Nayib Bukele, candidato de la Gran Alianza por la Unidad Nacional resultó ganador sorpresivamente en primera vuelta. Se terminó hegemonía del Frente y ARENA.

Agencias. Diario Co Latina. Cubadebate. San Salvador. 04/02/019. El Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), que reúne a varias organizaciones de izquierda y de la antigua guerrilla de El Salvador, perdió la elección presidencial y con ello terminó un ciclo de gobiernos de izquierda en esa nación.

El candidato de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Nayib Bukele, se convirtió en presidente electo de ese país, sorpresivamente en primera vuelta, obteniendo un inesperado amplio margen de votación sobre los aspirantes del FMLN y de la ultradrechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Como lo había señalado en su campaña, el candidato de derecha ganó en primera vuelta. “Hoy ganamos en primera vuelta y tenemos el resultado, tenemos más votos que ARENA y el FMLN juntos, es más, tenemos más votos que todos los partidos políticos juntos”, dijo Bukele.

“Desde hace dos horas teníamos resultados que mantenían una tendencia, pero nos esperamos hasta que sea claro. En estos momentos podemos anunciar con plena certeza que hemos ganado la presidencia de la República”, dijo Bukele ante la militancia que se abocó a un hotel capitalino.

El candidato de GANA ganó en los 14 departamentos del país. Obtuvo más del 53% de los votos. También hasta la mañana de este lunes había información de notable abstencionismo.

Bukele aseguró que esta era la oportunidad para darle una lección a los políticos, a través de su “Operación Remate”, donde alegó que su partido político (GANA) logró superar los votos de todos los partidos políticos (ARENA, FMLN, VAMOS). Hecho que logró con un resultado preliminar que superó los 1.2 millones de votos a su favor. De hecho, con este resultado se terminó una hegemonía político-electoral que mantenían hace décadas el FMLN y ARENA. El Frente se acercó al 15% de la votación y el partido de derecha obtuvo alrededor del 31%, según escrutinios preliminares dados a conocer aquí en El Salvador.

El candidato triunfador es un antiguo militante del FMLN, que se fue por discrepancias políticas y orgánicas y se alió con fuerzas de derecha y de centro derecha creando el GANA.

La palabra del FMLN

“Respetamos los resultados y los tomamos con humildad”, dijo Hugo Martínez, el candidato presidencial del FMLN. Estuvo siempre conforme con los resultados dados a conocer por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Con esto, la organización de izquierda se queda sin la oportunidad de gobernar un tercer quinquenio. Hugo Martínez indicó que el FMLN seguirá adelante, ya que son el único partido de izquierda con opción por los más desposeídos.

Sobre los resultados, Martínez se limitó a decir que habrá disposiciones que tendrán que hacerse al interior del partido, aunque no quiso adelantar sobre el tema. “Nosotros somos respetuosos y respetamos las instituciones y respetamos el veredicto del pueblo y reconocemos esos resultados”, expresó.

En cuanto a la jornada electoral, Martínez manifestó que ha sido una de las más bajas en la historia electoral del país, que solo se compara a las de 1999.

¿Quién es Bukele?

El joven empresario de publicidad de 37 años tendrá a su cargo un país marcado por la violencia y la corrupción, dos de los temas en el que centró su campaña.

De origen palestino, Bukele comenzó su carrera política en el FMLN, que lo llevó a gobernar la capital salvadoreña (2015-2018), aunque su carrera política arrancó en 2012 como alcalde de una pequeña localidad, Nuevo Cuscatlán (2012-2015).

En cuanto a su formación académica, tiene estudios en Derecho en la Universidad CentroAmericana (UCA), pero su trayectoria ha sido principalmente como empresario desde los 18 años. Está casado desde 2014 y a la espera de su hijo.

La trayectoria política de Bukele tiene su origen en su familia, ya que su padre, el doctor en Química Industrial, Armando Bukele Kattán, es reconocido por el apoyo que brindó al FMLN mientras esta formación era guerrilla en el conflicto armado del país en la década de 1980, señala Xinhua.

De esta simpatía derivó que Nayib militara en el FMLN que se constituyó en partido político tras los acuerdos de paz de 1992 y fue con esta agrupación con la que alcanzó la alcaldía de Nuevo Cuscatlán en 2012.

Su buena gestión en ese municipio cercano a la capital salvadoreña, le valió el que el FMLN lo impulsara como candidato a la Alcaldía de San Salvador, donde, en coalición con el Partido Salvadoreño Progresista, ganó la gobernatura de la ciudad hasta el 2018.

Como alcalde de El Salvador, Bukele impuso su estilo juvenil y renovador, con proyectos de rescate del centro histórico e iluminación de la ciudad y de rescate de espacios públicos, que le valieron altos niveles de aprobación de la ciudadanía durante su gestión.

En 2017, un enfrentamiento con una concejal de San Salvador hizo que el Tribunal de Ética del FMLN lo acusara de violentar los principios del partido y lo expulsó de la agrupación el día 10 de octubre.

Solo 15 días después de su expulsión, Bukele anunció en redes sociales la creación del partido Nuevas Ideas, cuya formación no pudo inscribirse formalmente en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hasta agosto del 2018, lo que le obligó a emprender la carrera presidencial bajo otra bandera.

Para esta campaña electoral, Bukele asumió un estilo frontal y de confrontación ante el bipartidismo que se ha alternado el poder en El Salvador en las últimas tres décadas, 20 años de ARENA y 10 del FMLN.

“Nos dijeron que era imposible mejorar nuestras comunidades, nos dijeron que era imposible revitalizar el corazón del Centro Histórico. Ahora están intentado decir que es imposible tener un mejor país para cada uno de nosotros, ¿y saben qué?, siguen equivocados”, dijo en el acto de cierre de su campaña en San Salvador.

Asimismo, fue frontal en su crítica a la corrupción en el país. Bukele basó su campaña y su plataforma en el slogan “El dinero alcanza cuando nadie roba”.