Tras la publicación de documentos que revelan informaciones confidenciales de los ataques norteamericanos a Irak y Afganistán, su cabeza empezó a tener precio. Los descargos de Rafael Correa.

VTactual. RT en español. 11/04/2019. Julian Assange es un periodista de origen australiano y naturalizado ecuatoriano, fundador del portal WikiLeaks, una organización que se encarga de la publicación de información bien documentada que compromete a grupos muy poderosos económicamente con actos de corrupción, conspiración, terrorismo y otros casos poco decorosos. Tras la publicación de documentos que revelan informaciones confidenciales de los ataques norteamericanos a Irak y Afganistán, su cabeza empezó a tener precio.

Tras su arresto en circunstancias reñidas con el derecho internacional, con los derechos humanos y en abierta violación a las leyes ecuatorianas, VT Actual repasa las 7 claves para entender el caso de Julian Assange

  1. WikiLeaks

En diciembre 2006 Julian Assange fundó WikiLeaks, una organización sin fines de lucro que publica documentos que revelan comportamientos no éticos de gobiernos, empresas, personalidades y religiones en todo el mundo. Con las banderas de la libertad de información, WikiLeaks filtra los comprometedores archivos manteniendo el anonimato de la fuente, lo cual ha impulsado a muchos empleados de gobiernos y empresas del mundo a proveer información comprometedora. Assange, al frente de WikiLeaks, se convirtió en un enemigo acérrimo del gobierno de Estados Unidos por sus publicaciones sobre los constantes ataques militares que ejecuta en varios países del mundo.

  1. Casos polémicos en WikiLeaks

Entre los casos más famosos que el portal publicó se encuentra la filtración de documentos del “Ataque aéreo en Bagdad del 12 de julio de 2007“, en los que helicópteros de Estados Unidos abren fuego contra un grupo de iraquíes y asesinó a 12 de ellos, entre los que también estaban colaboradores de la Agencia Reuters. Investigaciones posteriores revelaron que ninguno de los hombres llevaba armas. Otra famosa publicación fue  “Diarios de la Guerra de Afganistán”, que compilan información clasificada sobre crímenes e guerra por parte de soldados estadounidenses.

Molestos por la filtración de documentos, diferentes políticos y gente de medios de comunicación, como Sara Pallin, Bill O´Reilly y el mismo #DonaldTrump, han declarado que Assange debería ser ejecutado.

  1. Acusación de violación en Suecia

La persecución sobre Assange era evidente por lo incómodo que resultaban sus publicaciones para varios gobiernos y personalidades de la política mundial, pero no había una razón suficientemente grande para arrestarlo. En medio de esta situación, surge una acusación por “violación menor y acoso sexual” por parte de una activista de la disidencia cubana de nombre Anna Ardin. Al caso le sumaron la acusación de acoso sexual contra  Sofia Wilen, ambos casos supuestamente cometidos en Suecia.

Una orden de captura en manos de Interpol fue girada contra Assange, quien se declaró inocente de las acusaciones, pero no se entregó a la justicia sueca por considerar que su caso estaba viciado. El Primer Ministro de Suecia, Frederik Reinfeldt, había hecho unas declaraciones en las que lo sentenció culpable públicamente.

  1. Asilo en la Embajada de Ecuador

Ante la persecución que pesaba sobre el periodista, Julian Assange pide asilo político en la Embajada de Ecuador en Londres el 19 de junio de 2012. Tras analizar la situación, el entonces presidente del país suramericano, Rafael Correa, aceptó la solicitud y brindó el beneficio al periodista australiano, el cual fue anunciado por su canciller en agosto del mismo año.

En atención al derecho internacional, Ecuador otorga el asilo y anunció que “declaraciones públicas y comunicaciones diplomáticas realizadas por funcionarios de Gran Bretaña, Suecia y Estados Unidos de América, se infiere que dichos gobiernos no respetarían las convenciones y tratados internacionales”.

  1. Anulación de causa por presunta violación

En 2017 la Fiscalía sueca decidió cerrar la causa que se siguiera contra el creador de WikiLeaks, Julian Assange, por presunta violación. Los argumentos ofrecidos por la instancia se basaron en “dificultades que ha supuesto para el procedimiento el que el fundador de WikiLeaks permanezca refugiado en la citada embajada (Ecuador)”.

La decisión no significa que se haya declarado la inocencia de Assange, pero él mismo ha denunciado que es una estrategia de Estados Unidos que busca la forma de estraditarlo.

