Ante ola de despidos se difundió formulario para establecer un registro de los cesados. En tanto, estremecidos están trabajadores de TVN por desvinculaciones.

Equipo ES. 04/12/018. Cuando superan el medio millar los profesionales y trabajadores despedidos de distintos medios de comunicación en todo el país, el Colegio de Periodistas inició una campaña para que se inscriban los reporteros que fueron despedidos durante este año.

Para tal efecto, se envió a correos electrónicos de periodistas y se dispuso en la página Web de la organización gremial, un formulario a llenarse, en que se pregunta el nombre, lugar en el cual se produjo la desvinculación (despido), cargo del cual fue desvinculado, si estaba a contrata u honorarios en el sector público y o el privado.

Según dirigentes de la entidad, son cientos los profesionales de la prensa que durante este año fueron cesados en sus trabajos, tanto en el sector público, como en medios de comunicación y otras empresas privadas.

En un comunicado, se expresó que “ante los despidos masivos que afectan a nuestro sector, tanto en la administración pública como en el ámbito  privado, en el área de las comunicaciones y medios de comunicación, el Colegio de Periodistas de Chile convoca a los y las colegas que hayan sido despedido durante 2018, registren su situación en la plataforma que hemos creado para tal efecto”.

En el texto de añadió que “esto tiene como propósito contar con antecedentes reales que nos permitan seguir las acciones que correspondan en beneficios de nuestros y nuestras afiliadas/os y de todos/as los/as  colegas en todo el país”.

Se espera que esto contribuya a establecer la realidad en materia de desempleados en este sector, ver situaciones en que se puedan canalizar acciones laborales y judiciales, y también se pueda incentivar a contrataciones en otros sectores o retornos a puestos laborales.

Estremecidos trabajadores en TVN

“Mis compañeros están viviendo un terrible dolor” dijo ante las cámaras televisivas el presidente del Sindicato número de Televisión Nacional del Chile (Canal 7), Roberto Reyes, como un acto de denuncia y de protesta ante más despidos en la televisora.

Con esta situación, van cientos de despidos en distintos canales de la televisión chilena que, en parte, tiene que ver con malos manejos y problemas de gestión, lo que algunos llaman “crisis de la industria”, pero también con millonarios sueldos de directivos y los llamados “rostros” de los canales.

Sobre quienes pasaron al desempleo desde TVN, el dirigente sindical afirmó: “Aquí hoy día hay unos compañeros detrás de cámara, a los cuales respeto, quiero y admiro mucho, que suplantaron a mis amigos anteriores, mis compañeros con 40 años, con 45, con 49 años. De verdad es que la forma en que se hizo esto está mal, mal, horrible”.

Roberto Reyes le mandó un mensaje a Sebastián Piñera. “La televisión pública, señor Presidente de la República, es más allá de una televisión como hoy día se está haciendo. La televisión pública tiene un sentido social, de verdad que es muy importante para nuestra sociedad que este canal siga. De verdad que este canal público no tiene que ser un canal así chiquitito, no podemos seguir nosotros externalizando todo, no podemos seguir diciendo ‘venga la mano de obra más barata’. No”.

Junto a los cientos de despidos en distintos medios televisivos, donde destacan TVN y el Canal 13, se suma la cesantía que afectó a decenas de periodistas y trabajadores de medios impresos, principalmente del consorcio COPESA que edita La Tercera, La Cuarta y revista Qué Pasa.

Reyes además dijo que las medidas que se están tomando son “pan para hoy y hambre para mañana”, porque al final de cuentas los problemas no son los trabajadores de Canal 7, sino las gestiones de directivos y la mala administración de recursos.

Esto se produce, por lo demás, después de que el Gobierno de Piñera otorgara la mitad del presupuesto que requería la televisora pública para su desarrollo, considerando inclusive el canal cultural.