Daniel Núñez dijo que los proyectos emblemáticos del Ejecutivo son “confusos” y otros no existen son “solo anuncios”. Respecto al rol de la oposición sentenció que “se une o naufraga”.

Daniela Pizarro A. Periodista. 03/01/019. El diputado del Partido Comunista (PC), Daniel Núñez, en entrevista con ElSiglo.cl hizo un balance de los que fue el año legislativo. En ese marco se refirió a la tramitación de proyectos que presentó el Gobierno. El parlamentario dijo que el Ejecutivo está al debe porque las iniciativas de ley que ingresó no fueron aprobadas, otras fueron presentadas hace poco, por lo que no se alcanzaron a discutir e incluso apuntó que muchos de los proyectos anunciados ni siquiera fueron ingresados al Congreso.

Respecto a las contrarreformas tributaria, laboral y previsional, Núñez expresó que “son proyectos muy confusos que no convencen a la oposición”.

El jefe de la bancada PC-Progresistas hizo también una autocrítica de la actuación de la oposición. “Estamos en deuda, no hemos logrado ser contrapeso al Ejecutivo” afirmó y aseguró que “falta madurez política”.

El legislador, asimismo, destacó los proyectos de autoría de la bancada que lograron avanzar, como la anulación de la Ley de Pesca, la iniciativa que crea la Empresa Nacional del Litio y el que pone fin a la pesca de arrastre de la jibia.

¿Cómo vio el año legislativo del Gobierno en cuanto a la presentación de sus proyectos emblemáticos?

Claramente los proyectos legislativos emblemáticos del Gobierno en materia previsional, tributaria, laboral y otros, son todos proyectos de ley que no han sido aprobados, incluso, algunos fueron ingresados hace muy poco tiempo y otros son solo anuncios. Las grandes reformas que anunció el Presidente Sebastián Piñera junto a su Gobierno sacan nota roja, porque no han tenido una tramitación rápida, son proyectos muy confusos y en ese marco creo que durante el año 2019 va a haber un intenso debate legislativo. Hasta ahora los proyectos del Gobierno en estas materias -tributaria, previsional y laboral- no convencen a la oposición.

¿Cómo ve el futuro de esas iniciativas (laboral, tributaria y previsional)?

El futuro de esas iniciativas va a depender de la actitud del Gobierno, porque si sigue con una actitud tozuda de querer imponer su mirada sobre los problemas de Chile, una mirada que beneficia a los más ricos, a los grandes grupos económicos, en desmedro de las grandes mayorías nacionales, se va a dar una confrontación política muy grande durante el 2019. Mi expectativa es que la oposición asuma el deber y la necesidad de unirse para enfrentar estos debates, es decir, la oposición se une o naufraga, porque evidentemente si el Gobierno logra dividir a la oposición y consigue votos para aprobar sus proyectos emblemáticos que perjudican claramente a la ciudadanía y profundizan la desigualdad social, eso repercutirá en la perdida de legitimidad y de credibilidad de la oposición para ser capaces de plantearse ganar las elecciones presidenciales próximas.

La oposición es mayoría en el Parlamento, pero hay sectores de la Democracia Cristiana y del Partido Radical que votan a favor de iniciativas del Gobierno ¿Cómo se lee eso?

Como oposición estamos en deuda porque no hemos podido cumplir la expectativa que se generó cuando se hizo un acuerdo para conducir la presidencia de la Cámara de Diputados y del Senado. Ha faltado la madurez política para ocupar un poder tan importante como lo es el Legislativo como contrapeso al Ejecutivo. Desde ese punto de vista no se trata de pensar que la oposición se tiene que atrincherar y negarse a dialogar e incluso negociar con el Gobierno, porque nosotros estamos disponibles para entablar una mesa con el Gobierno y conversar todos los temas, pero sobre la base de que se reconozcan las atribuciones y no se cuestione al Parlamento como se ha hecho hoy día. Asimismo con una base de acuerdo sólido de principios con los temas que son fundamentales para la oposición podemos dialogar y entendernos con fuerza frente al Gobierno, pero si lo hacemos dividido evidentemente vamos a un fracaso donde la única que gana es la derecha.

