, le dijo el jefe del Vaticano.

Agencias. 30/05/2019. “El bien vencerá al mal, la verdad vencerá la mentira y la Salvación vencerá la condenación”. Así se lo expresó el Papa Francisco al ex presidente de Brasil, Inácio “Lula” Da Silva, en una misiva que le envió a la cárcel.

El Pontífice le dijo lamentar las “duras pruebas” por las que pasa el ex mandatario, encarcelado por supuestos actos de corrupción después de un controvertido proceso judicial. “Lula” y sus abogados han entregado pruebas de inocencia.

Haciendo un comentario respecto a la actividad política y dirigiéndose en una reflexión hacia Da Silva, el jefe del Vaticano indicó que “la responsabilidad política constituye un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a las personas que habitan en él y de trabajar para crear las condiciones de un futuro digno y justo. Al igual que mis predecesores, estoy convencido de que la política puede convertirse en una forma eminente de caridad si se aplica en el respeto fundamental por la vida, la libertad y la dignidad de las personas”.

Dando cuenta de su preocupación por sucesos en la vida personal del ex presidente brasileño, el Papa le escribió: “Tengo presente de las duras pruebas que usted ha vivido últimamente, especialmente de la pérdida de algunos seres queridos, su esposa Marisa Leticia, su hermano Genival Ignacio y, más recientemente, su nieto Arthur de sólo siete años- quiero manifestarle mi cercanía espiritual y alentando pidiendo no desanimar y seguir confiando en Dios”.

En el mensaje, Francisco pide a Jesús y a la Virgen María que protejan a Lula y le asegura su oración, a la vez que le pide al político brasileño que no deje de rezar igualmente por él.