Chadwick le dio portazo a Carmen Frei; mantendrán a Castillo. Efectos políticos de fallo por el asesinato del ex mandatario. La derecha cuestionó el fallo.

Gonzalo Magueda. Periodista. 31/01/019. El ministro del Interior, Andrés Chadwick, le dio un portazo en la cara a Carmen Frei y de paso fustigó demanda de la Democracia Cristiana.

El funcionario dijo enfático que el subsecretario de Salud, Luis Castillo, “no tiene responsabilidad penal” en el caso del asesinato del ex presidente, Eduardo Frei Montalva y resaltó que “él quedó sin ninguna situación de carácter jurídico”.

En definitiva, el funcionario de Sebastián Piñera ligado, de una u otra manera, a las irregularidades y ocultamientos del crimen de Frei Montalva, se convierte en un protegido del Gobierno de derecha.

En total contrapunto, Carmen Frei, había dicho que “la permanencia de Castillo sigue siendo para nosotros un problema ético, porque no nos parece prudente ni podemos confiar en una persona que está en el fallo, reconociendo en sus propias declaraciones que ocultó información”.

Esa postura la expresaron los principales dirigentes del Partido Demócrata Cristiano, del Partido Comunista, del Partido Socialista, Partido Radical, y del Partido por la Democracia. También desde ámbitos políticos, de la cultura y de la sociedad civil, junto con la condena al asesinato de Frei, se expresó la conveniencia de que Castillo deje el alto cargo que tiene en el Gobierno.

Esto coloca a la administración piñerista en un punto de acorralamiento y contradicción, como le suele ocurrir en materia de derechos humanos. Piñera expresó su “más indignada condena a un acto tan cruel y tan vil”,  pero mantuvo como Subsecretario a alguien vinculado al asesinato y que es repudiado por la familia Frei, objetado por abogados y cuestionado como funcionario gubernamental por la DC y muchos otros partidos.

Responsabilidades políticas

Otro factor que golpea al Gobierno es que el crimen fue cometido por un régimen que representa a su sector político, la derecha. Incluidas entidades conservadoras, frecuentes aliadas de la derecha, como la Pontificia Universidad Católica de Chile y su centro hospitalario, ya que al Departamento de Anatomía Patológica por la destrucción y ocultamiento de evidencias respecto a Frei Montalva.

Hubo vocerías en estas horas, precisamente, sobre “responsabilidades políticas” que radican en quienes fueron funcionarios de la dictadura, negaron la posibilidad del asesinato de manera tajante y contribuyeron al ocultamiento de evidencias. El ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle sostuvo que “conocer las responsabilidades políticas será nuestra próxima tarea…En particular, la participación que tuvieron en este crimen altas autoridades del Gobierno de la época”.

Consultado por La Tercera PM sobre qué gesto esperaría del Gobierno de Piñera, el ex presidente Ricardo Lagos, indicó que “esperaría algo de los civiles que pasan colados. También había civiles en el año 81 y el 82”, en referencia a responsabilidades políticas de quienes trabajaban en la dictadura.

Específicamente se volvió a hablar del ocultamiento y falta de información por parte del Ejército, dado que elementos de esa institución, en los tiempos del régimen militar, incluidos al parecer altos oficiales, estuvieron vinculados a la conspiración para matar al ex mandatario. Carmen Frei volvió a hablar del “férreo pacto de silencio del Ejército”.

Fuad Chahín dirigió un táctico llamado a los partidos de derecha que respaldan al actual Gobierno y los exhortó a manifestarse sobre este crimen y las responsabilidades en torno de él, sobre todo porque esas colectividades apoyaron a la dictadura.

UDI y RN no creen

Sin embargo, los partidos de derecha prácticamente no expresaron mayor pesar por la noticia del fallo que condenó a autores y cómplices en el crimen del ex mandatario e inclusive guardaron distancia del dictamen, abriendo puertas de dudas.

Jacqueline Van Rysseberghe, presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI), no compartió que esta situación está definida y expresó que hay un proceso que “no está terminado”. “Este fallo es con el sistema antiguo así que por lo tanto recién las personas inculpadas tienen conocimiento de las pruebas de lo que dijeron y tienen la posibilidad de defenderse realmente. Hay que esperar las siguientes instancias para poder dar una opinión definitiva”, resaltó la dirigente ultraconservadora.

“Lo que uno pudo observar del fallo, no se trata de una muerte intencionada al parecer. Y por lo tanto con el transcurso de los días quedará más claro qué es lo que acreditó el juez Madrid”, aseguró el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes.

Al mismo tiempo, abogados querellantes y la familia de Frei Montalva, expresaron no estar de acuerdo totalmente de acuerdo con el dictamen judicial de “homicidio simple”, por el que fue condenado un grupo de personas, entre ellos ex agentes de la CNI, y consideraron que lo adecuado era pronunciarse por “homicidio calificado” dadas las circunstancias en que se produjo el crimen.

Se reforzó demanda por DDHH

La resolución en el caso de Frei Montalva reforzó la instalación del tema de derechos humanos y sobre todo lo relacionado con la necesidad de esclarecer y resolver otros casos, muchos, de violaciones a los derechos humanos, sobre todo de más mil detenidos desaparecidos de los cuales nada se sabe.

En estos meses, desde el mundo de los derechos humanos y de fuerzas políticas de izquierda, se expresó que la Subsecretaría de Derechos Humanos y el programa que se implementa en esa repartición, no están destinando recursos ni esfuerzos en avanzar en el esclarecimiento de casos pendientes en materia de violaciones a los derechos humanos.

Hay dudas, por lo demás, respecto a los apoyos que está administración dio realmente para el esclarecimiento del asesinato de Eduardo Frei Montalva