En los próximos días se funden organizaciones del FA y habrá encuentro PC-PRO-FRVS. Los ex concertacionistas generan sus instancias de coordinación.

Hugo Guzmán. Periodista. 08/03/20191.- Entre el 11 y 13 de mayo, en unos días, se elegirá a la o el presidente y miembros de la dirección del nuevo partido Convergencia Social (CS) que suma al Movimiento Autonomista (MA), Nueva Democracia (NM), Movimiento Sol e Izquierda Libertaria (IL), todos del Frente Amplio (FA).

2.- El 11 del mismo mes, en el Congreso Nacional (sede Santiago) harán un encuentro decenas de dirigentes y militantes del Partido Comunista (PC), el Partido Progresista (PRO) y del Frente Regionalista Verde Social (FRVS), dando paso a la convergencia “Unidad para el cambio”.

3.- Meses antes, tres colectividades que fueron parte de la Concertación por la Democracia y que se alinean con la socialdemocracia, crearon la instancia Convergencia Progresista, formada por el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Socialista (PS) y el Partido Radical (PR).

Semanas atrás, a iniciativa, parece, del presidente del PPD, Heraldo Muñoz, se generó el “Manifiesto de la Plataforma Progresista Transversal”, que salió al escenario como muestra de voluntad unitaria, firmado por personeros de la antigua Concertación, del Frente Amplio y de otros grupos.

4.- Estos episodios ¿serán expresión de un reordenamiento en la oposición? ¿Serán pasos para acuerdos y convergencias más sólidas y amplias en el mediano futuro? ¿Será una suerte de reordenamiento de sectores que conviven en el área opositora?

“Yo no sé por qué en la prensa siguen hablando de la ex Nueva Mayoría cuando ninguno ya es parte de eso, la Nueva Mayoría ya no existe a ningún efecto” comentó un alto dirigente de la oposición. Y tal parece que tiene razón porque hoy al hacer referencia a las fuerzas políticas surgen marcas, sellos, denominaciones que indican nuevas orgánicas y nuevas reagrupaciones. Que algunas funcionen bien y otras mal, es otro asunto.

El entramado es complejo…y cambiante. No por nada es una veintena de partidos socialdemócratas, progresistas, liberales y de izquierda los que circulan por el escenario político nacional. La expresión/posibilidad de acuerdos o desacuerdos se ve clarito en el Parlamento.

5.- Se presentan situaciones como que dentro del FA en estos meses se produjeron confluencias entre agrupaciones dando cuenta de coincidencias ideológicas, programáticas y políticas (hay que sumar al Partido Comunes que fusionó a Izquierda Autónoma y Poder y al Partido Igualdad que está materializando acuerdos con otros grupos, a lo que será Convergencia Social), pero al mismo tiempo dentro del conglomerado continúan conviviendo tesis y miradas que van del liberalismo, pasando por la socialdemocracia, hasta la izquierda. El “Manifiesto Progresista” contó con la ausencia notable de firmas de dirigentes del Partido Comunista (PC) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC). Cuando el PS, PR y PPD generaron su Convergencia Progresista, lo hicieron en momentos que se hacían esfuerzos por recomponer algo similar a la NM, e incluso se hablaba de “unidad de la izquierda”, y el PC, por ejemplo, supo de la nueva orgánica por la prensa. No es menor la confluencia que generaron el PC, el PRO y el FRVS. Por cierto, el PDC, si no hay alguna noticia, sigue encaminado en la tesis del “camino propio”.

6.- De acuerdo a vocerías, documentos y discursos de variados dirigentes de variadas organizaciones, independiente de los pasos que se estén dando de unidad, coordinación y convergencia (no es gratuito que esa palabra se repita en varios grupos aglutinadores), se podrá decir mucho pero al final de cuentas, lo que cuenta es: ¿Habrá acuerdo para las municipales y la elección de gobernadores? ¿Habrá acuerdo programático con al menos “mínimos comunes” para converger? ¿Cómo se enfrentará finalmente la elección presidencial y la oferta progresista y de izquierda para un nuevo gobierno? ¿Surgirá algún nuevo conglomerado mayoritario?

No por nada una dirigenta enfatizó que la unidad de la oposición no puede ser una suma de siglas. Y un parlamentario opositor comentó que la suma debe ser de propuestas programáticas para una base sólida de convergencia.

Por ahora, continúa el nacimiento de instancias que aglutinan al menos a algunos partidos que enfrentan a la derecha y plantean ofrecer una opción transformadora a la ciudadanía. Pero no está del todo claro en qué pueda terminar todo esto y si finalmente se estructurará un reordenamiento opositor.