El economista Andrés Solimano dijo que  la propuesta del gobierno “no contiene cambio estructural alguno”.

Radio Nuevo Mundo. 22/05/2019. “La propuesta previsional del gobierno, cuya iniciativa de legislar se aprobó el pasado jueves, no contiene ningún cambio en su estructura y sigue enriqueciendo a las AFP a costa de la plata de los trabajadores”, sostuvo el exdirector del Banco Mundial, Andrés Solimano.

Además, el economista  develó que bajo un supuesto beneficio para las mujeres y la clase media, el proyecto de ley oficialista continúa fortaleciendo un modelo que condena a la miseria a los pensionados y por sobre todo a las mujeres, quienes reciben menos jubilación.

El doctor en economía advirtió que el sistema de capitalización individual se basa en la capacidad de ingresos y ahorros de los cotizantes y como en el país casi el 90% de la población recibe bajos ingresos al momento de jubilar quedan expuestos a la miseria.

En ese marco Solimano expresó que en Chile debería -tal como ocurre en otras naciones- existir un modelo de reparto en donde los cotizantes puedan elegir si invierten sus ahorros en las administradoras privadas o en un sistema estatal que resguarde sus fondos sin el peligro de la expropiación de su dinero, y no como actualmente donde prima la imposición de elegir entre 5 o 6 administradoras de fondos.

El académico señaló que pese a la falsa promesa de la dictadura al imponer el modelo de capitalización individual, augurando una tasa de remplazo de un 80%, hoy los pensionados reciben  jubilaciones muy bajas,  mientras las administradoras se embolsan ganancias de hasta un 25% de la inversión hecha con los ahorros de todos los trabajadores, superando incluso los réditos de los bancos y el retail.

Asimismo, el economista Andrés Solimano reveló que un estudio de la OIT que dio cuenta de que el sistema previsional privado ha sido desechado por distintas naciones del mundo. Al contrario las naciones más desarrolladas como Inglaterra, Japón y Alemania están optando por un modelo solidario, tripartito y de reparto, sistema al que se niegan los grandes grupos económicos del país con la complicidad del gobierno.