Como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se reunió con familiares de desaparecidos, con AMLO y con jefa de Interior.

Equipo ES. Agencias. Ciudad de México. 08/04/2019. Una agenda cargada tuvo este domingo y este lunes la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, hoy Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en su visita a México, para tratar el sensible tema de las graves violaciones a los DDHH en este país, que incluye una lista de decenas de miles de desaparecidos, entre ellos estudiantes, campesinos y dirigentes sociales, y miles de ejecuciones en distintos estados de la República Mexicana.

Bachelet ya se reunió con familiares de las víctimas y además de expresarles su solidaridad, les hizo ver que Naciones Unidas (NU), hará todas las gestiones para conocer el paradero de los desaparecidos y para que se avance en verdad y justicia.

La Alta Comisionada, en lo que se tomó aquí como un gesto de parte del Gobierno mexicano y disposición a colaborar en este tema, estaba por reunirse, al cierre de este despacho, con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y tuvo una larga reunión con la Secretaría de Gobernación (Interior), Olga Sánchez Cordero, para dialogar en torno a la situación de las garantías fundamentales en el país y los retos en esta materia. También participó el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Michelle Bachelet vino a exponer las recomendaciones que el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas hizo a México en el marco de la evaluación en el Examen Periódico Universal (EPU) de 2018.

Fuentes que han establecido la agenda de trabajo de Bachelet en este encuentro -que es de carácter privado- indicaron que se acordarán las estrategias a mediano y largo plazo para el cumplimiento y ejecución de dichas recomendaciones.

El domingo, Bachelet se reunió con familiares de desaparecidos, de colectivos de Coahuila, Nuevo León, Chihuahua y de otros estados de México. Las familias de las víctimas la recibieron en la Casa San José, un recinto de la diócesis de Saltillo, con la consigna “¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

El encuentro fue privado. Pero según reportó el diario La Jornada, Bachelet se comprometió a recomendar al Gobierno mexicano la puesta en marcha de acciones para el cumplimiento de la ley y la justicia. “Vamos a seguir presentes con el Estado mexicano, de tal manera que se ponga más interés en los derechos humanos, en el respeto, y en que estas cosas no sucedan”, dijo la ex presidenta de Chile a las familias de las víctimas de desaparición.

De acuerdo a lo indicado por el diario mexicano, en el encuentro, que duró hora y media, participó el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, y la alta comisionada de la ONU habló por 20 minutos. Un momento emotivo fue cuando un niño tomó la palabra y advirtió que sería breve: “Sólo quiero decirle que quiero volver a ver a mi papá”, y le entregó un papel a Bachelet, quien lo recibió con un abrazo.