El problema político se produce cuando nos preguntamos a favor de quién es que se pueden estar manipulando los datos.

Fernando Carmona Alert. Economista. 14/05/2019.  La manipulación de las cifras del IPC por parte del Departamento de Precios de la entidad, durante los meses de agosto y septiembre del año 2018, tienen un desfase de cifras de hasta un 0,1 punto porcentual en cada mes, en términos concretos el mes de agosto se informó una inflación del 0,2% y septiembre se informó una inflación de 0,3%.

El problema político se produce cuando nos preguntamos a favor de quién es que se pueden estar manipulando los datos, si este fallo hubiera sido hacia arriba como dijo el Ministro de Economía Ramón Valente, es decir, los precios se inflaron, se podría plantear que es una manipulación que reactivó la economía, pues al indexarse los salarios por un monto mayor a nivel agregado, el efecto hubiera sido un aumento en el nivel de consumo por sobre el nivel de precios, lo interesante es que efectivamente en los meses de septiembre y octubre mejoró el desempeño económico.

Pero sobre todo se lesiona nuevamente el prestigio de una institución fundamental para nuestra sociedad, nuevamente en un gobierno de derecha se instalan dudas acerca del manejo de cifras estadísticas. En el primer gobierno se puso en tela de juicio el Censo y hoy se pierde la confianza en el principal producto estadístico de la entidad. El gobierno ha querido salir al paso con la petición de una auditoría metodológica de la OCDE, pero no es descartable pensar que están en la búsqueda de una cirugía mayor que termine haciendo inocuas las cifras del INE al desempeño económico del gobierno, en el afán de perpetuarse en el poder, no es descartable pensar que manipulen las cifras cuando la realidad copea constantemente en contra de las propuestas de derecha.

El IPC lo elabora el Instituto Nacional de Estadísticas, es un número índice que se elabora a partir de datos de los precios de bienes y servicios que compran las familias. El IPC es indicativo de la evolución de los precios,  se recogen datos de 177 municipios y de unos 33.000 establecimientos.

A partir de la medición del IPC se obtienen datos relativos a la inflación, deflación, costo de la vida y reajuste de los salarios. Entonces una mala medición del IPC puede afectar de maneras muy diversas la economía, en el caso de la inflación pudiera inducir a tomar decisiones equivocadas en torno a la tasa de política monetaria del Banco Central. En el caso de una subestimación del IPC, provocaría que la tasa de política monetaria se mantuviera o bajara.

La inflación da cuenta del pulso de la economía, cuando la inflación está bajo el 3% se dice que la economía se enfría y cuando la tasa supera el 3% se dice que la economía se está sobrecalentando, ante una baja de la tasa de inflación el banco central bajará la tasa de política monetaria para incentivar el consumo y con ello llevar a la economía tasa de inflación más altas. Si la inflación esta alta, el Banco Central aumentará las tasas de política monetaria para incentivar el ahorro y con ello bajar los niveles de inflación. Entonces una inflación mal medida a la baja significó para Chile mantener bajas las TPM, lo que en concreto no afectó las tasas de interés bancaria, el efecto de esta mala medición fue nulo.

En el caso de los salarios el IPC es un factor que depende del tipo de contrato que rija la relación laboral va a reajustar los sueldos en periodos que pueden ir desde el mes a mes, semestral o anual. Es decir un efecto negativo sobre los trabajadores es que los salarios se han reajustado menos que el encarecimiento del nivel de vida, por lo tanto los trabajadores por este error han perdido capacidad de consumo y ahorro, afectando con ello un aumento del crecimiento económico por demanda doméstica, a nivel individual este puede ser un problema imperceptible, pero a nivel agregado donde cerca de 5.5 millones de trabajadores poseen un contrato de trabajo el problema podría ser grave. Al contrario un efecto positivo de reajuste de los precios, podría incidir en un aumento de los salarios por sobre el costo de la vida, a nivel individual es muy pequeño pero a nivel agregado podría significar un fuerte estímulo para una economía que venía cayendo en sus cifras de IMACEC. Con todo el sinceramiento de las cifras podría entrar los efectos económicos.