“Ganamos todos” dijo Heraldo Muñoz en referencia a amplia definición doctrinaria de su partido acordada en Congreso Ideológico. La tácita crítica a partidos de izquierda.

Hugo Guzmán. Periodista. 26/05/2019. “Ganamos todos” dijo complacido el presidente del Partido por la Democracia (PPD), Heraldo Muñoz al comentar la caracterización de su colectividad adoptada terminado el Congreso Ideológico este sábado 25 de mayo. Y es que en lo que se podría considerar como una puerta de salida para cohesionar distintas miradas y corrientes y terminar con debates internos, el evento concluyó, de manera unánime, que el PPD es un “partido progresista de izquierda democrática y liberal”. Un abanico bastante abierto en términos político-ideológicos.

Como si eso no bastara, además, los dirigentes y militantes de la colectividad, la definieron como “verde, feminista y de futuro”.

¿Quién podría quedar descontento con tan amplias caracterizaciones? Víctor Barrueto, dirigente de la colectividad, dijo que “hemos logrado un consenso, algo que no era tan claro que se pudiera lograr”.

Aquello porque en los meses de este Congreso Ideológico -denominado “María Maluenda Campos” en homenaje a la actriz y política que fue militante del Partido Comunista y luego del PPD, y como una señal respecto a la participación femenina en ese partido y la política- hubo posturas destinadas a definir a esta organización como de izquierda, otras que insistieron en el carácter progresista y algunas que plantearon abrirse hacia el centro, lo que terminó en una señal a los “liberales”.

Además, de manera tácita aquello de “izquierda democrática” apuntó a conseguir “diferenciarse” de otras fuerzas, en lo que algunos consideran distanciarse ideológicamente del Partido Comunista (PC) y de colectividades del Frente Amplio (FA).

Con este abanico de definiciones, en efecto, se abría logrado apaciguar disputas de corrientes internas. Pero en pasillos, no solo del PPD, se comentaba este fin de semana cómo tomarán cuerpo esas definiciones, sobre todo ante propuestas programáticas o proyectos legislativos: ¿en qué momento se será de izquierda democrática o se será liberal?

“Alejarnos de cánones doctrinarios”

Heraldo Muñoz hizo precisiones al respecto en su discurso de clausura del evento del PPD y llamó a sus “compañeras y compañeros” a “alejarnos de los cánones doctrinarios establecidos, orientarnos menos por la ideología y más por los asuntos que preocupan a la población: crecimiento estable, pensiones, desigualdad, delincuencia, salud, educación”.

En un implícita crítica a partidos de la izquierda chilena, el también ex Canciller dijo: “Hay quienes en la izquierda tradicional idealizan a un pueblo inexistente, que los dejó de escuchar hace tiempo y que, en gran número, vota por la derecha. Y hay algunos que le reclaman a estos segmentos populares una falta de conciencia de clase”.

En el reforzamiento de su argumento, el presidente del PPD sostuvo que “en la nueva realidad, los sujetos ya no se ordenan por clases, no tienen apego a los grandes relatos de la política de los años 70 o de la recuperación democrática de fines de los 80; se mueven por emociones más que por discursos racionales, y viven preocupados del presente, más que de la acción colectiva y de la oferta de la construcción de una sociedad futura”.

En todo caso, al referirse a acercamientos y alianzas con fuerzas del campo progresista o de “centroizquierda”, Muñoz expresó que “la unidad opositora no ha sido posible porque en ella conviven almas distintas, más complejas que en el pasado. Reconozcamos que hay diversos enfoques; distintas posturas frente a temas claves del país”.

Recalcó que “no debemos tener temor a diferenciarnos del resto de la oposición. Pero tampoco debemos temer llegar a acuerdos amplios, eventualmente electorales, en una perspectiva -como he insistido- de geometría variable con el abanico de la centroizquierda. La clave es que hay que tener claridad en cómo y con quien construir acuerdos programáticos y estratégicos”.