Representan 10% de la masa electoral. Cuentan con 15 parlamentarios, alcaldes, concejales y Cores. Van con todo a las municipales. Abrieron puerta a otras fuerzas.

Hugo Guzmán. Periodista. 11/05/2019. Es considerado uno de los acuerdos más importantes en el arco opositor. Con un 10% de la masa electoral nacional a su haber, alrededor de 15 senadores y diputados, varios alcaldes, concejales y consejeros nacionales y posibilidades de convergencia con otras fuerzas políticas y sociales, se constituyó el acuerdo “Unidad para el Cambio” que suscribieron el Partido Comunista (PC), el Partido Progresista (PRO) y la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) en una actividad desarrollada en el salón de honor del Congreso Nacional, sede Santiago.

Camilo Lagos, presidente del PRO, dijo que “hoy empieza a tomar forma este esfuerzo sincero por encontrarnos. Llegar acá no ha sido resultado de un simple acuerdo cupular, y menos de un mero show comunicacional. No. Llegar acá es el fruto de encuentros, construcción de confianzas, de trabajo colectivo, en el territorio, en la calle, en el Parlamento”.

En el encuentro participó un par de centenares de dirigentes políticos y sociales de las tres colectividades, llegados de una decena de regiones y representativos del mundo sindical, estudiantil y juvenil, feminista, legislativo, municipal y de la sociedad civil.

El timonel del PC, Guillermo Teillier, sostuvo que “hoy nace un acuerdo progresista, regionalista, democrático y de izquierda. Que se constituye en una fuerza electoral que alcanza el 10% de la votación, que tiene una alta incidencia social, tenemos quince parlamentarios, varios alcaldes y concejales, con experiencia y capacidad para crear y desarrollar programas que contemplen las demandas del pueblo de Chile, con vocación de poder y al servicio de todas las chilenas y chilenos”.

Añadió que “somos partidos de pensamientos diversos, que actuamos convencidos de que la unidad política y social es el camino para abrir paso a la posibilidad de responder a las demandas históricas que se plantean en el seno de nuestra sociedad”.

“Unidad para el Cambio” irá con todo para lograr una alta votación en las próximas elecciones municipales y se informó que las organizaciones integrantes de esta convergencia tendrán acuerdo respecto a concejales a lo largo de todo el país. Al mismo tiempo, dejan abierta la puerta a otras fuerzas para posibilitar acuerdo respecto a la elección de alcaldes y de gobernadores, en el proceso que se desarrollará el próximo año.

Jaime Mulet, presidente de la FRVS indicó: “Aquí hoy, los regionalistas, junto a los comunistas, junto a los progresistas y junto a algunos amigos independientes, estamos suscribiendo esta declaración de Unidad por el Cambio. De buena fe y con el más amplio sentimiento de unidad. La ponemos a disposición de todas las fuerzas políticas y sociales progresistas que quieren un Chile más justo”, en un abrir de puertas a otras colectividades progresistas, de centro-izquierda e izquierda.

Añadió que “lo que no podemos permitir es que siga gobernando esta derecha neoliberal al servicio de los grupos económicos”.

De esta manera, quedó claro el camino que están adoptando el PC, el PRO y la FRVS respecto a alianzas para las elecciones municipales y dónde concentrarán los acuerdos. De hecho, se dejan atrás otros convenios y conglomerados para construir un nuevo referente desde el cual se puedan alcanzar alianzas y acuerdos políticos.

Precisiones para acuerdos

En esa línea, Teillier expresó en su discurso en el acto donde se selló esta unidad, que “vamos a ir a pacto electoral (PC, PRO, FRVS) en las municipales, en hora buena. Esta es una fuerza que se puede manifestar con muchas posibilidades de éxito en la campaña municipal. Tenemos muy buenas experiencias en gobiernos municipales. Tenemos la posibilidad de elevar nuestra votación, de elegir más concejales, y es un pacto abierto a los acuerdos en alcaldes y gobernadores”.

Sin embargo, advirtió que “si ese acuerdo no se produce en el conjunto de la oposición, que es lo ideal, nombraremos nuestras propias candidaturas y buscaremos acuerdos parciales con aquellos que quieran avanzar”.

El presidente del PC también envío otra señal hacia el campo opositor. “Representamos el 10% de la votación. Ese 10% es altamente incidente en la elección de alcaldes y gobernadores. Por favor, que lo tengan en cuenta. Pero nuestros votos no serán gratuitos. Cuando estamos hablando de llegar a acuerdos electorales, es en base a un programa o ideas programáticas u objetivos concretos que tenemos que estar todos dispuestos a cumplir y no después traicionarlos. Ése es nuestro propósito, ése es nuestro desafío”.

En tácita referencia a posturas y votaciones de legisladores de la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Radical (PR), el dirigente comunista planteó que el gobierno “ha fracasado” en aumentar empleo, salario y crecimiento económico, “sin embargo, algunos desde la oposición le están dando agüita”.

Y enfatizó que “pudiera producirse, si hay fuerzas opositoras que están dispuestas a darle la pasada en el Parlamento a todo lo que propone este gobierno, pudiera producirse un reordenamiento de fuerzas políticas que realmente nos dé certezas y le dé certezas al pueblo de Chile que está esperando algo nuevo en este país”.

