Claudia Pascual, Carmen Castillo y Gabriel de la Fuente ingresaron en el Tribunal Constitucional un “téngase presente” por objeción de conciencia institucional.  

Equipo ES. 05/12/018. Las exministras del Gobierno de la Nueva Mayoría, de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, de Salud, Carmen Castillo, y el exministro de la Secretaría General de Gobierno, Gabriel de la Fuente, llegaron hasta el Tribunal Constitucional (TC) para ingresar un “téngase presente” en respaldo al actual reglamento de implementación de la ley de interrupción del embarazo en tres causales. Frente a los requerimientos que presentaron las bancadas de senadores y diputados de Chile Vamos alegando a favor de la objeción de consciencia institucional para establecimientos privados que reciben recursos fiscales.

El texto de los ex secretarios de Estado sostiene a que los legisladores oficialistas están yendo en contra de un decreto supremo aprobado por la actual administración, además, apunta al Ejecutivo por no querer defender su propio reglamento y optar porque sea el TC quien resuelva en su mérito.

La exministra Claudia Pascual expuso que “nos parece tremendamente preocupante que haya dos requerimientos de Chile Vamos tanto de senadores como de diputados que cuestionan este reglamento. En tanto el Gobierno lo que ha hecho es entregar un escrito donde le plantea al Tribunal que resuelva en su mérito. Eso es tremendamente complejo porque el Gobierno no defiende su propio reglamento”.

“Para nosotros es fundamental que aquí esté garantizado el derecho de las mujeres, niñas y adolescentes a decidir si quieren mantener o interrumpir un embarazo estando en situación de riesgo de vida, en inviabilidad fetal letal o producto de una violación. Ese derecho hoy día se estaría limitando por la vía del requerimiento que ha interpuesto Chile Vamos que estaría impidiendo y limitando a instituciones privadas, que hoy están ejerciendo por subrogación la función pública de la atención de salud, se declaren objetoras de conciencia institucional”, añadió Pascual.

En la misma línea Carmen Castillo explicó que los establecimientos privados que reciben recursos fiscales como están cumpliendo la labor de salud pública en lugares donde la red del Estado no llega no pueden negarse a cumplir la norma.

“Una institución de salud en el ámbito de la ginecobstetricia que recibe fondos del Estado a través de un decreto no puede en si como institución ser objetora de consciencia, porque cumple un rol del Estado, un rol de extensión del sistema nacional de salud y eso lo señalamos en el ‘téngase presente’”, aseveró.

Gabriel de la Fuente, en tanto, llamó al Ejecutivo a dar cuenta a la ciudadanía de por qué decidió no responder al requerimiento de los congresistas de su misma coalición en desmedro de las mujeres del país.

“Hay una incoherencia del Gobierno. El Gobierno tiene que explicarle a las mujeres particularmente y a la ciudadanía en su conjunto, el por qué un Gobierno que dicta un decreto supremo, que es un reglamento que regula el tema de la objeción de conciencia institucional cuando es requerido por el Tribunal Constitucional para que emita su opinión, este Gobierno se limita a decir que el Tribunal Constitucional falle en su mérito y no defienda su reglamento. Ahí hay una inconsistencia de parte del Gobierno que debe dar una explicación”, señaló.

Además, Claudia Pascual dijo que la situación para el Gobierno es preocupante ya que ellos le aseguraron a la ciudadanía que iban a cumplir con la ley de interrupción en tres causales.

“Lo que nos parece más complejo es que hay una falta de coherencia en tanto le han dicho públicamente a las mujeres del país que ellos van a hacer respetar la ley y sin embargo después se realizan estos requerimientos que buscan limitar la implementación de la ley”, subrayó.

Y agregó que “este Gobierno no ha sido un coadyuvante para una implementación a cabalidad de esta legislación por eso frente a esta nueva acción que presenta la derecha para dar otro debate por la objeción de conciencia institucional es que hemos hecho esta presentación para defender los elementos que nos parecen pertinentes”.