Decenas de personas llegaron hasta el frontis de la compañía para exigir una nueva ley que modifique “las clausulas abusivas” del masivo proceso de cambio.

Santiago. 12/03/019. Este lunes decenas de manifestantes llegaron hasta el frontis de Enel Distribución, en la intersección de las calles Santa Rosa y Padre Alonso de Ovalle, para repudiar el masivo cambio de medidores de luz que deberá ser pagado por los usuarios, cuyo costo será de más de 650 millones de pesos.

La  convocatoria la elevó el movimiento ciudadano “Aquí la gente” a través de las redes sociales. El vocero de la organización, Ernesto Medina, expresó que “hemos sido sorprendidos por el mercado, ya está bueno de las colusiones. El Gobierno y los parlamentarios están coludidos con las empresas eléctricas. Le pedimos a los usuarios que no dejen entrar a los funcionarios cuando lleguen a instalar los medidores”.

Y agregó que “son unos sinvergüenzas, quieren afectar la calidad de vida de la gente. Somos nosotros los dueños de casa y queremos que no los dejen entrar porque es ilegal”.

En tanto, el abogado del movimiento, Roberto Ávila, señaló que “estamos estudiando todas las acciones legales para que asuman las responsabilidades de este cobro abusivo, que es enorme. Vamos a interponer demandas colectivas”.

Diversas organizaciones sociales y sindicales están en diálogo para convocar una gran manifestación en contra del cambio de medidores.