Después del impacto del 8M, se esperan marchas, protestas, actos, conciertos, de diversos sectores sociales.

Equipo ES. 13/03/019. Después del impacto que generó la marcha del pasado 8 de marzo. Hay una alta expectativa de los alcances de las próximas movilizaciones que se desarrollará durante este mes.

El  puntapié a este proceso fue la Huelga General Feminista. Este 15 de marzo las movilizaciones continúan con la marcha por el cambio climático y medioambiente. El 20 de marzo serán las manifestaciones de reivindicación de derechos del pueblo mapuche y la exigencia de justicia y respeto a los derechos humanos. El 22, en el marco del Día Mundial del Agua habrá movilizaciones en varias regiones del país por el derecho al acceso al agua, como bien público y social. El 23 de marzo será el turno de las protestas de deudores habitacionales y pobladores sin casa por viviendas dignas y por el cumplimiento de programas gubernamentales.

El 24 de marzo siguen las actividades del mundo social, sindical y artístico con el concierto “Por el derecho de vivir en paz”, que buscará hacer conciencia sobre el injerencismo en Latinoamérica y responder a la a la cumbre “Prosur” que reunirá a los mandatarios conservadores de la región.

La tercera edad también está organizada y este 26 de marzo realizarán una nueva versión de la “marcha de los bastones”, donde la principal demanda será la rebaja del pasaje en los buses del Transantiago. El 29 de marzo se conmemorará el Día del Joven Combatiente que suele producir protestas en zonas poblacionales y recintos estudiantiles, en recuerdo de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, asesinados por Carabineros en 1985.

El 30 de marzo se efectuará una romería en homenaje a los tres profesionales comunistas degollados durante la dictadura (Manuel Guerrero, José Manuel Parada, Santiago Nattino), en el memorial de recuerdo a ellos, en la comuna de Quilicura.

En tanto, para el 31 de marzo está fijada una nueva marcha del Movimiento No+AFP que, se espera, se proyecte a todo el país y alcance un alto nivel de convocatoria. Esta jornada tendría un efecto reivindicativo y político porque se produciría en medio de la discusión del proyecto de pensiones que presentaría el Gobierno y en torno del cual se augura una intensa polémica.