Lautaro Carmona, Karol Cariola, Bárbara Figueroa, Camilo Sánchez y Juan Andrés Lagos entregaron sus impresiones.

Radio Nuevo Mundo. 02/01/019. Distintos actores políticos vinculados al Partido Comunista que participaron del “caldillo de congrio con receta nerudiana” ofrecido a la prensa, realizaron su proyección de lo que será este año político 2019, en donde a juicio de estos personeros/as estará marcado por una fuerte agenda neoliberal propiciada por el gobierno y el recrudecimiento de una fuerte represión a la movilización social, siendo el desafío de las fuerzas de oposición impedir el retroceso en el ámbito de los derechos ciudadanos.

En primer término el Secretario General del PC, Lautaro Carmona, expresó que el gran desafío para este 2019 es articular a las fuerzas de oposición, entendiendo que todas las miradas y puntos de vista son necesarios para lograr la unidad, pues en caso contrario se estaría allanando el camino al triunfo del oficialismo en los próximos comicios municipales y de gobernadores regionales e incluso pudiendo reeditar este éxito electoral en las futuras elecciones presidenciales.

Lautaro Carmona además ejemplificó con los hechos cruentos ocurridos en la Araucanía, la necesidad de que las colectividades de impronta democrática puedan lograr puntos de encuentro en temas tan sensibles como estos, agregando que de no producirse este acercamiento, será la historia quien juzgará quien tuvo más o menos voluntad de lograr la convergencia que el país reclama.

Por su parte, la diputada comunista Karol Cariola acusó al gobierno de Piñera durante este 2018 de ejecutar una “pirotecnia política”, pues se abocó a elaborar medidas en favor de los empresarios, mientras la ciudadanía veía como la situación económica del país está en crisis empeorando aún más y ámbitos como la educación y la salud aún sufren grandes deficiencias, las cuales a su juicio se incrementan día a día.

Karol Cariola advirtió además que en su última cadena nacional Sebastián Piñera dejó claro que este 2019 seguirá favoreciendo a los grandes grupos económicos, pues tanto su propuesta previsional, como la reforma laboral que proyecta el oficialismo, no cambian un ápice los actuales modelos impuestos en la Dictadura, los mismos que han traído sólo pobreza y precariedad a miles de compatriotas.

Desde la perspectiva laboral para este 2019, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, sostuvo que desde el mundo sindical estarán muy alerta frente a proyectos como la contrarreforma laboral, el estatuto laboral juvenil o el proyecto del tele trabajo, pues estas iniciativas esconden un interés de los empresarios por disminuir los costos de producción mediante el sacrificio de los trabajadores, así como relativizar sus derechos más esenciales.

Bárbara Figueroa expresó que este 2019 junto con enfrentar el complejo escenario que significan las pérdidas de muchos puestos de trabajo calificados y con estabilidad laboral, también urge debatir sobre el actual modelo productivo de nuestro país, el cual debe definir sus bases para los próximos años pasando de un sistema exportador de materias primas a una mayor manufactura, lo cual pude repercutir en disminuir  las actuales tasas de cesantía, enfatizó la presidenta de la CUT.

Camilo Sánchez presidente de las Juventudes comunistas reflexionó que frente a las señales negativas entregadas por el gobierno el año recién pasado, este 2019 existe el desafío de levantar el movimiento social ante la falta de coordinación de la oposición, deteniendo la agenda neoliberal de Piñera, estableciendo en su remplazo un agenda democrática y de mayor participación popular, labor en que los jóvenes deben cumplir un rol fundamental.

Desde la directiva del Partido Comunista, su personero Juan Andrés Lagos sostuvo que el protagonismo popular será determinante en este 2019 ante un gobierno que no ha cumplido las expectativas en ámbitos como la economía, el empleo, la seguridad pública y el crecimiento productivo, existiendo  incluso sectores que apoyaron la elección de Piñera quienes hoy se sienten defraudados y repudian su gestión al mando del país, lo cual augura un año de alta efervescencia  social en las calles.

Todos los dirigentes coincidieron en que un denominador básico pasa por lograr un gran arco de unidad que pase desde el Partido Comunista, pasando por la DC y el Frente Amplio, pues gran parte de los problemas surgidos en el país el 2018, han sido por que la oposición no ha logrado unificarse para rechazar esta arremetida totalitaria de la Derecha y su gobierno. Por este motivo desde el Partido Comunista insistieron en que este 2019 es fundamental que los partidos políticos se alineen con los movimientos sociales y sus demandas como el gran objetivo inicial para este nuevo año recién que comienza.