En entrevista dijo que era clave lograr mayor coordinación en la oposición. La reforma previsional, laboral y tributaria serían los puntos de encuentro.

Osciel Moya. Periodista. 14/03/019. Este 2019 el diputado Boris Barrera será el jefe de la Bancada del Partido Comunista y Progresistas. En su debut en la Cámara se desempeñó como subjefe de la misma, sin embargo, según apuntó este desafíos es “más grande”. En entrevista dijo que el objetivo para este periodo será alcanzar una mayor coordinación con la totalidad de la oposición para caminar hacia la unidad.

Además, el parlamentario abordó la actividad de la Comisión -que preside- que investiga las adopciones irregulares que se desplegaron en Chile entre 1964 y 2004.

¿Cómo recibe este nuevo desafío de ser el jefe de la bancada parlamentaria del Partido Comunista?

Para mí es un desafío grande porque recién tengo un año de experiencia en el Congreso, sin embargo, el hecho de haber sido subjefe el año pasado me sirvió para poder introducirme en la forma de trabajo y en la responsabilidad que significa.

¿Cuáles son las expectativas respecto a poder coordinarse con las bancadas de oposición en miras de la unidad?

El año pasado nos costó organizarnos como oposición, esa fue nuestra principal debilidad y este periodo lo tenemos que superar. En enero tuvimos la primera reunión con la mayoría de los jefes de bancada de la oposición donde acordamos que este año debíamos estar más coordinados. Tenemos varias diferencias, pero necesitamos trabajar esas diferencias a través de la coordinación.

¿Hay puntos comunes?

Ya partimos con la conversación sobre los mínimos comunes para empezar a relacionarnos. En ese marco destaca la discusión de la contrarreforma tributaria, la reforma previsional y los cambios de la reforma laboral. En estos temas estamos coordinándonos y eso es una buena señal.

¿Con que bancada cree usted que será más difícil establecer coordinación?

Para trabajar por la unidad no hay que hacer diferencias, por lo tanto los veo a todos por igual independiente del partido, esto tiene que ser transversal, por eso esperamos tener las mejores relaciones con todas las bancadas de la oposición. Lo que siento que ayudará es que con varios de los jefes de bancada ya hemos interactuado en las diferentes Comisiones y nos hemos coordinado sin problemas.

Usted preside la Comisión Investigadora sobre adopciones irregulares ¿Cómo ha sido el desarrollo de esta instancia?

Es una Comisión muy importante porque trata un tema muy sensible como son las adopciones irregulares, es decir, la apropiación y desaparición de niños desde el año 1964 al 2004, pero la mayoría de los casos se concentran en el período de la dictadura, por eso es de gran relevancia también. La Comisión comenzó a sesionar ahora, pero con las organizaciones llevamos varios meses trabajando este tema, por lo tanto estamos siguiendo la pauta de trabajo que planificamos y afortunadamente hemos avanzado en esa línea, por lo tanto creo que vamos a poder sacar el mayor provecho posible y finamente dilucidar cuál fue la responsabilidad del Estado en estas apropiaciones de menores.