  1. Acusaciones contra Lenín Moreno

WikiLeaks reveló recientemente que el actual mandatario ecuatoriano y parte de su familia, está inmersa en casos de corrupción por el presunto otorgamiento de contratos preferenciales y pagos de soborno. Lenín Moreno se escudó en la supuesta violación de las normas de asilo político para amenazar a Assange. El presidente ecuatoriano había declarado que Assange le traía “muchos dolores de cabeza”, debido a que su caso ponía en riesgo sus compromisos con naciones a las que él le reporta.

  1. Retiro del asilo político y encarcelamiento

Tras unos días de continuas amenazas, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decidió retirar la condición de asilo político a Julian Assange, alegando que el periodista había hecho “declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador”, en referencia a las denuncias de corrupción en su contra. La decisión de Moreno viola varios estatutos internacionales sobre la condición de asilo político, que queda expuesto a una orden de extradición de Estados Unidos que busca su ejecución por presuntos delitos contra la seguridad de ese país.

Además, el mandatario ecuatoriano viola las propias leyes de su país, que establecen que un ciudadano ecuatoriano (Assange obtuvo la nacionalidad hace un año), no puede ser extraditado. Los compromisos con sus “nuevos amigos” han orientado sin duda la decisión del presidente de Ecuador.

“Lenín Moreno es el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana”

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, ha reaccionado a la detención del activista Julian Assange y ha arremetido contra el actual presidente de la república, Lenín Moreno, por permitir que la Policía británica accediera a la embajada ecuatoriana para arrestar al fundador de Wikileaks.

En entrevista con RT, el exmandatario ha querido precisar que “no es Rafael Correa el que da el asilo a Julian Assange; es el Estado ecuatoriano”.

Correa ha destacado en ese sentido que su país “tenía la obligación, de acuerdo al Derecho internacional, de acuerdo al propio orgullo nacional, de proteger a su asilado”. El expresidente denuncia asimismo que las autoridades ecuatorianas han permitido que “una policía extranjera entre en la embajada de Ecuador” para “capturar” al activista.

Correa ha recordado que “Assange es, desde el año pasado, ciudadano ecuatoriano”, con lo cual, según explica el exmandatario, la detención llevada a cabo hoy “no solo rompe las reglas de asilo y el Derecho internacional, sino la Constitución ecuatoriana”, algo que Correa ha calificado como “inaudito” e “indignante”.

Un “día de luto” para la humanidad

Lo sucedido este jueves en la sede diplomática de Ecuador en Londres convierte esta jornada, según Correa, en “un día de luto para la humanidad”. El expresidente ecuatoriano reconoce no obstante que esta operación “era muy probable porque Moreno ya había negociado la cabeza de Assange con EE.UU.”.

Para Correa, el asunto se “agravó” porque Wikileaks, con el cual no tiene contacto Assange, aclaró el exmandatario, divulgó documentos sobre presuntos actos de corrupción de Moreno “muy graves”.

Por eso, según Correa: “Moreno se va a ir a la cárcel, pero antes de irse quiere morir matando. Ha entregado a Assange a la policía británica en venganza”.

El expresidente exhibió datos de la supuesta cuenta secreta de la familia de Lenín Moreno en Panamá y dijo que su encarcelamiento es “cuestión de tiempo”, aunque pidió a ayuda a la comunidad internacional porque “la prensa ecuatoriana lo está encubriendo”.

En un explícito tweet, el exmandatario se había referido poco antes a Moreno como “el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana”. “Moreno es un corrupto, pero lo que ha hecho es un crimen que la Humanidad jamás olvidará”, concluyó Correa.

Estas palabras constituyen la reacción inmediata de Correa a la decisión de retirar el asilo diplomático a Assange, tomada este mismo jueves por el Ejecutivo ecuatoriano.

 

Lenín Moreno justificó su decisión argumentando que el fundador de Wikileaks ha violado “demasiadas veces” el acuerdo de convivencia para garantizar su permanencia en la Embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido).

Assange permanecía refugiado en dicho edificio diplomático desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia, donde está vigente una orden de arresto en su contra bajo la acusación de un supuesto caso de violencia sexual.

El fundador de WikiLeaks opina que desde Suecia lo extraditarían a EE.UU., donde se podría enfrentar a la pena de muerte por las filtraciones del portal. No obstante, Lenín Moreno ha asegurado haber puesto una condición específica para el arresto del fundador de WikiLeaks. “Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte”, aseveró el mandatario.

Entretanto, el ministro del Interior británico, Sajid Javid, ha asegurado que el periodista de origen australiano enfrentará a la justicia en el territorio de Reino Unido. Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha asegurado que Moscú “espera que se respeten los derechos de Assange” tras su arresto en Londres.