Este viernes volvió a Chile, temporalmente, Patricio Ortiz, al poco tiempo que Francia negara extradición de Ricardo Palma Salamanca.

Patricia Ryan. Periodista. 01/02/019. La llamaron “La Fuga del Siglo” o “El Gran Rescate”. Formalmente se le denominó “Operación Vuelo de Justicia”. El 30 de diciembre de 1996, se materializó un plan elaborado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) para sacar desde la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) a Ricardo Palma Salamanca, Pablo Muñoz Hoffmann, Mauricio Hernández y Patricio Ortiz Montenegro, todos militantes de esa organización y que estaban condenados por acciones armadas.

Después de concretada la Operación, y pasar algún tiempo en “casas de seguridad” del Frente, los cuatro rodriguistas salieron ilegalmente del país. Todo indica que siguieron rumbos distintos, tanto geográficos como de vida.

Este viernes llegó a Chile Patricio Ortiz, proveniente desde Suiza, país que le concedió refugio y le permitió rehacer o continuar su vida. Tras 22 años, prescribió su condena o el delito, y por ello ya está en territorio chileno. En el aeropuerto fue recibido por familiares, amigos y ex miembro del FPMR que llegaron con una bandera de esa organización.

Días antes, Francia negó a las autoridades chilenas la extradición de Ricardo Palma Salamanca, por lo tanto el ex integrante del Frente pudo permanecer en esa nación y seguir dedicándose a sus actividades laborales y familiares.

De Pablo Muñoz Hoffman casi nada se sabe y hace poco organismos policiales y judiciales chilenos hicieron el ridículo porque se informó ampliamente que había sido ubicado en Estados Unidos, que incluso tendría la nacionalidad estadounidenses y todo resultó ser absolutamente falso o “un mal entendido”.

Mauricio Hernández sigue cumpliendo una larga condena en Brasil, acusado del secuestro del empresario brasileño Washington Olivetto.