En este marco, Guillermo Teillier recalcó que “no se puede tener un pie en el gobierno y otro en la oposición. El país necesita algo distinto para seguir avanzando hacia una sociedad mejor”.

Articularse para encarar desafíos

Para Camilo Lagos, este acuerdo entre regionalistas, comunistas y progresistas “es producto de reconocer, cada uno de nosotros, ( ) la urgencia de articularnos con otros y con otras para enfrentar los desafíos que tenemos por delante. Es asumir la responsabilidad que, como fuerzas de izquierda, progresistas y regionalistas, tenemos con nuestra gente, con nuestro pueblo”.

Manifestó que “lo que está surgiendo hoy, es una unidad de estas fuerzas políticas que tienen en común un objetivo claro, contundente y urgente: la transformación del actual modelo neoliberal que condena a nuestro pueblo a desigualdades angustiosas, a abusos inaceptables, a incertidumbres sobre la vida y la vejez, a la destrucción de nuestros ecosistemas a la irracionalidad productiva, a la enajenación de hombres y mujeres, un modelo económico y social que, al contrario de lo que pregona, nos condena a la pérdida de nuestra libertad como personas”.

Para el presidente del PRO, se trata de dar “el primer paso, pero se requiere de mucho más. Este debe ser el embrión de una unidad más amplia, no debemos dejar de trabajar por sumar a otras y otros a este esfuerzo unitario, si arrogancias, sin sectarismos, sin vetos, sin calculadoras pequeñas, poniendo por delante lo que nos une por sobre lo que nos divide, poniendo por delante la urgencia por mejorar las condiciones de vida y justicia de nuestro pueblo”.

En referencia implícita a lo que será la elección municipal próxima, Lagos dijo que “juntos podemos y debemos ser una fuerza movilizadora en cada comuna del país. Solo así volveremos a darle sentido a la política en nuestras comunas”.

E hizo un llamado: “Construyamos juntos un programa de cambios para nuestro país y nuestras regiones, escuchemos y organicemos a nuestra gente, trabajemos por la unidad más amplia de la oposición, no descansemos en esos esfuerzos. Vamos juntos a recuperar los municipios para la gente el 2020 y juntos trabajemos para sacar a la derecha de La Moneda”.

Reorganizarse para la unidad

Jaime Mulet, timonel de la FRVS partió de un diagnóstico y expresó que en la actualidad “hay una oposición desorganizada que tenemos que organizar. Hoy día estamos dando un primer paso con los progresistas y los comunistas. Tenemos que reorganizarnos con la unidad, pero no con una unidad cualquier, una unidad para el cambio”.

Abundó: “Esta oposición desorganizada no es capaz de dar señales claras a la ciudadanía que la castigó en la elección presidencial, pero que le dio mayoría en diputados y senadores, mayoría parlamentaria que no aprovecha para marcar sus diferencias con el gobierno de derecha”. Luego se interrogó: “¿Hay una oposición? ¿O hay dos? ¿O más de dos? He allí la cuestión”.

Entonces Mulet afirmó que “cuanto antes resolvamos ese dilema y abordemos de verdad nuestra realidad, sin complejos, podremos construir los caminos para que de una, dos o más etapas, confluyamos en una próxima elección presidencial. Si es necesario en una segunda vuelta, con un programa de gobierno realista que represente el peso de cada una de las fuerzas políticas”.

El dirigente planteó que “partimos modestamente. Los regionalistas no somos tantos, somos cuatro o cinco parlamentarios, pero aquí estamos. Estamos en seis o siete regiones y nos estamos constituyendo en cuatro o cinco más, para colaborar desde las regiones, con esfuerzo, con un partido real, con dirigentes sociales, políticos, con gente de esfuerzo que quieren cambiar este sistema tremendamente centralista, concentrador de la riqueza, injusto y discriminador”.

Y apuntó que “en eso podemos distinguirnos de la derecha y nos plantea desafíos que seguirán llegando en el futuro.

Saludo de Marisela Santibañez

La diputada independiente, Marisela Santibañez, que integra la Bancada Parlamentaria del PC, envió una carta al encuentro de comunistas, regionalistas y progresistas donde expresó que “quiero comenzar por saludar a todos quienes están hoy en este Primer Encuentro Programático de la Unidad Para el Cambio. Directivas de Partidos Políticos, Parlamentarios y demás autoridades; pero principalmente vaya mi afecto y cariño a cada uno de las y los militantes que hoy acompañan este importante espacio de convergencia política que da paso a la unidad tan necesaria en estos tiempos y por la cual siempre hemos trabajado”.

En la misiva sostuvo que “en momentos tan complejos y difíciles como los que estamos viviendo, en donde el gobierno insiste en llevar una agenda tan lejana a las necesidades reales de nuestro pueblo, los mínimos comunes para avanzar en conjunto son necesarios y una prioridad conseguirlos. Por este motivo me sumo con fuerza y reafirmo el compromiso como Diputada Independiente de luchar por cada espacio, por construir una agenda juntos y por ojalá tener un gobierno que realmente nos represente a todos y todas”.