Tuvimos un caso emblemático en la discusión de la Ley de Presupuestos donde pese a todas nuestras diferencias desde la Democracia Cristiana hasta el Frente Amplio fuimos capaces de ponernos de acuerdo definiendo siete u ocho temas principales de la tramitación y le doblamos la mano al Gobierno logrando que se dieran recursos a presupuestos que son tan importantes como el de regiones, cultura, mujeres y ciencias, por lo tanto creo que ese es el camino, la unidad de la oposición para enfrentar unidos al Gobierno.

¿Cuál es su balance de los avances que lograron alcanzar algunos proyectos que presentó la bancada como la anulación de la Ley de Pesca y otros relacionados con el litio?

Varios proyectos de ley que presentamos en el periodo pasado hoy están siendo aprobados en las diferentes Comisiones. En ese marco destaco el proyecto de prohibición de la captura por arrastre de la jibia que le falta muy poco para que salga del Congreso. En cuanto al litio hay varios proyectos que van a ser votados en Sala, como el que establece al litio como recurso de interés nacional y el que crea una empresa estatal para su explotación. También estamos ad portas de la votación de la anulación de la Ley de Pesca en la Comisión de Constitución. A eso agrego la iniciativa que se presentó respecto al negacionismo en materia de derechos humanos. Todos estos proyectos han permitido que la bancada sea protagonista de iniciativas legales muy importantes para lograr más justicia social en Chile y defender los derechos sociales, políticos y humanos. Estamos satisfechos pero aún queda mucho que hacer en materia legislativa.

¿Cuáles son sus expectativas para el futuro de esas votaciones, está el apoyo suficiente?

En pesca hemos logrado incidir mucho con nuestras iniciativas legales como mencionaba por ejemplo con el fin de la pesca de arrastre de la jibia. Esperamos seguir avanzando con la anulación de la Ley de Pesca. Tenemos la expectativa que será aprobada en la Comisión de Constitución para ir luego a votación en Sala donde esperamos que también sea aprobada. Para ello en conjunto con el mundo de la pesca artesanal haremos todas las presiones sociales, políticas y legislativas para anular esta ley que se constituyó producto del cohecho para favorecer a las pesqueras privadas que se apropiaron de los recursos que son de todos los chilenos.

Últimamente ha existido un permanente cuestionamiento a la Cámara de Diputados por el tema de las asistencias y por los excesivos gastos de los parlamentarios ¿Qué le parece ese debate?

Como parlamentarios siempre somos fiscalizados por la ciudadanía, estamos en el escrutinio de la opinión pública, por tanto tenemos que tener un comportamiento acorde con las exigencias que suponen a las autoridades de un poder tan importante como el legislativo. Nosotros tenemos toda nuestra disposición para apoyar la rebaja a los sueldos, porque los parlamentarios tenemos una remuneración excesivamente alta que tiene que rebajarse en forma significativa en un 50 por ciento para acercarse un poco más al sueldo promedio que tiene un profesional en Chile. Hay que revisar y corregir las situaciones incorrectas que se hayan dado en la Cámara de Diputados y en el Senado. Pero esa necesaria autocritica y voluntad de transparencia no tiene que ocultar que el actual Gobierno tiene la intención de denigrar al poder legislativo porque la Cámara de Diputados es la que fiscaliza al Gobierno y si no tuviéramos mayoría opositora, si no hiciéramos nuestro trabajo, por ejemplo, cuando cuestionamos el nombramiento del hermano del Presidente como embajador en Argentina o cuando votamos la Ley de Presupuestos, el Gobierno no tendría contrapeso y podría imponer sus políticas neoliberales y privatizadoras con total libertad. Por lo tanto es muy importante relevar el rol que tiene la Cámara de Diputados y en ese sentido el Gobierno ha torpedeado nuestro trabajo ha intentado negar recursos básicos para hacer nuestra tarea, entonces, ahí veo que hay un intento de debilitar a los poderes que fiscalizan.