Otro ‘ presidente ‘ raya en la estulticia. Ocurre en la Patria de El Libertador. Como nadie lo ha elegido se autoproclama, y se nomina ‘ encargado ‘ por él mismo. Cantinflas fue mejor.

Carlos Poblete Ávila

Profesor de Estado

15/05/2019. Este mundo … es de suceder, también de sucesos. Cada día así ocurre, algunos episodios nos sorprenden, nos asombran; otros, mejor no decirlo …
Hace bien en estos tiempos recordar la letra del tango ‘ Cambalache ‘…, del autor argentino Enrique Santos Discépolo ( 1901 – 1951 ). Esa composición no ha perdido vigencia, aunque está referida al acontecer político, social y moral del siglo XX, principalmente del país de su autor, su alcance es universal.
El mencionado tango tiene versos, palabras certeras, ajustadas al devenir y a las conductas humanas de aquel tiempo, y también del actual. Es un himno acusatorio de la decadencia.
Los asuntos de la cuestión o cosa pública (de la ‘ res ‘- publica ) nos asaltan cada día en Chile y también en otras latitudes, casi no hay quien se salve  por sus malos o nocivos cometidos, principalmente reñidos con la ética pública : magistrados, militares, políticos, religiosos, faranduleros, policías, empresarios y otros … ( ‘ Y en el mismo lodo todos revolcaos ‘, canta Cambalache ).
Algunos de los citados personajes por sus conductas y malabares lingüísticos rayan en la jocosidad, pero a la vez producen pena, son lamentables, patéticos. Se dice que ante la comisión de una falta … explicarla la torna más grave, es una verdad. Los mediocres políticos hacen éso, y después culpan a la política, ciencia que ninguna responsabilidad tiene. ¡ Cuántos pecados en su nombre !
Los países, naciones y pueblos tienes presidentes y otras ‘ autoridades ‘, algunos son ‘ personajes ‘ jocosos, mueven a risa por sus incursiones. Algunos geográficamente están muy cerca; otros, algo más lejitos. Hace un tiempo, un mandatario de los EE.UU. creía que Bolivia estaba en África, y el actual pretende levantar muros, convencido que así detendrá la marea humana del pobrerío de nuestros pueblos que nada más quieren en justicia – porque así lo sienten –  recuperar por medio del trabajo algo del secular latrocinio que de sus territorios han sido objeto por ése y por otros poderíos imperiales.
Otro ‘ presidente ‘ raya en la estulticia. Ocurre en la Patria de El Libertador. Como nadie lo ha elegido se autoproclama, y se nomina ‘ encargado ‘ por él mismo. Cantinflas fue mejor.